1. Varias formas de dinero espontáneo, incluyendo a la spondylus

Contenido Patrocinado

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

16 Ene - 16:48

1. Varias formas de dinero espontáneo, incluyendo a la spondylus

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

17 Ene - 16:50

Todos los días usamos dinero para comprar, hacer cuentas o ahorrar. De hecho, constantemente pensamos en dinero, en cómo ganarlo o gastarlo. Sin embargo, muy pocas veces nos preguntamos qué es el dinero en sí mismo. Tan sólo nos preocupamos cuando nos falta y no nos sirve para alcanzar lo que deseamos.

La historia del dinero es fascinante, y en el caso de Ecuador circunstancias diversas que comentaremos a lo largo de este escrito, le han llevado a usar el dólar que, si no es el mejor dinero del mundo, es ciertamente el menos malo.

Esa historia empieza imaginando pequeñas sociedades hace miles de años. Producían e intercambiaban muy pocos productos: un par de alimentos, algo de ropa y quizás alguna herramienta simple. Y por eso   el trueque era más que suficiente. Establecer el valor relativo de unos productos frente a otros era fácil, porque entre 5 productos solo hay 10 precios relativos, y entre 8 productos hay 28 precios.

Todo cambia cuando las sociedades se tornan más complejas, hay más intercambios que incluso se dan entre grupos humanos desconocidos. Solo pensemos que entre 100 productos hay 4.950 precios relativos. Esta complejidad lleva a que las sociedades escojan, de manera espontánea, un producto que les sirve de referente para establecer precios, es decir les sirve de dinero.

El dinero es aquello que nosotros aceptamos como forma de pago, no porque lo deseemos especialmente, sino porque creemos que los otros miembros de la sociedad lo aceptarán de la misma manera. En realidad, pasado el tiempo, ya nadie desea el dinero en sí mismo pues no tiene ninguna utilidad propia, sin embargo, es muy útil porque nos permite comprar lo que necesitamos

Ecuador y su relación con la spondylus

Ha habido muchos tipos de dinero según los lugares y las épocas: la pepa de cacao, la sal, ciertos metales, alimentos salados o curtidos, etc. Por ejemplo en Ecuador y gran parte de las comunidades de la costa Pacífica de Sur América, en épocas precolombinas, la concha spondylus era aceptada como dinero.

El dinero cumple una función importantísima: ha facilitado los intercambios entre personas a lo largo del tiempo. Si alguien dispone de zanahorias y está buscando algún tipo de pescado, no tiene que hacer el intercambio enseguida con el primer pescador que encuentra, sino puede recibir dinero y luego salir a buscar el otro producto tranquilamente.

Recuérdelo, el dinero no nació para reemplazar la producción, sino para facilitar el intercambio de lo producido. Nada más, nada menos.

Por otro lado, no solo es un tema práctico de esperar un día más o menos para el intercambio, sino que aparece el concepto mucho más profundo de ahorro: dejar de gastar hoy voluntariamente, para guardar ese dinero y solo gastarlo en uno o dos años. Y de ahí, el concepto de tiempo en la economía.

Medio de intercambio, unidad de cuenta y depósito de valor son las tres cualidades que cualquier sociedad, medianamente compleja, requiere del dinero.

Obviamente para que un bien funcione como dinero ha de cumplir con ciertas características. Primero, que tenga un valor en sí mismo, además del de servir como dinero (por ejemplo la sal, la spondylus o el oro pueden ser utilizados en otras funciones). Segundo, que no sea ni demasiado fácil ni demasiado difícil conseguir. Y tercero, que sea aceptado y valorado por mucha gente, por cuanta más gente sea aceptado, mejor dinero será.