Santiago Montenegro pensó retirarse del ciclismo en 2016 por una lesión

Jugada

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

8 Dic 2020 - 0:05

Santiago Montenegro llegando a la meta de la sexta etapa de la Vuelta al Ecuador, el 28 de noviembre de 2020. - Foto: Cotesía: Vuelta al Ecuador

Santiago Montenegro pensó retirarse del ciclismo en 2016 por una lesión

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

8 Dic 2020 - 12:13

Sobre el final de la temporada 2016, el ciclista nacido en el Playón de San Francisco (Sucumbíos) vivió uno de los momentos más difíciles de su carrera. Un dolor muscular en su rodilla derecha lo tuvo dos meses sin actividad y sin un diagnóstico concreto.

“Hay momentos difíciles, en donde uno solo piensa en botar la toalla y decir hasta acá llegué. Pero es pasajero. Por suerte he podido superar esos malos ratos”, contó Santiago Montenegro, de 22 años, reciente campeón de la Vuelta al Ecuador.

En una charla con PRIMICIAS, el corredor recordó que el dolor era tan fuerte que no podía pedalear más de 10 kilómetros. Nadie le daba una solución. En Tulcán se sometió a tratamientos, pero la molestia seguía y se hacía más fuerte.

Montenegro pasó días complicados. “Los médicos solo me decían que tenía una inflamación en la rodilla y me mandaban medicamentos. Pero el dolor no se iba”. Ante la falta de una respuesta, a Montenegro se le pasó por la cabeza volver a estudiar.

En ese entonces, el ciclista fue llamado por Santiago Rosero para correr por el Movistar. Montenegro le explicó su situación al entrenador. “Me dijo que vaya a Quito para hacerme exámenes. Ellos asumieron los gastos. Fui a una fisioterapeuta y me dio un diagnóstico: sobrecarga del vasto interno de la rodilla derecha“.

A partir de ahí, recibió terapias y su lesión evolucionó favorablemente. Sin embargo, el ciclista pensó en dejar el deporte, ya que fueron dos meses de incertidumbre. Recordó que pasaba mucho tiempo visitando médicos y haciéndose exámenes.

Montenegro salió más fuerte y consiguió victorias importantes en su carrera como: Medalla de oro en el Panamericano de ciclismo de ruta Sub 23 (2019), quinto puesto en la Vuelta a Miranda (2019), segundo lugar en la Etapa 5 del Tour de l’Espoir (Camerún, 2019), campeón de la Vuelta al Ecuador (2020), entre otros.

Sus inicios

La primera vez que el corredor se subió a una bicicleta fue a los cinco años, influenciado por su padre, quien fue atleta. Semanas después se inauguró una escuela de ciclismo en el Playón, liderada por Juan Carlos Rosero y Raúl Huera, quienes fueron sus primeros entrenadores.

“Ahí me di cuenta de que tenía talento. Me iba bien en las carreras y cada vez me sentía más cómodo. Al principio montaba una bicicleta convencional. A los 10 años, Huera me prestó una bicicleta profesional y nunca más me despegué del deporte“.

Sus padres siempre lo apoyaron. Montenegro sabía que la situación económica de su familia era difícil, pero aun así salía a rodar en las calles. “De todas formas conseguíamos los recursos para comprar implementos y pedalear”.

Aunque su familia quería que solo se dedique a estudiar, Montenegro combinaba con éxito ambas actividades. Por ejemplo, en el colegio fue abanderado en la primaria y fue parte del bachillerato internacional. “En un momento me di cuenta de que quería hacer del ciclismo mi profesión y abandoné los estudios”.

Su mayor motivación

Montenegro está casado y tiene un hijo de un año y ocho meses. Los tres viven en Tabacundo y se mantienen por su cuenta. Su esposa, Elizabeth, estudió administración de empresas y comercio exterior y actualmente trabaja como contadora en una empresa nacional.

El ciclista contó que poco a poco se están consolidando como familia, sobre todo en el aspecto económico. Ambos tienen muchos proyectos en mente, pero por ahora, la prioridad está en construir una casa.

“Mi esposa y mi hijo son mi mayor impulso para levantarme todos los días y superarme en cada carrera. Ellos son mi futuro y quiero su bienestar (…). Por suerte a mi esposa le gusta el ciclismo y eso es clave para mí”.

¿Y su faceta como padre? “Soy muy cariñoso, me gusta compartir tiempo y jugar mucho con él. Mientras mi esposa trabaja yo lo saco a pasear. Ahora que estoy con tiempo libre lo cuido. He aprendido a cambiar pañales y a cocinar. Esta etapa es muy linda“.

Su relación con ‘La Grupeta’

Según Montenegro, su relación con los ciclistas de Sucumbíos y El Carchi, como Jhonatan Narváez, Jefferson y Alexander Cepeda, Jonathan Caicedo y Richard Carapaz es buena. “Somos grandes amigos, siempre conversamos y hay mucho respeto”.

A pesar de que siempre tratan de entrenar juntos, Montenegro prefiere hacerlo solo. “Siempre me ha gustado entrenar por mi cuenta. Ya me acostumbre así. Dicen que entrenar en grupo es más llevadero y se hace menos pesado, pero no lo siento así”.

Planificación del 2021

Montenegro pertenece al Escribano Team de España, un equipo de ciclismo Sub 23, que nació en 2017, y su objetivo es formar y potenciar el rendimiento de jóvenes corredores, para después depositarlos en equipos World Tour.

El ecuatoriano viajará a mediados de febrero para sumarse a su equipo. La premisa, dijo Montenegro, es consolidarse como ciclista y competir en la mayor cantidad de eventos posibles en Europa.

“Espero que sea un trampolín para llegar a un equipo profesional. En cinco años me veo en un equipo grande y siendo protagonista en el Tour de Francia, Vuelta a España y Giro de Italia“.

Ahora, el ciclista descansará por dos semanas, después de haberse consagrado, por primera vez, como campeón de la Vuelta al Ecuador. El corredor también terminó como líder en la categoría Sub 23.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas