Pérdida de fuerza y técnica en futbolistas preocupa a preparadores físicos

Jugada

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

1 Abr - 0:05

Holger Matamoros, jugador de El Nacional, realiza trabajos aeróbicos en la sala de su casa. - Foto: Primicias

Pérdida de fuerza y técnica en futbolistas preocupa a preparadores físicos

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

1 Abr - 0:05

PRIMICIAS entrevistó a tres integrantes del cuerpo técnico de equipos del fútbol ecuatoriano. Todos enviaron rutinas de entrenamiento para que los jugadores las desarrollen en sus casas, durante el período de confinamiento por el coronavirus. Les preocupa que no todos cuenten con el mismo espacio o implementos para llevar a cabo los “entrenamientos”.

Juan Carlos Ángel, Universidad Católica

El preparador físico aseguró que sus futbolistas se mantienen activos de martes a domingo. El principal objetivo es “minimizar la pérdida de las capacidades atléticas”.

Los jugadores de Católica realizan una rutina en la mañana y otra en la tarde. Ambas duran entre 30 y 40 minutos. Principalmente, consisten en trabajos de resistencia aeróbica y circuitos para trabajar el tren inferior y superior. Éstos se realizan con ligas especiales que el equipo maneja en el gimnasio.

“Tratamos de que el jugador, con los medios que tiene, con la creatividad de cada uno, ejecute un plan de trabajo que enviamos. A pesar de que el espacio de cada uno no es muy grande, tienen que buscar la forma de adaptarse”, asegura Ángel.

Además, señala que la parte técnico-táctica es lo que más le preocupa. “Es algo que se practica y se mejora a diario, con el paso de los entrenamientos y ahora no lo tenemos”.

También indicó que dentro de los ejercicios de protocolo que ejecutan todas las semanas, se incluyen el fortalecer las partes estructurales. Es decir: gemelos, bícep femoral y abductores. Ahora los futbolistas siguen esas rutinas para evitar lesiones en un futuro.

Harold Rodríguez, El Nacional

Por su parte, el preparador físico del equipo militar es consciente de que no todos los jugadores cuentan con las mismas comodidades, en cuanto a implementos deportivos o espacios para correr. Por eso, las rutinas que envió a cada futbolista dependieron de lo que cada uno tiene en su casa.

“Hay algunos que tienen patio, otros que pueden trabajar en el parqueadero. Allí pueden correr y hacer resistencia intermitente en tres series de 10 minutos cada una“, reveló.

Además, recalcó que, entre serie y serie, hacen ejercicios de fuerza funcional. En este contexto, trabajan con el peso de su cuerpo. También desarrollan ejercicios de agilidad y fuerza de brazos.

Mientras tanto, quienes no cuentan con esos espacios, hacen “pequeños movimientos en zig zag” en lugares como la sala o comedor. En tanto, los que cuentan una bicicleta estática o una banda para trotar, realizan tres series de 15 minutos, a 14 kilómetros por hora. De igual forma, entre cada serie tienen que hacer rutinas de fuerza funcional.

La premisa en El Nacional es trabajar la fuerza, ya que es “la base del fútbol”. Según Rodríguez, necesitan que los jugadores mantengan activo ese aspecto, para que cuando se retomen los entrenamientos formales “tengan un 70% de las capacidades” y a partir de ahí volver a la normalidad.

Adrián Navarro, Aucas

Navarro confesó que les facilitaron a los futbolistas planes de entrenamiento, sobre todo en la parte “aeróbica, de fuerza y técnica”. También afirmó que les proporcionaron materiales propios del equipo para realizar las rutinas y que la mayoría de trabajos lo hacen con su propio peso.

“Para nosotros va a ser un nuevo comenzar. No desde cero porque hay mucho profesionalimso y dedicación de los jugadores. Ellos nos mandan videos con el trabajo que hacen a diario“, afirmó el integrante del cuerpo técnico.

“Para la intensidad con la que se juega, hay que estar fuerte muscularmente. Otro factor importante es el cuidado de los ligamentos, tendones y articulaciones; tienen que estar en condiciones óptimas para realizar esfuerzo y que no aparezcan lesiones”, destacó Navarro.

Por último, los tres preparadores físicos le contaron a este medio que monitorean todos los días el trabajo de los deportistas. También realizan videoconferencias para escuchar cómo se ha sentido cada uno de ellos y retroalimentarse de los trabajos.

Además, coinciden en que, una vez retomadas las prácticas en cancha, tendrán que llevar a cabo test valorativos de fuerza, resistencia, antropometría, flexibilidad y pérdida o aumento de niveles de grasa corporal. Los tres afirmaron que necesitarán “entre dos y tres semanas” para poner en buen estado a sus dirigidos.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas