El Geofísico advierte de posible descenso de lahares desde el Sangay

Lo último

Autor:

EFE

Actualizada:

13 Jul 2020 - 11:03

El Instituto Geofísico advirtió del posible descenso de lahares desde el volcán Sangay. Imagen de archivo, del 13 de junio de 2020. - Foto: EFE

El Geofísico advierte de posible descenso de lahares desde el Sangay

Autor:

EFE

Actualizada:

13 Jul 2020 - 11:17

El Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional advirtió este lunes 13 de julio de 2020 del posible descenso de lahares desde el volcán Sangay, ubicado en la provincia de Morona Santiago.

En sus redes sociales, el Instituto Geofísico detalló que la estación sísmica SAGA registró desde aproximadamente las 05:30 una señal de alta frecuencia, “asociable con la ocurrencia de flujos de lodo y escombros (lahares) que descienden por las quebradas del volcán”.

Este fenómeno ha sido recurrente desde mayo de 2019 y se origina porque las intensas lluvias en el volcán remueven el material acumulado a lo largo de estos meses de actividad. En su informe, el Instituto Geofísico apuntó que no se recomienda la cercanía a los ríos.

El pasado 17 de junio de 2020, el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGR) de Ecuador declaró en “alerta amarilla” a la provincia de Chimborazo, por la constante caída de ceniza procedente del volcán Sangay.

La decisión se adoptó como precaución y “con el fin de tomar las medidas necesarias, en caso de darse una erupción” que pueda poner en mayor peligro a esa región, justificó el SNGR en un comunicado.

El volcán Sangay empezó su actividad eruptiva en 2019, pero intensificó la emisión de ceniza desde las primeras semanas de junio.

Unido a las lluvias, el fenómeno de la emisión de ceniza también generó entonces la presencia de agua lodosa en zonas aledañas como Chunchi y Alausí, dos municipios que pertenecen a Chimborazo.

El Servicio de Gestión de Riesgos también hizo un llamamiento al Comité de Operaciones de Emergencia de Chimborazo para que actúe “en el ámbito de sus jurisdicciones” y se mantenga “en estado de alerta”.

La medida emergente permitiría efectuar acciones inmediatas y proteger a la ciudadanía, así como afrontar cualquier acción negativa que se pudiera generar por la alta frecuencia de caída de ceniza o un eventual aumento del pulso eruptivo del volcán.

A inicios de junio, la ceniza expulsada por el Sangay e impulsada por los vientos llegó a ciudades como Durán y Guayaquil, ubicadas a más de 170 kilómetros de distancia.

El Sangay, de 5.300 metros de altitud, forma parte de un medio centenar de este tipo de formaciones que posee Ecuador, la mayoría ubicados en la denominada “Avenida de los volcanes”, en la zona andina, aunque también hay de ellos en la región amazónica y en las islas Galápagos.

Entre los volcanes más activos de Ecuador se encuentran el Reventador (en la región amazónica), el Chiles-Cerro Negro (fronterizo con Colombia) y el Tungurahua y Cotopaxi (en el centro andino), estos dos últimos con poca actividad en los últimos años.

También le puede interesar: 

Noticias relacionadas