Tres claves para entender la crisis política en Perú

Lo último

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

1 Oct - 6:55

Ciudadanos celebran el anuncio del presidente de Perú, Martín Vizcarra, del cierre del Congreso en el exterior del edificio en Lima. - Foto: EFE

Tres claves para entender la crisis política en Perú

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

1 Oct - 11:06

Un choque de poderes del Estado sin precedentes en las últimas décadas estalló en Perú ayer lunes 30 de septiembre. El presidente Martín Vizcarra disolvió el Congreso y una facción de éste en rebeldía nombró a una mandataria interina.

La vicepresidenta de Perú, Mercedes Aráoz, juró ante una facción del Congreso, dominado por el fujimorismo, como “presidenta en funciones“.

El acto ocurrió luego de que un grupo de congresistas votó por la suspensión durante 12 meses del gobernante Martín Vizcarra por “incapacidad temporal”.

Luego de la posesión en el Congreso, la presidenta interina Aráoz ofreció un discurso en el que dijo que sabe que los peruanos “están asqueados del enfrentamiento político y la polarización”.

Lo cierto es que la larga y convulsionada jornada que vivió Perú ha dejado varias heridas políticas abiertas e interrogantes por resolver:

  • ¿Por qué Vizcarra suspendió al Congreso?

    El presidente Vizcarra disolvió el Congreso después de que éste eligió a uno de los siete magistrados para el Tribunal Constitucional. 

    La atribución de nombrar a los jueces del Tribunal le corresponde solo al Congreso. 

    Pero según Vizcarra, el Congreso le negó la denominada “cuestión de confianza” (proyecto de ley), para que se pueda reformar el método con el que se designa a los magistrados. 

    El Mandatario busca que el Tribunal no esté copado por jueces de tendencia fujimorista. Ante la negativa de los congresistas, Vizcarra también convocó a elecciones legislativas para el 26 de enero de 2020. 

  • ¿Cómo se llegó a esta situación?

    Esta crisis es el climax de un conflicto abierto entre el Gobierno y el Congreso desde las elecciones generales de 2016. 

    Ese año se conformó un Parlamento dominado por el partido fujimorista Fuerza Popular y la Presidencia en manos de Pedro Pablo Kuczynski.

    Tras la salida de Kuczynski, debido a los escándalos de Odebrecht, el ascendido presidente Vizcarra promovió una serie de reformas que lo enfrentaron con el Congreso. 

    Para solucionar el bloqueo político, Vizcarra propuso en julio un adelanto electoral para renovar tanto la presidencia como el Congreso.

    La propuesta fue archivada sin debate por la Comisión de Constitución del Parlamento. 

  • ¿Qué puede pasar ahora en Perú?

    Ninguna de las partes reconoce a la otra y todo parece indicar que terminará en las manos Tribunal Constitucional. 

    Este Tribunal decidirá en último término si Vizcarra hizo bien en interpretar como denegado el pedido de confianza dadas las acciones tomadas por el Congreso.

    Mientras tanto, los máximos jefes de las Fuerzas Armadas de Perú acudieron al Palacio de Gobierno para dar su respaldo a Vizcarra

Noticias relacionadas