Álvaro Guzmán: hay que quitarle espacio al auto privado

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

30 Nov 2020 - 0:01

Autos circulan en Quito, el 20 de diciembre de 2019 - Foto: Twitter

Álvaro Guzmán: hay que quitarle espacio al auto privado

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

30 Nov 2020 - 0:01

El exdirector de la ANT cree que el Metro de Quito es solo una herramienta para solucionar la movilidad de la ciudad. Además, considera necesario incrementar la tarifa del pasaje.

Fortalecer constantemente el transporte público. Esa es la premisa con la que el exdirector de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), Álvaro Guzmán, cree que es posible mejorar la movilidad de Quito y de las ciudades más grandes del país.

Aunque reconoce que esa tarea no es fácil, en conversación con PRIMICIAS, Guzmán plantea alternativas con las que dice “serían los primeros pasos para caminar hacia una nueva movilidad”.

Por otra parte, Guzmán es partidario de una revisión de pasajes, puesto que la tarifa se ha mantenido desde 2003. Pero, asegura que el costo del pasaje no debe ser calculado “al ojo”. “Debe responder a estudios técnicos que seguramente el Municipio los tendrá”.

¿Cómo mira la movilidad en Quito?

La situación de la movilidad en Quito es compleja, sobre todo, por la expansión acelerada del parque automotor. Aunque el efecto más visible es la congestión, hay otras consecuencias que no son atendidas. Por ejemplo: la contaminación ambiental y las muertes que dejan los accidentes de tránsito.

Antes de la pandemia, alrededor del 60% de las camas de cuidados intensivos eran ocupadas por personas que sufrieron accidentes de tránsito y aun así no se han tomado medidas integrales para solucionar la movilidad.

El Metro, por ejemplo, es un proyecto que mejorará la movilidad, pero no eliminará los accidentes que se producen en la avenida Simón Bolívar y es poco probable que reduzca el tráfico pesado de la ciudad.

Es por eso que el tema de la movilidad debe ser atendido desde una perspectiva integral. Y lo primero que se debe hacer es fortalecer el transporte público e incentivar los medios de transporte sostenibles.

¿Cómo fortalecer el transporte público?

El fortalecimiento del transporte público viene de la mano con el incentivo de los medios alternativos.

He escuchado que la calidad es lo más importante, pero no lo veo así. Creo que lo más importante es reducir el tiempo en que las personas viajan en el transporte público porque eso significa menos exposición a ser asaltado, menos tiempo de viajes y mejor calidad de vida.

Imagine un bus eléctrico, con puertas inclusivas para personas discapacitadas, asientos amplios, un conductor amable, pero que se demore dos horas en un trayecto de dos o tres kilómetros. Es una locura.

Entonces, uno de las primeras acciones que hay que tomar es quitarle el espacio a los autos privados y democratizar las vías. Si el 70% de la población en Quito viaja en transporte público, pues hay que tomar medidas para que los buses y los sistemas masivos puedan trasladarse en menos tiempo.

“No puede ser que el 80% de las vías estén diseñadas para los autos privados y solo el 20% para el transporte público. Está todo al revés”.

También se debe desincentivar el uso del auto privado. Los peajes urbanos son una buena alternativa. Si un conductor quiere ingresar aun sector de la ciudad, debe pagar.

Reorganización de rutas

¿Cuáles son las medidas para lograr una movilidad ideal en la ciudad? 

Las vías deben tener menos espacio para el auto privado y más espacio para las bicicletas y para el transporte público. Así, los autos no pueden ir a altas velocidades y se reducen los accidentes.

Si una persona que va en un auto mira que por su derecha pasa rápidamente un bus en el carril exclusivo, mientras ella está una o dos horas en el tráfico, es muy posible que deje el auto en casa para tomar el bus.

¿Esto es suficiente para un transporte público de calidad?

Como dije, es necesario atacar el problema integralmente. Me parece positivo lo que está haciendo el Municipio sobre la reorganización de las rutas.

Lo ideal sería aplicar un modelo que le permitió mejorar su transporte público a ciudades como Santiago de Chile. Las autoridades conversaron con las operadoras y les dijeron que deben cumplir con dos parámetros: rutas y frecuencias.

Es decir, que deben llegar a la mayor cantidad de barrios y ser puntuales porque así las personas no pierden tiempo en las paradas como ocurre en Quito. Otro punto que se debe tomar en cuenta es el de los horarios.

“No es posible que a las 20:00 o 21:00 ya no haya unidades de transporte hacia barrios alejados”.

¿Los contratos que el Municipio firmará con los transportistas mejorarán el servicio?

Pienso que no. El Municipio quiere que los transportistas cumplan con 46 indicadores que demuestren que el servicio ha mejorado.

La pregunta es: ¿Cómo va a controlar ese cumplimiento? Es muy difícil. Creo que lo primero que se debe hacer es democratizar el espacio en las vías.

¿La pandemia será un impedimento para avanzar en una movilidad adecuada?

Creo que es una oportunidad para acelerar los procesos. El Municipio de Quito puede tomar a la pandemia como la razón para mejorar e impulsar el sistema de transporte público, porque puede convertirse en un aliado para movilizar a más personas de una forma segura.

Noticias relacionadas