“Un candidato extremista podría capitalizar la insatisfacción”

Política

Autor:

Juan Pablo Vintimilla

Actualizada:

28 Ene - 10:06

Imagen de archivo del 13 de octubre de 2019 de dos manifestantes durante las protestas. - Foto: Reuters

“Un candidato extremista podría capitalizar la insatisfacción”

Autor:

Juan Pablo Vintimilla

Actualizada:

28 Ene - 10:06

La inconformidad es uno de los aspectos más preocupantes que sale a flote en la más reciente edición del Barómetro de las Américas, un estudio bianual que analiza desde distintas perspectivas la cultura política y la democrática de los países del continente.

La versión 2018-2019 de este estudio se realizó en 18 países de Norteamérica, Centroamérica, El Caribe y Sudamérica a excepción de Haití y Venezuela, explica el académico Arturo Moscoso, uno de los autores del informe en su capítulo ecuatoriano.

En un diálogo con PRIMICIAS, el politólogo, señala que en Ecuador la democracia tiene un bajo respaldo como forma de gobierno, apenas el 38% de los ciudadanos está satisfecho con su funcionamiento.

Esto es preocupante, pues la conjunción de esos dos aspectos -dice- se podría traducir en el apoyo a autoritarismos, la búsqueda de vías no democrática para lograr el poder, o incluso podrían explicar la violencia que se desató durante las protestas de octubre de 2019.

Moscoso asegura que, incluso, esos indicadores pueden ser más marcados aún, pues las encuestas se levantaron entre enero y marzo del año pasado, casi medio año antes de las protestas.

En la siguiente entrevista con PRIMICIAS, Moscoso perfila con mayor detalle estos y otros aspectos destacados de la encuesta.

La cifras de la insatisfacción

La mitad de los ecuatorianos 54,4% apoya a la democracia como sistema de gobierno, pero ese respaldo está en descenso desde 2014.

Los países con indicadores más altos son Uruguay (76,2%) y Costa Rica (72,4%) y los más bajos Honduras (45%) y Guatemala (48,9%).

A pesar de que la mayoría de ecuatorianos acepta la democracia como la mejor alternativa de Gobierno, el estudio revela que un 50,4% de los ciudadanos estaría dispuesto a justificar un golpe de Estado ante una excesiva delincuencia y un 43,3% ante el exceso de corrupción.

Ecuador ocupa la parte inferior de la tabla regional de satisfacción con el funcionamiento de la democracia, con un 38,7% de ciudadanos satisfechos. Ese grado de satisfacción se ubica ligeramente por debajo del promedio del continente, que es de 39,6%.

Este porcentaje de satisfacción con el funcionamiento de la democracia marca el valor más bajo registrado en Ecuador desde 2006, cuando este indicador alcanzó apenas un 25%.

Sin embargo, el índice de satisfacción con la democracia comenzó a subir en 2008 y alcanzó un pico de 68,8% en 2014 para luego volver a retroceder entre 2016 y 2019.

Esta tendencia coincide con la caída internacional de los precios del petróleo y el fin del boom petrolero en Ecuador.

El segundo capítulo titulado Legitimidad democrática en la Américas y en Ecuador, recoge que Ecuador tiene el cuarto porcentaje más alto de la región de apoyo al sistema, con un 52,1%.

Aunque la confianza en las instituciones es mayoritariamente baja y se ha reducido en relación a los resultados de Barómetro de las Américas 2016.

Los siguientes cuadros muestran la evolución de la confianza de los ecuatorianos respecto a la Asamblea Nacional, el Presidente de la República, los partidos políticos y las elecciones, ninguno llega a la mitad de los consultados.




Barómetro de las Américas, capítulo Ecuador

El martes 4 de febrero se presenta en el edificio Udlapark, en Quito, el capítulo Ecuador del informe Barómetro de las Américas, una encuesta regional de opinión pública elaborada por el Proyecto de Opinión Pública de América Latina (Lapop), de Vandervilt University, desde hace más de cuatro décadas.

Tras el lanzamiento, el estudio completo y su base de datos estarán abiertos al público y a los investigadores que quieran consultar esa información, en el sitio web del Proyecto de Opinión Pública de América Latina.

En el caso ecuatoriano, el análisis de la información estuvo a cargo de 50+1 grupo de análisis político, una organización en la que participan, entre otros, los académicos ecuatorianos Arturo Moscoso (U. de las Américas), Paolo Moncagatta (U. San Francisco) y Simón Pachano (Flacso), junto a Daniel Montalvo y Elizabeth J. Zechmeister, ambos de Lapop.

La encuesta en Ecuador se levantó entre el 22 de enero y el 19 de marzo de 2019. La muestra incluye 1.533 entrevistas cara a cara en 51 cantones de todo el país, con distribución urbano-rural, y con emparejamiento de frecuencias por grupos de edad y género. Las encuestas tienen un margen de error de +/- 3%.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas