Pacientes con VIH llevan más de un año sin controles en el IESS

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

4 Oct 2022 - 5:25

Personas en los exteriores del Hospital Teodoro Maldonado Carbo, el 20 de enero de 2022. - Foto: API

Pacientes con VIH llevan más de un año sin controles en el IESS

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

4 Oct 2022 - 5:25

La Defensoría del Pueblo acudirá al Hospital Teodoro Maldonado Carbo en busca de explicaciones sobre la falta de insumos médicos.

Vivir con VIH no es fácil. Las personas que conviven con esta enfermedad no solo se enfrentan a estigmas y discriminación, sino ahora también deben lidiar con la falta de una atención médica adecuada en los hospitales de la red pública de salud.

Específicamente en los que son administrados por el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Jaime Ch. tiene 38 años y hace 10 descubrió que tiene VIH. “La noticia me destruyó por completo. Mi familia no me apoyó y he librado esta batalla con la ayuda de algunos amigos”, dice.

Este comerciante guayaquileño cuenta que desde hace más de un año no sabe nada sobre la evolución de su enfermedad. “Tomo las medicinas de forma regular, pero no me he realizado exámenes de control hace más de un año, porque el Hospital Teodoro Maldonado Carbo no tiene reactivos”.

Según la Guía de Práctica Clínica para Pacientes con VIH del Ministerio de Salud, una persona que padece esta enfermedad debe practicarse dos tipos de exámenes cada tres meses:

El primero se llama CD4 y es para medir las defensas que el organismo tiene frente al virus; y el segundo es el de carga viral, que cuantifica el número de copias del virus que hay en la sangre.

Al igual que Jaime, María L. tampoco se ha realizado los dos exámenes en el Hospital Teodoro Maldonado. “Llevo un año sin los exámenes de control. Y la excusa siempre es la misma: no hay reactivos”.

Ella gasta unos USD 200 en hacerse los exámenes porque “no quiero que llegue un día en el que me digan que el virus ha ganado fuerza en mi cuerpo”.

Para María, gastar esos USD 200 no es algo menor, porque sus ingresos no son altos. “Cuando sé que debo hacerme los exámenes, reduzco las compras en el mercado para que me alcance”.

“Llevo un año sin los exámenes de control. Y la excusa siempre es la misma: no hay reactivos”.

María L.

Jaime y María dicen que la falta de reactivos para los exámenes no es el único problema que deban enfrentar, pues la entrega de medicamentos antirretrovirales cambió desde finales de 2021.

“Antes nos entregaban medicinas para tres meses. Ahora es para un mes y a veces no hay, a pesar de que pagamos mensualmente nuestra contribución. Es indignante, el IESS juega con nuestras vidas”, reclaman los pacientes.

Ricardo Buri, presidente del colectivo Grupo Positivo VIH, afirma que el Hospital Teodoro Maldonado Carbo no es el único que presenta problemas. “Hay pacientes de los hospitales Carlos Andrade Marín, de Quito, y Jose Carrasco, de Cuenca, que tampoco han podido hacerse exámenes de control”.

Ante esta situación, la Defensoría del Pueblo tiene previsto visitar el Hospital Teodoro Maldonado el martes 4 de octubre de 2022 para conocer las razones de la falta de reactivos y medicinas.

“Con esa información haremos un informe para buscar que se cumplan con los derechos de los pacientes”, dijo a PRIMICIAS una fuente de la entidad.

El infectólogo Hugo Bedón dice que un paciente que vive con VIH debe tener control médico estricto. “Si una persona no toma sus medicamentos a tiempo, el virus puede reproducirse y un paciente que estaba controlado puede retroceder en su tratamiento”.

PRIMICIAS solicitó una entrevista con voceros del Hospital Teodoro Maldonado Carbo, pero su Departamento de Comunicación señaló que no están autorizados a dar entrevistas.

Más de 3.000 casos de VIH cada año

Datos del Ministerio de Salud muestran que cada año se registran en Ecuador unos 3.000 nuevos pacientes con VIH.

Ese número se ha mantenido estable desde 2012, a excepción de 2016, cuando se diagnosticaron 4.537 contagios. Aun así, este número está lejos de los más de 5.000 casos que hubo en 2010.

La infectóloga Andrea González cree que el número de contagios se ha reducido desde 2010 porque “el acceso a preservativos ha aumentado y las personas conocen las consecuencias del VIH, entonces hay más cuidados”.

Según el Ministerio de Salud, entre 2010 y 2020 se registraron 8.588 muertes por VIH, lo que quiere decir que cada año fallecen un promedio de 781 personas por complicaciones asociadas a esta enfermedad.

Meta lejana

La aparición de la pandemia de Covid-19 complicó la aspiración que tiene ONU Sida de erradicar el VIH hasta 2030. La organización reconoce que dos principales razones ponen en peligro a ese objetivo:

  • Recorte de presupuestos para erradicar el VIH por parte de los gobiernos.
  • El número de nuevas infecciones disminuyó 3,6% entre 2020 y 2021, el descenso anual más pequeño desde 2016.

ONU Sida señala que, por ejemplo, Europa oriental, Asia central, Oriente Medio, el norte de África y América Latina muestran un aumento en las infecciones.

"Estos datos indican que la respuesta mundial al Sida peligra seriamente. El VIH prospera aprovechándose del Covid-19, los desplazamientos masivos y otras crisis", dice Winnie Byanyima, directora ejecutiva de ONU Sida.

Noticias relacionadas