Samantha Arévalo: “Mi fortaleza es la experiencia que tengo”

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

30 Jul 2021 - 0:03

Samantha Arévalo competirá en los 10 kilómetros aguas abiertas, el martes 3 de agosto de 2021, a las 16:30 (hora de Ecuador). - Foto: Armando Prado

Samantha Arévalo: “Mi fortaleza es la experiencia que tengo”

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

16 Ago 2021 - 14:17

Habla pausado. Argumenta y reflexiona cada respuesta. Las palabras de Samantha desbordan de deseo de lograr un sueño. “Son varios años de preparación, de aprender y de soñar, de ponernos objetivos y de colocar a Ecuador donde se merece”.

La nadadora ecuatoriana, especialista en aguas abiertas, no se siente favorita para la maratón de los 10 kilómetros el próximo martes 3 de agosto, a las 16:30 (hora de Ecuador).

La carrera tiene lugar en el Parque Marítimo de Odaiba, con la presencia de las 25 nadadoras clasificadas. Varias de ellas son las mejores del mundo.

“Como en todos los deportes, tenemos la presencia de muchas nadadoras jóvenes que vienen con fuerza. Es muy complicado predecir lo que pasará”, añade.

Todas son tan competitivas que la diferencia entre una y otra son meras fracciones de segundo.

Ese escenario, con incertidumbre y todo, le permite soñar. “Mi mayor fortaleza es la experiencia que tengo en aguas abiertas. Hemos competido contra las nadadoras que vamos a encontrar en Tokio y sabemos del trabajo que realizamos por varios años. Yo sé quienes son ellas y ellas saben quién soy yo”.

“Es difícil sentirse una de las favoritas cuando estarán presentes las 15 mejores nadadoras del mundo”.

Arévalo anota que puede haber otros factores externos con capacidad para interferir en los resultados, como la temperatura del agua. “Hay nadadoras que se acostumbran más al agua fría o al agua caliente. También dependerá de cómo se presente el día”, explica.

En Japón, la temperatura promedio es de 30 grados durante el verano y para el día de la competencia se anuncia un alto porcentaje de humedad: puede llegar al 70%”. Varios deportistas reclaman ya por el calor.

“Yo sé quienes son ellas y ellas saben quién soy yo”.

Con esas premisas, la nadadora ecuatoriana planea la estrategia con el entrenador nacional Luis Fernando Enderica.

“Después de cinco años de entrenar en Europa, tomamos la decisión de realizar la parte final de mi preparación en Cuenca”, narra Samantha.

La capital azuaya ocupa un lugar especial en la vida de Samantha pues vivió allí cuatro años. En el club de los Hermanos Enderica se introdujo en las pruebas de aguas abiertas, puesto que antes era especialista en las pruebas en piscina.

“Por eso, cuando decidimos con Luis Fernando que debíamos hacer un entrenamiento en ciudades de altura, decidimos que no hay mejor lugar que Cuenca”.

Samantha Arévalo siente que llega a los Juegos de Tokio en su mejor forma. Se entrenó tres años en Italia y los dos últimos en Francia. Los dos últimos meses los hizo en Ecuador, luego de lograr, en Portugal, la clasificación a los Olímpicos.

“Son varios años de preparación, de aprender y soñar, de ponernos objetivos y de colocar a Ecuador donde se merece”.

La experiencia de vivir en Europa le permitió aprender idiomas, adentrarse en la cultura italiana y francesa y en sus formas de vida.

Nunca olvida de dónde viene, Macas, en Morona Santiago. Allí aprendió a nadar cuando tenía cuatro años. Allí escogió este deporte como un estilo de vida y como su profesión.

Tenía 16 años cuando debutó en los Juegos Olímpicos: fue en Londres 2012. Allí compitió en los 800 metros en piscina.

Después de esa participación, se cambió a la maratón acuática de 10 kilómetros. En los Juegos de Río 2016, se ubicó en noveno lugar. El reto es mirar para adelante y superar ese resultado.

Noticias relacionadas

      Ícono lo más leídoLo más leído