Martes, 21 de mayo de 2024
u

Pedro Castillo acepta "errores y desaciertos", pero rechaza corrupción

Autor:

Redacción Primicias / EFE

Actualizada:

16 Mar 2022 - 9:01

El presidente de Perú emitió su mensaje ante el congreso en Lima. Ocho meses después de asumir el cargo, se convertirá en el segundo jefe de Estado en ser sometido a un juicio político, en menos de dos años.

Pedro Castillo, presidente de Peru

Autor: Redacción Primicias / EFE

Actualizada:

16 Mar 2022 - 9:01

Pedro Castillo ante el congreso en Lima, el 15 de marzo de 2022. Ocho meses después de asumir el cargo, el mandatario se convertirá en el segundo presidente de Perú en ser sometido a un juicio político en menos de dos años. - Foto: Presidencia de Perú

El presidente de Perú emitió su mensaje ante el congreso en Lima. Ocho meses después de asumir el cargo, se convertirá en el segundo jefe de Estado en ser sometido a un juicio político, en menos de dos años.

El presidente de Perú, Pedro Castillo, reconoció "errores y desaciertos" en sus casi ocho meses de gestión. Pero negó las acusaciones que lo vinculan con actos de corrupción.

En un mensaje desde el Congreso, el mandatario atribuyó las acusaciones a un intento "sistemático" de un sector de la oposición, por cuestionar su legitimidad.

"Como presidente de la República, tiendo mi mano para construir puentes, promover el diálogo y trabajar juntos por la agenda país", aseveró Pedro Castillo ante el hemiciclo, en medio de la admisión a trámite de una moción que pide su destitución.

Castillo arrancó con un catálogo de logros y metas de su gestión ante la Cámara, que el lunes acordó por una sorpresiva avalancha de votos someterlo a un juicio político este 28 de marzo, con miras a una eventual destitución.

"Reafirmo de manera categórica que no he cometido ningún acto de corrupción, menos participado en situación alguna que haya buscado favorecer intereses particulares", sentenció.

Pedro Castillo reiteró que nunca refirió dar acceso al mar a Bolivia, una de las principales críticas que le hace la oposición. Insistió en que su gestión será inflexible ante la corrupción.

El presidente peruano hizo un llamado a buscar "puntos de coincidencia y consensos", para satisfacer las demandas de los ciudadanos.

"Es el momento de poner fin a las disputas mezquinas y trabajar por los grandes objetivos nacionales. Es momento de acabar con la polarización y la incertidumbre", aseguró.

El mandatario insistió en que esto perjudica especialmente a la población más pobre y vulnerable de su país.