Aerovía: los ingresos serán para la concesionaria por 28 años

Sociedad

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

22 Dic 2020 - 0:04

La mañana del lunes, 21 de diciembre de 2020, se inauguró en Guayaquil la Aerovía, el primer servicio de transporte aéreo del país, que une la ciudad con Durán. - Foto: La mañana del lunes, 21 de diciembre de 2020, se inauguró en Guayaquil la Aerovía, el primer servicio de transporte aéreo del país, que une la ciudad con Durán.

Aerovía: los ingresos serán para la concesionaria por 28 años

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

22 Dic 2020 - 0:04

En el primer día de funcionamiento de la Aerovía, los usuarios hicieron largas filas para acceder al sistema. Las 154 cabinas desplazarán diariamente a cerca de 35.000 pasajeros, entre Durán y Guayaquil. La empresa Poma-Sofratesa tiene la concesión.

La Aerovía costó USD 134 millones, de los cuales el 85% los asumió el Municipio con un crédito que obtuvo con la Agencia de Desarrollo Francés (ADF).

El crédito tiene dos particularidades, y es que, a diferencia de otros multilaterales, no se le exigió garantías del Estado y fue otorgado con un 5% de interés, a 20 años plazo y cinco años de gracia.

Esto pudo suceder, no sólo por el análisis financiero que hizo la AFD al Municipio de Guayaquil, sino por el impacto ambiental que proyectan que tendrá en un futuro la Aerovía.

Según la directora de la Agencia Francesa de Desarrollo, Clotilde Broutolle, “la Aerovía va a permitir bajar en la producción de 15.000 toneladas de CO2 por año, eso corresponde a 5.000 viajes entre Quito y París”.

La mañana del lunes 21 de diciembre de 2020 se inauguró en Guayaquil la Aerovía, el primer servicio de transporte aéreo del país, que une la ciudad con Durán.

La mañana del lunes 21 de diciembre de 2020 se inauguró en Guayaquil la Aerovía, el primer servicio de transporte aéreo del país, que une la ciudad con Durán. 

La operación de la Aerovía está a cargo de la empresa franco-dominicana Poma-Sofratesa, que aportó con el 15% restante de la inversión requerida, es decir, USD 20 millones.

El consorcio de origen francés estuvo a cargo de la construcción y tiene la concesión de las operaciones por los próximos 28 años. Durante este tiempo, el Municipio de Guayaquil no percibirá ingresos por las operaciones.

El exalcalde de la ciudad, Jaime Nebot, gestor del proyecto en 2016, justifica que “será operado a riesgo y costo del contratista, que tiene una tarifa que no la va a poder cambiar a voluntad”.

Noticias relacionadas