El Tour de Francia 2021, sin frenos y a lo loco

Jugada

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

28 Jun 2021 - 13:00

El ciclista Caleb Ewan, en el piso, después de una caída en la Etapa 3, el 28 de junio de 2021. - Foto: EFE

El Tour de Francia 2021, sin frenos y a lo loco

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

28 Jun 2021 - 13:00

¿Cuándo viviremos una etapa sin caídas? La pregunta de una espectadora en la meta de Pontivy resume bien el sentimiento general de un Tour de Francia que en sus tres primeras etapas ha estado marcado por los percances.

En el tercer día del Tour de Francia, las críticas fueron dirigidas a la organización del evento, que diseñó una llegada vertiginosa, cuesta abajo y en calles estrechas y técnicas.

El final de la tercera etapa pasará a la historia por las caídas y por el enojo de muchos ciclistas y directores, hartos de ver escenas peligrosas que se producen a velocidades increíbles, produciendo lesiones y laceraciones en los competidores.

“Soy padre de familia y cuando veo etapas como la de hoy no quiero que mis hijos sean ciclistas. Muchas madres deben estar pensando lo mismo. Esto no es digno“, gritó Marc Madiot, director del equipo Groupama, que vio como su llegador Arnaud Demare sufría una dura caída y quedaba eliminado para el ‘sprint’.

Su voz fue la más contundente, pero no fue la única que se levantó contra los organizadores del Tour.

Esto es una carnicería. El Tour es la única carrera en la que nadie usa los frenos”, aseguró el director del Education First, Jonathan Vaughters, que vio como el alemán Jonas Rutsch acababa en la tierra.

El principal damnificado de los nervios fue el australiano Caleb Ewan, el gran favorito de los ‘sprint’ tras las cinco victorias que acumuló en las dos pasadas ediciones y que sufrió una dura caída en los 150 metros finales que le obligó a abandonar.

“Forma parte del riesgo del ‘sprint’, pero hemos sufrido el peor escenario posible“, aseguraba su director en el Lotto, John Lelangue. Ewan se arrastró en su caída al eslovaco Peter Sagan, quien parece que sí podrá seguir en carrera.

La sensación general es que el Tour se ha convertido en una carrera de obstáculos. El ciclista español Iván García Cortina recomendó que vuelva la regla de parar el cronómetro de la general a falta de 10 kilómetros para el final en este tipo de etapas.

Esa decisión quitaría nervios y tensión en el tramo final y permitiría a los ‘sprinters’ jugarse la victoria sin que se entrometieran otros ciclistas con intereses diferentes.

El líder de la general, el belga Mathieu van der Poel, también apoyó esa medida. “Fue un descenso muy peligroso y se mezclaron los que se juegan la general y a los ‘sprinters’, esto añade más nervios“, indicó el neerlandés.

Mala suerte para los favoritos

“Solo sé que he perdido tiempo en la meta, pero he llegado totalmente perdido, era un caos total”, aseguró el esloveno Tadej Pogacar, que cedió 24 segundos por detenerse antes de una caída.

Peor suerte corrió su compatriota Primoz Roglic, quien sufrió una aparatosa caída a 10 kilómetros para la meta y acabó cediendo más de minuto y medio con los mejores.

El esloveno se marchó directo al hospital para someterse a exámenes médicos y comprobar el estado de su cadera, visiblemente dañada.

En tres días de competición, las caídas han sido el auténtico protagonista de la carrera y han marcado las diferencias en la general.

Entre los favoritos para la victoria final solo el ecuatoriano Richard Carapaz se ha salvado por ahora de caídas y cortes, y es tercero en la general a 31 segundos de Van der Poel.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas