“No se trata de la cantidad, sino de disfrutar el tiempo de calidad”

Contenido Patrocinado

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

3 May 2021 - 10:33

“No se trata de la cantidad, sino de disfrutar el tiempo de calidad”

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

3 May 2021 - 10:50

El personal de salud ha captado el interés durante esta pandemia por su labor diaria contra el Covid-19. Pero entre esos profesionales de primera línea también hay madres que salvan la vida de hijos, padres, hermanos, amigos… Ellas ejercen su maternidad mientras batallan por la vida de otros.

“Mi nombre es Elena, tengo 52 años y soy tecnóloga médica de imagenología desde hace 30. En este momento estoy trabajando en el H.C.A.M, un hospital que recibe decenas de pacientes Covid.

Sin duda mi profesión ha influenciado en mi forma de ser madre, porque cuando trabajas en el sector de la salud aprendes a valorar cada momento junto a tus hijos y tu familia. Ya no se trata de la cantidad el tiempo, sino de disfrutar el tiempo de calidad.

A veces la vida es una mezcla entre lo dulce y lo amargo. Pero si mi vida fuera una película está sería una comedia romántica.

Comedia porque soy una persona bromista, divertida y chistosa. ¿Por qué romántica? Pues porque desde el día en que conocí a mi esposo, atesoro los momentos que hemos pasado juntos. Él es uno de mis mayores tesoros.

Si pudiera representar la maternidad con un color sería un verde intenso. Ese verde que refleja alegría y vida. Que te roba la mirada cuando lo ves.

Mi mayor orgullo durante esta etapa de ser madre empezó desde el momento en que sostuve a mis hijos por primera vez en mis brazos.

Y es durante esta época de pandemia que he llegado a apreciar el hecho de poder estar juntos, de convivir y compartir en familia.

Mi mamita siempre me inculcó valores como el respeto, la puntualidad y dar lo mejor de mí en cada cosa que hago. Amar el trabajo y disfrutar la vida al máximo, eso es algo que también estoy enseñando a mis hijos.


¿Un superpoder para mí? Sería la super elástica para poderlos abrazar a todos.

Si tuviera que elegir entre ser una princesa o una guerrera, sería las dos. Sería Fiona cuando empieza a luchar.

Es alguien desinteresada, amante del bien y que lucha por los demás. Es un personaje que sin duda muestra fuerza. “

  • ¿Cómo sería su día perfecto?

Me encanta el campo, seria de caminata con mis hijos, mi esposo y mis perritos. Disfrutando el aire, escuchando el sonido del follaje de los árboles, recibiendo el calor del sol, que te acaricie el viento, comer en el campo sentados, sin nada que te robe la paz, con calma, con tranquilidad.

  • ¿Si te regalaran un día de golosinas cuál serían las que no podrian faltar?

Mouse de chocolate, mil hojas, Rafaello de coco, galletas María, los tangos, eso me encantaría.

  • ¿Qué dedicatoria tendría tu próximo ramo de flores y a quien se lo darías?

Le daría un ramo de flores a una persona que es maravillosa, incondicional, muy amorosa, que me llena de alegría cuando le escucho y esa persona sería mi cuñada Carlotita, la dedicatoria diría: “A la mujer que estuvo a mi lado y me enseñó del amor de Dios, la persona que siempre me apoyó para seguir adelante en medio de la perdida de mi mamá. Esa persona que siempre está en las buenas y las malas, pidiendo por mí.”

Regalo ideal ¿Vino o chocolates?  ¿Por qué?

¿Puedo elegir los dos? Me encantarían ambos porque es el contraste lampreado, agrio y dulce. Es como el vivir.

Elena Estrella, 52 años