Kevin Canchingre: no recibe ayuda, pero sueña con llegar a Tokio 2021

Jugada

Autor:

Doménica Figueroa

Actualizada:

21 Feb 2021 - 0:05

El atleta ecuatoriano, Kevin Canchingre, durante uno de sus entrenamientos de salto triple. - Foto: Cortesía

Kevin Canchingre: no recibe ayuda, pero sueña con llegar a Tokio 2021

Autor:

Doménica Figueroa

Actualizada:

21 Feb 2021 - 0:05

Al ecuatoriano de 22 años le llamó la atención el deporte desde que tenía ocho, porque dos de sus tres hermanos entrenaban diferentes disciplinas del atletismo y él no se quedó atrás. Ahora busca un cupo para Tokio 2021.

Desde sus inicios en la provincia de El Oro, Kevin Canchingre pasó por carreras de vallas, salto alto, maratones y otras pruebas hasta llegar al salto triple, especialidad en la que se profesionalizó.

El deportista oriundo de Machala hace parte de la nueva generación del atletismo local. Canchingre destacó en presentaciones fuera del país junto a figuras como Glenda Morejón, David Hurtado y Ángela Tenorio.

El atleta orense representó a su provincia entre 2009 y 2016. Sin embargo, a partir de 2017 pasó a ser parte de la Concentración Deportiva de Pichincha por “el potencial” que el entrenador Luis González vio en él, según cuenta el deportista.

A sus 17 años tomó la decisión de ir a vivir junto a su entrenador en Quito “hasta ser legalmente atleta de la provincia de Pichincha”. Sin embargo, su situación económica lo obligó a retirarse del atletismo por un período de dos años.

Entre los entrenamientos y buscar el sustento económico, Kevin Canchingre decidió trabajar como guardia de seguridad en bares y discotecas. El atleta no tenía otra forma de mantenerse porque no recibía sueldo de la Concentración.

“Yo me retiré por cuestiones económicas. Comencé a trabajar para costear mi alimentación y hospedaje“, aseguró Kevin Canchingre en un diálogo con PRIMICIAS.

El trabajo en las noches y madrugadas, la falta de descanso y los entrenamientos hicieron que además sufra un desgarre muscular en la pierna izquierda y quede fuera de las competencias.

Ya recuperado de su lesión, en 2020 retomó los entrenamientos y regresó a la competencia en el Gran Prix Sudamericano de Atletismo Richard Boroto y el Nacional de Atletismo. Tras estas competencias se planteó un solo objetivo: clasificar a los Juegos Olímpicos en la modalidad de salto triple.

Ahora, Canchingre cumple jornadas dobles en la pista de la Concentración de Pichincha junto a su nuevo entrenador, el cubano Luis Small.

En lo deportivo, el atleta cuenta que cada vez se siente mejor y confía en llegar a la marca de 17 metros y 12 centímetros que necesita para clasificar a Tokio 2021. Aunque su mejor marca registrada en competencia es de 15 metros y 86 cetímetros.

Actualmente, el machaleño solo se dedica a los entrenamientos, pero no recibe sueldo de ninguna institución ni tampoco trabaja.

¿Cómo se mantiene entonces? El deportista comenta que formó un grupo con otros seis atletas sudamericanos y centroamericanos de los cuales solo cuatro reciben un salario de sus federaciones y los reparten para todos.

Sobre su alimentación y vivienda, el atleta de 22 años cuenta que deportistas colombiamos que hacen 400 metros planos lo ayudan. Su Comité “le paga a la Federación Ecuatoriana de Atletismo para que los atiendan en Ecuador y todos los días desayuno, almuerzo y ceno totalmente gratis con ellos”.

Mientras intenta mantener la ayuda económica que tiene y busca otros sustentos, Kevin Canchingre confiesa que continúa entrenando para sus próximas competencias tanto en Colombia como en Ecuador.

“Antes de competir aquí tenemos tres torneos en Colombia que son preparatorios. Son para afinar la carrera y el salto”.

El atleta ecuatoriano iniciará sus competencias el 10 de marzo en Colombia, pero en abril volverá al país para el Grand Prix que se desarrollará en Cuenca, en donde intentará hacer la marca mínima en salto triple y clasificar a sus primeros Juegos Olímpicos.

Si Canchingre logra obtener el cupo a Tokio 2021, en su categoría, sería el tercer ecuatoriano clasificado a unos Juegos Olímpicos a lo largo de la historia.

José Quiñaliza fue el primer clasificado ecuatoriano en salto triple en los Juegos Olímpicosde Seúl 1988 y Adrián Sornoza el segundo, en Londres 2012.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas