Sábado, 15 de junio de 2024

Ciudadanos interponen demanda a favor de los derechos del río Machángara

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

28 May 2024 - 11:15

Movimientos sociales presentaron una acción de protección para restablecer los derechos del río Machángara y las 54 quebradas y riachuelos que se encuentran a lo largo de su recorrido.

Colectivos sociales presentaron una acción de protección a favor del río Machángara de Quito, el 28 de mayo de 2024.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

28 May 2024 - 11:15

Colectivos sociales presentaron una acción de protección a favor del río Machángara de Quito, el 28 de mayo de 2024. - Foto: Primicias

Movimientos sociales presentaron una acción de protección para restablecer los derechos del río Machángara y las 54 quebradas y riachuelos que se encuentran a lo largo de su recorrido.

Más de 30 colectivos sociales y ambientalistas llegaron al Complejo Judicial Norte la mañana del 28 de mayo de 2024 para presentar una acción de protección a favor de los derechos del río Machángara, uno de los más importantes de Quito.

Los demandantes aseguran que la medida también apunta a "salvaguardar los derechos de las 54 quebradas y riachuelos que lo nutren".

En las afueras del Complejo, representantes de los colectivos agregaron que "esta iniciativa responde a la grave vulneración de derechos que afecta directamente al río y, de manera indirecta, a los 2,6 millones de habitantes de la capital".

Según ellos, los derechos que se han visto afectados por esta situación incluyen los
derechos de la naturaleza, el derecho al agua, al medio ambiente sano, al saneamiento y
salud, así como el derecho a la ciudad.

Además, aseguran que el río Machángara, con un recorrido de 22 kilómetros, recibe solo el 1% de aguas tratadas en Quito, lo que implica que el 99% restante son aguas residuales.

Entre los contaminantes que se han encontrado están aceites y grasas, y 29 familias virales, asociadas con diversas enfermedades que afectan a humanos y animales.

La demanda presentada contempla medidas de corto, mediano y largo plazo, con una
hoja de ruta de al menos 15 años para abordar este problema.

"Se enfatiza la necesidad de una reparación integral inspirada en soluciones que armonicen con la naturaleza y no se basen únicamente en soluciones convencionales", dijeron los colectivos.

Y señalaron que el Municipio de Quito debe destinar los recursos necesarios para atender este problema.