El aislamiento redujo las muertes violentas a cero

Sociedad

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

20 Mar - 0:03

En Quito, efectivos de la Policía Nacional y de la AMT controlan el cumplimiento de la restricción vehicular. - Foto: Ministerio de Gobierno

El aislamiento redujo las muertes violentas a cero

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

20 Mar - 13:39

Desde 2019 el país ha registrado una tendencia de crecimiento en el número de muertes violentas. Pero con el autoaislamiento, derivado de las medidas para controlar el Covid-19, la inseguridad ha caído drásticamente.

El miércoles 18 de marzo de 2020, durante el segundo día de restricción a la circulación de personas y de vehículos, debida a la emergencia sanitaria por el coronavirus, en Ecuador no hubo ninguna muerte violenta.

Un fenómeno que lo ha confirmado a PRIMICIAS Roberto Santamaría, jefe de Planificación del Comando General de la Policía Nacional.

El aislamiento social decretado por el presidente Lenín Moreno, para evitar el contagio masivo, paradójicamente contribuyó para que los índices de violencia e inseguridad del país disminuyeran.

Además de la reducción de las muertes violentas a cero, hay una baja en las estadísticas de otros delitos, como el robo a domicilios, porque las personas están sus casas todo el tiempo.

También bajaron los casos de robo a personas, puesto que casi no hay gente en las calles.

Normalmente, dice Santamaría, hay dos o tres muertes violentas diarias. Y durante los fines de semana esa cifra sube.

Tendencia interrumpida

La reducción de muertes por la emergencia interrumpe una tendencia al alza que se veía desde el año pasado.

Según los datos del Ministerio de Gobierno, en 2019, en Ecuador se cometieron 15,82% homicidios más que el año anterior. Cerca de la mitad de estos delitos sucedió en el ámbito interpersonal, es decir, el agresor tenía una relación cercana con la víctima.

La tasa de homicidios intencionales o muertes violentas por cada 100.000 habitantes, que es el principal indicador de la violencia de un país, retrocedió entre 2010 y 2017.

En esos siete años la tasa bajó de 17,48 muertes violentas por cada 100.000 habitantes a 5,79 muertes violentas.

Pero en 2018 la tasa subió a 5,82 y en 2019 el indicador escaló a 6,1 episodios por cada 100.000 habitantes.

Los dos primeros meses de 2020 tampoco fueron alentadores. El Ministerio de Gobierno registró un incremento del 29,41% de muertes violentas, entre enero y febrero en relación con el mismo período de 2019.

Otros delitos

Por la emergencia sanitaria, la Policía Nacional ha tenido que redirigir su labor hacia el control de las personas y establecimientos que incumplen las medidas de emergencia sanitaria, el estado de excepción y el toque de queda.

Según el Ministerio de Gobierno, entre el 29 de febrero y el 19 de marzo, la Policía ha levantado 25 partes policiales por personas que violaron el aislamiento y detuvo a 250 más por romper el toque de queda.

 

Roberto Santamaría explica que para la emergencia, la Policía Nacional estableció una metodología a través de grupos de trabajo que no tengan contacto uno con el otro.

El objetivo es que en caso de que haya policías contagiados con Covid-19, solo se deba aislar a una escuadra, que está compuesta por 15 a 20 personas, sin afectar la capacidad operativa del resto de la institución.

Al momento, seis agentes de Policía han dado positivo en las pruebas de coronavirus. Cinco cumplen aislamiento en sus casas y uno está hospitalizado.

Estos policías tuvieron contacto con personas con coronavirus y todavía se espera el resultado de sus pruebas.

Noticias relacionadas