Solines: “Queremos que la FEF camine sin importar quién esté al mando”

Jugada

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

21 Mar 2022 - 0:05

Nicolás Solines junto a Francisco Egas, durante el lanzamiento de la tercera edición del Programa de Gestión Deportiva, el 11 de marzo, en Quito. - Foto: FEF

Solines: “Queremos que la FEF camine sin importar quién esté al mando”

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

21 Mar 2022 - 9:04

Nicolás Solines, secretario general de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), señala que uno de los retos que se planteó la administración de Francisco Egas es crear procesos internos y una estructura sólida. Además, los dirigentes buscan darle más importancia al fútbol infanto-juvenil.

Nicolás Solines dice convencido que en la nueva administración de la FEF están “sembrando raíces” desde lo administrativo, jurídico y por su puesto, lo deportivo.

El principal legado de este equipo, agrega, sería que la Federación camine sin importar quién esté a la cabeza.

Para eso, se ha conformado un equipo multidisciplinario capaz de atender ciertas áreas específicas “de las muchas que existen en el mundo del fútbol”.

En una entrevista con PRIMICIAS, el secretario general de la FEF, que antes tenía el cargo de asesor legal, explica con qué se encontró en el área jurídica, el déficit que existe en la Ecuafútbol, la relación con la LigaPro y la logística que está preparando la Selección para Catar 2022.

¿Con qué se encontró cuando entró al área legal de la FEF?

Sin entrar en el fondo del manejo jurídico como tal, el mayor defecto que tenía era que todo estaba concentrado en un solo poder. Hoy en día, cuando tienes tanta diversidad en el campo jurídico, no es tan sano.

Es mejor tener un equipo de profesionales que sea multidisciplinario y que pueda atender ciertas áreas específicas de las muchas que hay en el mundo del fútbol.

Eso fue lo que yo me planteé cuando entré: tener algo más estructurado y con más gente, que nos permita diversificar quién se hace cargo de qué cosas, profesionalizar el área y tener mayor tecnicidad en la forma de trabajo.

¿Había mucho desorden?

Una de las cosas que se ha querido hacer en la nueva administración es tener muchos más proceso internos. Una herencia negativa del fútbol es la informalidad con la que se manejaban muchas cosas y eso responde a la falta de procesos. Si tú llegas a un sitio y sabes cómo hacer determinada cosa, porque así está escrito, no tienes en dónde perderte.

¿Cómo está conformada el área jurídica de la FEF?

Hay dos grandes áreas. Una es la parte deportiva, en donde hay todo el tema de reglamentos internos; consultas que te hacen distintos órganos de la FEF y lo que está relacionado con el fútbol como tal.

Pero también hay una parte empresarial. Es como en cualquier otro organismo, existen temas tributarios, laborales y juicios. Más allá de que es una institución deportiva, es transversal y se rige por normas generales en derecho.

El equipo jurídico lo conforman cinco personas encargadas de: talento humano, competiciones, integridad, cumplimiento, y otra abogada junior que asiste un poco a todas las partes.

¿Las dos últimas administraciones de la FEF dejaron una carga importante de juicios?

Sí, de hecho, la FEF hizo un levantamiento de cuántos juicios tenía. No recuerdo el número. Eran bastantes, pero muchos de esos estaban inactivos, no se habían movido.

Lo que más tenemos son juicios laborales en contra de la FEF, precisamente por la informalidad que se manejó en cuanto a relaciones laborales, o en otros casos por gente que ha querido sostener que tuvo una relación laboral con la institución, cuando en realidad no existió. En general son cosas que se han arrastrado de otras administraciones. Hoy tratamos de ser preventivos en ese contexto.

¿Cuánto ha costado, desde lo administrativo y económico, poner las cosas en orden?

Lo principal cuando se quiere generar un cambio positivo es involucrar a la gente. En la medida en que logres eso y le transmitas y le hagas interiorizar la necesidad de un cambio, los procesos son más sencillos, pero al mismo tiempo esa es la parte más difícil.

Hay funcionarios relativamente nuevos, otros que llevan muchos años en la institución, a veces con ellos es más difícil generar ese chip de cambio, porque están acostumbrados a hacer las mismas cosas, pero mal o bien se contagian de lo disruptivo.

En lo presupuestario han sido años muy difíciles por la pandemia. Hemos tratado de hacer cambios internos, por ejemplo temas tecnológicos y estructurales. Porque todo eso representa una motivación para el trabajador.

¿Quedó muy endeudada la FEF después de la administración de Carlos Villacís?

Heredamos una FEF con muchas deudas. Se ha tratado de sanear esas deudas viejas. La pandemia no nos ha permitido tener la liquidez que estaba prevista.

Solo en tema de taquilla te das cuenta la afectación que te genera un desbalance, pero estamos seguros de que con el trabajo de nuevos sponsors, taquillas y las actuaciones de la Selección, esperemos que en un mediado plazo equilibremos el déficit que hoy existe.

¿Cómo es la relación de la FEF con LigaPro?

La relación es estrecha en tanto y en cuanto LigaPro se enfoque en organizar los torneos de Primera Categoría de Ecuador y nosotros como Federación velemos por el bienestar y el derecho de nuestros afiliados.

El campeonato ecuatoriano está devaluado. Se evidencia en presupuestos y poca asistencia de público a los estadios. ¿Le preocupa eso a la FEF?

Si es que hablamos de un producto devaluado, es importante contextualizar. La pandemia ha afectado en todo sentido, desde el mismo interés o tranquilidad de la gente de ir a un estadio.

Es algo que se puede y se debe ir reconstruyendo, pero para eso es relevante que el fútbol entre en sintonía con los tiempos actuales de la industria.

¿Cómo se está armando la logística para Catar?

Como Federación queremos respetar los tiempos. Más allá de que ya tengamos una clasificación casi asegurada, debemos ser cautos, por respeto a nuestro rivales. Todo debe hacerse a su debido momento. La visita de Francisco (Egas) a Catar, en febrero, implicó tener una visión preliminar de todo.

Con la clasificación confirmada, la idea es que se trabaje en la logística. Internamente, ya estamos haciendo ciertas averiguaciones y contactos para no estar desprevenidos.

¿Se hará un trabajo turístico y a nivel país?

A nivel país creo que siempre el estar en un Mundial te abre muchas puertas, rebasa lo deportivo. Es una estrategia gubernamental. En lo que esté en nuestras manos, apoyaremos en todo lo necesario para sacar un beneficio de la participación de Ecuador, pero no lo vamos a manejar directamente.

¿Qué pasó con las entradas para el partido ante Argentina?

Fue una pena que no hayamos mantenido la venta virtual. Hemos pedido disculpas a todos los aficionados. Sobrepasó a la empresa encargada de emitir los boletos y nos sobrepasó a nosotros. No imaginamos que iba a haber tanta gente que quiso comprar entradas.

Hubo un problema técnico. Por ejemplo, en partidos anteriores de Eliminatorias, teníamos entre 10.000 personas visitas en las primeras horas. Ahora tuvimos cerca de 480.000 visitas.

Eso habla de que la gente se ha vuelto a conectar con la Selección.

Sí, precisamente eso es uno de los logros más importantes. Con un grupo de jugadores jóvenes, además de una inminente clasificación, hemos logrado despertar un sentimiento de unión en el país.

El hecho de que se jueguen dos partidos en Guayaquil, entre otras cosas, también es para hacerle sentir a la gente que la Selección es de todos los ecuatorianos.

Queremos hacer las cosas distintas, lograr una transformación y alcanzar objetivos importantes. Lo bueno que estamos haciendo es sembrar raíces, que haya una FEF que camine sin importar quién esté al mando, porque hay procesos armados y una estructura. Ese es el legado que queremos dejar como equipo.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas