Autoridades: reapertura será gradual y solo para ciertas actividades

Sociedad

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

26 Abr 2020 - 12:31

Personas hacen fila en los exteriores de una farmacia en Guayaquil, el 15 de abril de 2020. - Foto: Reuters

Autoridades: reapertura será gradual y solo para ciertas actividades

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

26 Abr 2020 - 12:32

La primera línea que se reactivará será el comercio a través de Internet. Las restricciones de circulación van a seguir en pie. Esta semana las autoridades analizarán cantón por cantón la situación para decidir las etapas del retorno.

Ecuador se prepara para el levantamiento progresivo de las restricciones de circulación desde el 4 de mayo de 2020. Esa reapertura de actividades comerciales será progresiva y las autoridades llaman a los ciudadanos a no descuidarse y a la corresponsabilidad.

El viceministro de Gobernanza y Vigilancia de la Salud, Xavier Solórzano, recordó que la reapertura será parcial y comenzará solamente con el comercio por Internet.

Según Solórzano, las restricciones de circulación de personas y vehículos seguirán vigentes, al igual que el toque de queda. Esto quiere decir que solo un grupo de personas vinculadas a las actividades de comercio electrónico podrá salir a trabajar desde el 4 de mayo.

Estos grupos se irán ampliando, progresivamente, de acuerdo con el comportamiento de la curva de contagios de Covid-19 en Ecuador, dijo Solórzano.

Mientras que el uso de semáforos servirá para determinar en qué cantones se mantendrán mayores o menores restricciones, según la evolución del virus.

Sin embargo, los ciudadanos que puedan quedarse en sus casas deberían hacerlo, agregó el viceministro.

Solórzano agregó que, aunque las actividades se irán retomando parcialmente, hay que quedarse en casa, practicar el distanciamiento social, mantener el lavado de manos, usar tapabocas en lugares públicos y la desinfección de superficies para evitar nuevos contagios.

Una respuesta a las críticas

El Colegio de Médicos de Guayas emitió el 26 de abril un comunicado en el que llama a las autoridades a mantener el aislamiento social en esa provincia.

El documento sostiene que el levantamiento de las restricciones puede ser una decisión “apresurada”.

El anuncio se da un día después de que el alcalde de Quito, Jorge Yunda, también solicitara al Comité de Operaciones de Emergencia (COE) que extienda la cuarentena hasta el 31 de mayo.

Al respecto, Solórzano repitió que no será un levantamiento total de las restricciones el que comenzará el 4 de mayo. “No es una reapertura social”, señaló.

Juan Zapata, director del ECU 911, dijo que se analizarán las cifras de cada cantón para tomar las decisiones, y esto no sólo incluye los datos de contagios y muertes por coronavirus.

“El 4 de mayo no vuelve todo a la normalidad como antes. Pero si los datos cambian o empeoran, las decisiones también cambiarán”

Juan Zapata, director del ECU 911

Pichincha y Manabí, llamadas al ECU 911 no han disminuido

Zapata brindó algunas cifras que muestran una mejoría en la situación sanitaria del país.

La línea 911 ha recibido 1,36 millones de llamadas para la articulación de emergencias entre el 12 de marzo y el 25 de abril de 2020.

Además, el Servicio ha identificado 23.369 aglomeraciones en todo el país durante la cuarentena, especialmente en Quito, Guayaquil y Babahoyo. Y otros 2.069 incidentes en mercados, que han sido atendidos por las autoridades.

El 911 también se encargó de recibir las llamadas para la atención del levantamiento de cadáveres, y registra 14.444 llamadas de este tipo. En los últimos días, hay una reducción del 81% en este tipo de atenciones, dice Zapata.

El número de atenciones para la articulación de emergencias, sin embargo, es un indicador que cambia de provincia a provincia:

  • Guayas registra una reducción del 72% en este tipo de llamadas.
  • Santa Elena tuvo una disminución del 35%.
  • Pichincha mantiene una tendencia alta de estas atenciones.
  • Manabí registra un incremento de llamadas.

Zapata señaló que hubo 768.000 llamadas en las que la ciudadanía hizo un mal uso de la línea 911, lo que significa una pérdida para el Estado de más de USD 1,5 millones, pues atender cada llamada cuesta USD 2.

Noticias relacionadas