Miércoles, 28 de febrero de 2024

Adicción a las drogas aumenta incidencia de VIH en Guayaquil

Autor:

Alexander García

Actualizada:

6 Abr 2023 - 5:27

El programa Municipal un Futuro Sin Drogas analizó a 800 de sus pacientes y un 4,3% resultó positivo para el Virus de Inmunodeficiencia Humana. La prevalencia en la población general atendida por la Municipalidad es de 0,9%.

La Dirección de Salud del Municipio de Guayaquil controla caso de sífilis en mujeres embarazadas.

Autor: Alexander García

Actualizada:

6 Abr 2023 - 5:27

La Dirección de Salud del Municipio de Guayaquil controla caso de sífilis en mujeres embarazadas. - Foto: Cortesía UPEI

El programa Municipal un Futuro Sin Drogas analizó a 800 de sus pacientes y un 4,3% resultó positivo para el Virus de Inmunodeficiencia Humana. La prevalencia en la población general atendida por la Municipalidad es de 0,9%.

El Municipio de Guayaquil reporta “cifras altas” de enfermedades de transmisión sexual entre personas con problemas de adicción a sustancias psicoactivas en la ciudad. 

Los pacientes con adicción a las drogas registran una prevalencia de VIH cuatro veces mayor a la de la población general analizada por la Municipalidad.

La Unidad de Prevención de Enfermedades Infecciosas (UPEI) de la Dirección de Salud del Municipio advirtió sobre la necesidad de mecanismos de prevención, educación y de políticas pública ante el problema.

Mientras que los pacientes que consumen sustancias registran 3,5 casos más de infecciones bacterianas por transmisión sexual que la población general.

El programa Municipal un Futuro Sin Drogas analizó a 800 pacientes y un 4,3% resultó positivo para el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), mientras que la prevalencia en la población en general atendida por la Municipalidad (3.332 personas) es del 0,9%.

Entre 2022 y el primer trimestre de 2023, la Dirección de Salud también tomó pruebas de sífilis, una infección bacteriana, a pacientes con adicciones en rehabilitación.

Entre 706 personas, el 7,1% resultó positivo, mientras que en la población general testeada por el Municipio (1.960 personas) la prevalencia es del 2,0%.

Una población vulnerable

El infectólogo Washington Alemán, quien lidera la UPEI, indicó que las infecciones de transmisión sexual están creciendo en todo el mundo.

Según el experto, la priorización de recursos para la pandemia de Covid-19 mermó la inversión, reacción, seguimiento y vigilancia de otros programas de salud.

“Guayaquil, con la provincia de Guayas, ha sido históricamente el territorio de mayores casos de enfermedades de transmisión sexual en el país”, indicó el infectólogo.

“Y las personas con adicciones están consideradas un grupo vulnerable. Ya no solo hay que tratar de prevenir la adicción, sino también otro tipo de infecciones”, recalcó. 

Como reacción ante la incidencia de casos, la Dirección de Salud decidió tomar pruebas a todos los pacientes de los dos Centros Especializados en Tratamiento a Personas con Consumo Problemático de Drogas que tiene el Municipio. 

“El mayor peso de las enfermedades de transmisión sexual se encuentra en un 3 a 4 % de la población de la ciudad".

Washington Alemán, infectólogo municipal.

Tanto para la prevalencia de enfermedades bacterianas y la de VIH se carece de estudios para comparar el comportamiento de las enfermedades a través de los años en la ciudad.

Pero un signo de alarma son las afectaciones de estas dolencias al sistema nervioso central

Es decir, una manifestación tardía de la enfermedad con complicaciones graves. Se trata de complicaciones pueden aparecer hasta 10 o 20 años después de la infección bacteriana.

“Antes de la pandemia veíamos un caso cada dos o tres años. Y en este momento los especialistas nos reportan de tres a cuatro de estos casos por año”, señaló Alemán.

Adolescentes con VIH

Julieta Sagñay, experta en tratamiento de adicciones y líder del programa Un Futuro Sin Drogas, lamenta la detección de casos de VIH, incluso entre pacientes de 17 a 19 años.

La falta de protección y la promiscuidad entre personas con problemas de adicción agravan el problema, según la especialista. 

“Además, la mayoría de los jóvenes con problemas de adicción y diagnosticados con VIH no toman antirretrovirales, lo que hace que el virus se propague”, agrega Sagñay. 

La psiquiatra también ha atendido casos de personas que por la vulnerabilidad ante la adicción a drogas como la H (cóctel de heroína y un sinnúmero de elementos nocivos) terminan cayendo en la prostitución.

“Se requieren estrategias y políticas públicas. Hay una debilidad en prevención, en campañas en educación para fomentar una sexualidad responsable”, agrega Alemán.

Enfermedades bacterianas

La Municipalidad de Guayaquil inició hace un año un programa de eliminación de estas dolencias congénitas. El objetivo es testear a mujeres embarazadas atendidas en las unidades de salud municipal para evitar el nacimiento de niños con la enfermedad. 

Entre una muestra de 600 mujeres atendidas, 18 resultaron positivas. De hecho, la tasa de detección en la ciudad está por encima de lo recomendable por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las pruebas de detección duales tienen un costo de USD 3 y el tratamiento, que suele ser de una sola inyección de penicilina, cuesta un dólar.

Así que la erradicación de las enfermedades bacterianas congénitas es “económica en términos farmacológicos y tiene una alta tasa de curación”.

La infección de transmisión sexual es causada por el Treponema pallidum. Y cuando no es diagnosticada durante el embarazo puede transmitirse de madre a hijo.

Además, estas enfermedades pueden producir parto prematuro o aborto, hasta llegar a malformaciones, trastornos o incluso la muerte del recién nacido. En otros casos, el bebé nace sano y desarrolla la dolencia años después.