Siete años del accidente de Schumacher, el ídolo eterno de la Fórmula 1

Jugada

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

29 Dic 2020 - 11:09

Michael Schumacher es siete veces campeón de Fórmula Uno, cinco con Ferrari. - Foto: EFE

Siete años del accidente de Schumacher, el ídolo eterno de la Fórmula 1

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

29 Dic 2020 - 11:09

La Fórmula 1 sigue rindiendo tributo a Michael Schumacher, siete veces campeón del mundo, retirado de la vida pública desde el accidente de esquí que sufrió un 29 de diciembre de 2013 y que para Ferrari sigue siendo el ídolo eterno.

“Michael Schumacher está siempre en mis pensamientos, pero tengo un respeto absoluto por la decisión de su familia”, afirma el exjefe de la escudería italiana, Luca di Montezemolo, en la edición de este martes 29 de diciembre de 2020 del popular diario alemán Bild.

Alude con ello a la estricta norma de la discreción impuesta por los Schumacher sobre la situación del expiloto en su chalet de Gland (Suiza). Apenas recibe visitas, fuera de las que puntualmente hace el exdirector deportivo en Ferrari, Jean Todt, quien a veces se ha referido a esos encuentros, sin dar detalles sobre su estado.

Montezemolo dirigió Ferrari desde 1991 a 2014, período en que la escudería italiana logró hasta 19 títulos mundiales, entre los recibidos por sus pilotos Niki Lauda, Kimi Räikkönen o Schumacher. “Los tiempos con Michael fueron especiales”, afirma, para añadir que suele rezar por él, pese a que no lo ha visitado desde el accidente en Méribel, en los Alpes franceses.

La familia Schumacher es discreta. El pasado fin de semana, ese mismo rotativo, el más leído de Alemania, incluyó una entrevista con el hijo del expiloto, Mick, quien se prepara para estrenarse en la Fórmula Uno.

“Me parece bien, no me molesta la pregunta ni las comparaciones”, explicó Mick, de 21 años, respecto a la inevitable pregunta sobre Michael. “Mi padre es para mí el más grande. ¿Por qué iba a distanciarme de él?”, añadió el hijo del ídolo, quien debutará con la escudería estadounidense Haas en el Gran Premio de Melbourne, el 21 de marzo de 2021.

Michael Schumacher sigue siendo para muchos el emperador de la Fórmula 1. Su marca de siete títulos mundiales, en 1994 y 1995 con Bennetton y luego los cinco que ganó con Ferrari del 2000 a 2004, fue igualada por el británico Lewis Hamilton esta temporada 2020. Pero al alemán se lo sigue identificando con el título de emperador.

Son siete años desde el accidente del 29 de diciembre de 2013 en esa estación invernal de los Alpes franceses. Por entonces llevaba varios años retirado de la competición. El piloto, que tantos accidentes había superado en los circuitos, quedó al borde de la muerte en una pista de esquí, su otra pasión deportiva.

Su ingreso en una clínica de Grenoble, con politraumatismo craneoencefálico, desplegó un circo mediático que puso a prueba la paciencia de los responsables del centro médico y la capacidad de gestionar los ánimos en una familia emocionalmente al límite.

Su esposa, Corinna, como la exmánager del piloto, Sabine Kehm, se vieron acosadas por los medios a cada entrada o salida del centro. Hubo intentos frustrados de robo de imágenes del accidentado y otros ejemplos de voracidad periodística.

Michael despertó del coma inducido en que había ingresado a los seis meses del accidente. De la clínica de Grenoble se le trasladó a un centro de rehabilitación en Lausana (Suiza) y, de ahí, al chalet de Gland, acondicionado debidamente para su atención, entre equipos de médicos, auxiliares y fisioterapeutas.

Siete años después, Corinna, quien se casó con Michael en 1995 y es madre de sus dos hijos, Gina Maria y Mick, sigue representándolo en actos benéficos y otros eventos. El último de ellos, la gala de la FIA, en diciembre, en la que se proclamó a Hamilton piloto del año, mientras la esposa de Michael recibía un premio honorífico. Otro más en nombre de su marido.

Kehm sigue administrando las relaciones con los medios y las cuentas oficiales de Schumacher en las redes sociales. Corinna acude sonriente y serena donde se la reclama. Ni una ni otra revelan más de lo que juzgan conveniente. El estado de salud de Michael es asunto privado.

El próximo debut de Mick ha desplazado en cierta parte la atención hacia el teórico sucesor en los circuitos, por línea directa, de Michael. Al hijo del ídolo va a costarle imponer su propio estilo. Su mejor asesora es su madre, alguien que lleva un largo trayecto en no caer nunca en la descortesía y a la vez preservarse de indiscreciones.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas