Assange usó la Embajada de Ecuador como centro de espionaje, dice reporte de CNN

Lo último

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

15 Jul - 19:09

Julian Assange, fundador de Wikileaks, junto a Ricardo Patiño, excanciller del Ecuador, en la Embajada de Ecuador en Londres el 16 de junio del 2013. - Foto: Cancillería del Ecuador

Assange usó la Embajada de Ecuador como centro de espionaje, dice reporte de CNN

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

15 Jul - 19:09

La cadena estadounidense tuvo acceso a nuevos reportes realizados por la empresa de seguridad UC Global que tuvo a su cargo la vigilancia de Julian Assange, en la embajada de Ecuador en Londres. La conclusión es lapidaria: “Assange hizo de la sede diplomática una base de operaciones y orquestó una serie de revelaciones perjudiciales que sacudieron la campaña presidencial entre Hillary Clinton y el republicano Donald Trump”.

Las coincidencias fueron múltiples. “Assange se reunió con ciudadanos rusos y piratas informáticos de clase mundial en momentos críticos de la campaña, a menudo durante horas.

También adquirió nuevos y potentes equipos de computación y de redes para facilitar la transferencia de datos”, dice CNN.

Ocurrió en 2016, pocas semanas antes de que WikiLeaks recibiera materiales hackeados de agentes rusos relacionados con la campaña presidencial de Estados Unidos, explica un reporte de la cadena estadounidense.

La hipótesis es que Assange manejó “personalmente” y “desde la embajada” la filtración de material que terminó por perjudicar a la candidata demócrata Hillary Clinton.

Esta intervención fue tratada en el informe elaborado por el fiscal especial Robert Mueller, que relató cómo WikiLeaks ayudó a los rusos a interferir en la elección de Estados Unidos.

En junio de 2016, cuando la campaña demócrata de Clinton anunció que había sido hackeada también hubo una inusual actividad en la embajada ecuatoriana, relata CNN:

  • Assange recibió, al menos, 75 visitas, casi el doble del promedio mensual: se reunió con un ciudadanos rusos y un pirata informático “considerado en el informe Mueller como potencial mensajero de los correos electrónicos robados a los demócratas”, dice CNN.
  • También en junio, WikiLeaks se comunicó en secreto con hackers rusos, y Assange anunció públicamente sus planes de revelar material nuevo acerca de Clinton. 
  • “Assange sostuvo al menos siete reuniones ese mes con rusos y otras personas vinculadas con el Kremlin, de acuerdo con el registro de visitantes”, consta en el reporte. Entre ellos, una ciudadana identificada como Yna Maximova y con el jefe de corresponsales del canal ruso RT, en Londres.

Y el Gobierno ecuatoriano, entonces presidido por Rafael Correa, al parecer terminó ayudando indirectamente al activista australiano.

“Assange pidió a sus anfitriones que mejoraran su conexión a Internet”, dice CNN.

Y explica que “la embajada le proveyó apoyo técnico para “transmisión de datos” el 19 de junio, el mismo día en que él y sus abogados se reunieron con el entonces canciller de Ecuador, Guillaume Long, de acuerdo con los reportes de vigilancia”.

Los documentos a los que accedió CNN dejan ver que “a medida que se acercaba la elección, los funcionarios de seguridad de la sede diplomática notaron que Assange revelaba algunos de los correos electrónicos hackeados directamente desde la embajada” en donde gozaba de acceso a Internet.

Mueller, según CNN, concluyó que hackers de la agencia de inteligencia militar rusa, conocida como GRU, “atacaron blancos demócratas en el segundo trimestre de 2016 y extrajeron cientos de gigabytes de información”.

Los hackers usaron los pseudónimos en línea Guccifer 2.0 y DCLeaks, “para transferir varios de los archivos a WikiLeaks, atribuirse públicamente la responsabilidad de los hackeos y negar falsamente todo vínculo con Rusia”.

“No puede descartarse que los documentos robados hayan sido transferidos a través de intermediarios que estuvieron de visita a mediados de 2016”, en la embajada de Ecuador, dice el informe Mueller.

Uno de esos socios, dice el reporte de CNN, era el hacker alemán Andrew Müller-Maguhn a quien Assange “conocía desde hacía años”. El alemán visitó a Assange en la embajada varias veces antes de las elecciones de 2016.

Müller-Maguhn acudió a algunas de esas reuniones con otro conocido hacker alemán, Bernd Fix, dicen los documentos.

Hacía lo que le daba la gana en la embajada

El 18 de julio, el mismo día en que se inauguró la Convención Nacional Republicana, un guardia de seguridad de la Embajada de Ecuador abandonó el puesto y salió a recibir, fuera del edificio, un paquete de manos de un hombre enmascarado, según las imágenes de vigilancia obtenidas por CNN.

La empresa de seguridad recomendó el reemplazo de ese guardia, pero el Gobierno de Ecuador lo mantuvo en su puesto.

WikiLeaks filtró más de 20.000 archivos del Comité Nacional Demócrata el 22 de julio, los correos electrónicos expusieron cómo los principales dirigentes preferían a Clinton, dice CNN.

Trump salió rápidamente a capitalizar la situación: “Rusia, si estás oyendo, espero que puedas encontrar los 30.000 correos electrónicos que faltan”, dijo el 27 de julio, según el reporte de CNN.

Haciéndose llamar DCLeaks, los hackers rusos transmitieron luego 50.000 correos electrónicos robados de la bandeja de entrada electrónica del jefe de la campaña Clinton, John Podesta, según el informe Mueller citado por CNN.

El informe del fiscal especial identificó una fecha potencial para la transferencia de datos: el 19 de septiembre.

Ese día, Assange se reunió de nuevo con Müller-Maguhn y los guardias de seguridad observaron a Assange instalando nuevos cables de computadora en su habitación, de acuerdo con los documentos obtenidos por CNN.

WikiLeaks comenzó a revelar los correos electrónicos de Podesta el 7 de octubre y publicó nuevos paquetes casi a diario antes de la elección de noviembre.

Trump pregonaba las nuevas filtraciones casi en cada escala de su ruta de campaña durante las semanas finales de la contienda.

Los medios respaldados por el Kremlin, RT incluido, amplificaban las filtraciones en las redes sociales.

El Gobierno de Estados Unidos, dice CNN, expresó su preocupación a los funcionarios ecuatorianos de que su misión diplomática en Londres estaba siendo usada por Assange para ayudar a los rusos a interferir en la elección de 2016.

El 15 de octubre los funcionarios ecuatorianos en Quito le bloquearon a Assange el acceso a Internet y su servicio telefónico.

Canciller Long desautorizó al embajador

Los documentos de seguridad obtenidos por CNN establecen una secuencia crítica de eventos la noche del 18 de octubre.

A las 22:00, Assange discutió acaloradamente con el entonces embajador ecuatoriano Carlos Abad Ortiz.

Justo antes de la medianoche, Abad prohibió toda visita no diplomática a la embajada y abandonó el edificio. Assange se comunicó entonces con el canciller en Quito y una hora después de la partida de Abad, se levantó la prohibición.

Hacia la una de la mañana dos empleados de WikiLeaks llegron a la sede diplomática y sacaron equipos de computación, así como una caja que contenía “unos 100 discos duros”, según los documentos a los que CNN tuvo acceso.

Los funcionarios de seguridad querían examinar los discos duros, pero los socios de Assange estaban en la lista especial de gente que no podía ser registrada.

El equipo de seguridad le envió un memo de alerta a Quito sobre esta maniobra de madrugada.

El acceso de Assange a Internet fue restaurado después de los comicios y él siguió reuniéndose con los hackers.

En Ecuador, el mandato presidencial de Rafael Correa terminó en mayo de 2017 y fue reemplazado por Lenín Moreno, quien se distanció de Correa y comenzó a desmantelar muchas políticas, incluida la protección a Assange, dice CNN.

Mientras tanto, los abogados del Departamento de Justicia de Estados Unidos prepararon en secreto un caso penal contra Assange por las filtraciones de Chelsea Manning.

En abril de este año, Moreno le revocó el asilo a Assange, lo que allanó el camino para que la policía británica lo sacara de la embajada.

Assange permanece ahora en una prisión del Reino Unido, esperando la que será una cruenta batalla por su extradición a Estados Unidos, donde podría pasar el resto de su vida en prisión, de acuerdo con el reporte de CNN.

Noticias relacionadas