En Ecuador solo el 10% de las muertes violentas llega a esclarecerse

Lo último

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

1 Mar 2022 - 0:05

Escena del crimen de un ciudadano serbio en Samborondón, en julio de 2020. - Foto: Policía Ecuador

En Ecuador solo el 10% de las muertes violentas llega a esclarecerse

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

1 Mar 2022 - 8:06

La investigación de las muertes violentas inicia con el delito de asesinato, porque según la Fiscalía es más fácil conseguir pruebas. Pero como la delincuencia está cada vez “más sofisticada”, apenas el 5% de casos por asesinato obtiene una sentencia.

Las muertes violentas en Ecuador se multiplican en 2022, y en solo dos meses del año en curso ya suman 568. Pero, conseguir una sentencia no va al mismo ritmo que las actuaciones del crimen organizado.

En el proceso de investigación de las muertes violentas actúan tres unidades: La Fiscalía, los policías de investigación de la Dirección de Muertes Violentas (Dinased) y los peritos del laboratorio de Criminalística. 

“Todos coadyuvan a la parte de investigación y a los fiscales para establecer los indicios que se encontraron en el crimen”, explica Víctor González, fiscal del Guayas.

La Dinased a través de los agentes policiales levantan información con los familiares de la persona fallecida y testigos, aunque muchos de ellos por temor a represalias prefieren guardar silencio.

Además buscan los indicios balísticos como el arma que fue utilizada, cuál era la posición del tirador o qué vehículo utilizaron.

El engranaje de estas unidades darán los resultados para el esclarecimiento de un caso. La mala noticia como explica el propio viceministro del Interior, Max Campos, es que “solo el 10% de casos logran ser esclarecidos, el 90% se mantienen en investigación”.

Una de las razones para estos pobres resultados es la falta de calidad en las pruebas entregadas.

En la mayoría de los casos, Fiscalía inicia la investigación con la denuncia de los familiares de las víctimas, aunque eso no signifique que den seguimiento hasta conseguir una sentencia. 

“La mayoría de los familiares están obligados a presentar una denuncia, ellos quieren que le devuelvan el cadáver, y sin denuncia esto se vuelve imposible”, agrega el fiscal González. 

Delitos más complicados de probar 

Para abrir el expediente de un caso, las autoridades optan por hacerlo bajo el presunto delito de asesinato porque es más fácil de probar. Si en el proceso se encuentran más evidencias, esto puede derivar en nuevas investigaciones como homicidio, delincuencia organizada y sicariato. 

El problema surge porque en la mayoría de crímenes predomina el sicariato como modalidad. “En este delito es más difícil conseguir pruebas, como la promesa de pago que se dio para matar a una persona”, señala el fiscal González.

De 12.146 causas abiertas por delitos relacionados al crimen organizado, como asesinato, delincuencia organizada, homicidio y sicariato entre 2019 y 2022, apenas 747 han logrado una sentencia. Esto significa el 2% de todos los casos.

Es decir, el 98% restante sigue en una de las 27 etapas procesales del engorroso sistema judicial ecuatoriano.

Delincuentes cada vez “más sofisticados” 

Mientras que por el delito de asesinato, entre las 8.190 causas solo 405 han concluido con una sentencia. Otros 535 casos han sido archivados y la mayoría sigue en investigación previa.

Si bien la Fiscalía asegura que el delito de asesinato es el más fácil de llevar a juicio, los resultados dicen lo contrario. Apenas el 5% de los casos en promedio obtiene una condena.

Sobre esto el fiscal González alega que la delincuencia está cada vez más sofisticada "usan máscaras o cascos, y armas de largo alcance".

También le puede interesar: 

Noticias relacionadas