Lissette Antes se despide de la lucha para recibir a su segundo hijo

Jugada

Autor:

Daniel Sánchez

Actualizada:

16 Jun 2020 - 0:05

Lissette Antes se enfrentó a la colombiana Jackeline Renteria, en cuartos de final, cayó por un punto en el último round del combate. - Foto: Ministerio del Deporte

Lissette Antes se despide de la lucha para recibir a su segundo hijo

Autor:

Daniel Sánchez

Actualizada:

16 Jun 2020 - 0:05

La luchadora olímpica decidió no seguir en el deporte al enterarse que estaba embarazada, tras su fallido intento de llegar a Tokio 2021 en el clasificatorio panamericano, realizado en Canadá en marzo pasado.

Lissette Antes cerró su carrera deportiva cumpliendo uno de sus anhelos, colgarse el oro panamericano en Lima, Perú, en 2019. La deportista nacida en Esmeraldas, pero formada deportivamente en Loja, llegó a tierras peruanas tras un retiro de dos años.

Después de su participación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, Antes había decidido no seguir con su carrera por problemas que tenía con varias hernias en su espalda, que llegaban a paralizarla si sufría un impacto fuerte, algo muy común en su disciplina.

Por su coraje, la atleta de 29 años pudo clasificar a los Juegos de Río, incluso ganando el clasificatorio mundial en su categoría (58 kilogramos), disputado en Mongolia en 2016, soportando el dolor y cuidándose de los impactos.

En Brasil no pudo disfrutar de la competencia, en la que cayó ante la alemana Luisa Niemesch, a quien precisamente había derrotado en la final del clasificatorio, pero en esta ocasión la movilidad de la ecuatoriana era mínima.

Al regresar al país dejó el deporte, tuvo a su primer hijo y se dedicó a trabajar como presidenta de la Federación Deportiva de Loja, donde llegó como representante de los deportistas.

Por ese retiro, la luchadora se perdió los Juegos Bolivarianos y Sudamericanos, en los que defendía la medalla de oro alcanzada en Trujillo 2013 y Santiago 2014, respectivamente.

Su esposo también es luchador, y una lesión lo obligó a visitar a un traumatólogo. El médico recomendó que la luchadora asista a un neurocirujano, que le ayudó a Lissete Antes a volver a la colchoneta.

En los Juegos Panamericanos de Lima 2019, Antes tuvo un torneo impecable y sin dolores llegó al combate por el oro contra la estadounidense Jenna Burket. La venció para quedarse con la medalla por primera vez en su carrera.

Reservada en su forma de ser, Antes ha sabido enriquecerse de sus viajes a distintos países para representar al Ecuador. Aunque no tiene muchas amigas, considera que la colombiana Jackeline Rentería, quien la venció en los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, es una de sus más cercanas amigas dentro del deporte.

Precisamente, a los Juegos Olímpicos de Londres los recuerda de manera especial. Era la primera gran meta que se había propuesto cuando empezó a entrenar lucha en 2007. Pero tampoco pudo llegar físicamente en su mejor forma, pues precisamente en el clasificatorio, realizado en Estados Unidos, en el combate que daba el cupo olimpico ante la brasileña Joice Silva, se distendió los ligamentos, lo que no le permitió luchar en la final.

Y una semana antes de viajar a Londres, se rompió el meñisco de su rodilla. Aunque incluso el ministro de deporte de ese año, José Francisco Cevallos, le pidió que no arriesgara su estado físico, la luchadora participó y llegó a cuartos de final ante Rentería.

Lissete Antes tuvo una carrera de 14 años, que inició por el impulso de sus hermanos, con quienes se trasladó a Loja cuando era una niña, junto a su madre.

La insistencia de sus entrenadores le impulsaron a formarse en la lucha, y su primer triunfo en los Juegos Panamericanos Juveniles en México, en 2009, le hicieron quedarse en esta disciplina, con el objetivo de darle una mejor vida a su madre.

La meta se cumplió, pues incluso pudo entregarle una casa, que le otorgó el Ministerio del Deporte por su notable participación en Londres. Además formó una familia con uno de sus compañero de entrenamiento, quien ahora es su esposo, y padre de sus dos hijos.

A un año de terminar su gestión en la Federación, Antes pondrá fin también a su gestión dirigencial. Aspira a ser entrenadora en los próximos años.

Aunque ahora está más preocupada de evitar un contagio del Covid-19, para no tener problemas con su embarazo.

Cuando la pandemia le permita, la luchadora tiene planificado su despedida del deporte. La Federación Ecuatoriana de Lucha la reconocerá en el primer torneo nacional que se pueda realizar. Por su parte, en Loja se prepara un evento que sea un merecido final para una carrera exitosa.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas