Metro de Quito corre el riesgo de no operar en marzo de 2021

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

9 Nov 2020 - 0:05

Una de los tres unidades del Metro de Quito, durante las pruebas de movimiento, el 8 de octubre de 2020. - Foto: Metro de Quito

Metro de Quito corre el riesgo de no operar en marzo de 2021

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

9 Nov 2020 - 0:05

La obra más importante de la ciudad aún no cuenta con el marco jurídico que le permita funcionar. El Concejo Metropolitano debe aprobar la ordenanza para elegir a la operadora. El próximo martes 10 de noviembre se convocó al primer debate.

La construcción del Metro de Quito registra un avance del 98%. Todo apunta a que la obra estará lista en marzo de 2021.

A pesar de esto, el Metro corre el riesgo de permanecer parado, pues aún no existe el marco jurídico que establece su modelo de gestión. Esta normativa debe contemplar el sistema de recaudación, la reestructuración de las rutas de buses y el costo del pasaje.

Estos temas, según el gerente del Metro de Quito, Édison Yánez, son necesarios para elegir la empresa que operará este sistema de transporte, cuya construcción costó más de USD 2.000 millones.

El problema es que ese marco jurídico debe ser aprobado bajo ordenanza por el Concejo Metropolitano, pero el borrador todavía no llega al pleno. El organismo debe aprobarlo en dos debates.

Yánez reconoce que un retraso mayor ocasionaría que el funcionamiento del Metro se postergue por un tiempo indefinido. “Todo depende de la ordenanza para lanzar el concurso que elegirá el operador”, puntualiza.

Este proceso puede demorar semanas o incluso meses, ya que la empresa ganadora deberá recibir la obra y constatar que no existan novedades para operar.

El funcionario asegura que el objetivo principal de la Alcaldía es que el Metro sea operado por una empresa privada internacional. Pero deja abierta la posibilidad de que esta tarea la asuma el Municipio si las empresas interesadas retiran su intención de administrar la obra.

“La empresa privada que gane el concurso también llegará con los conductores de los trenes. El Metro de Quito no ha contratado personal”, dice.

Yánez aclara la intención que tiene la administración municipal luego de que los prestamistas internacionales enviaran una carta al alcalde de la ciudad, Jorge Yunda. Ese texto recomienda que el Metro sea operado por una firma privada y no por una empresa pública.

El concejal Omar Cevallos, miembro de la Comisión de Movilidad, señala que la ordenanza se elabora desde hace siete meses. “En este tiempo se recogieron los criterios de expertos, de los transportistas y de los concejales”.

Está previsto que el próximo martes 10 de noviembre de 2020 se realice el primer debate. “Allí se recogerán algunas observaciones de los concejales que serán debatidas en la Comisión para devolver el texto al Concejo y que se apruebe en segundo debate”, explica Cevallos.

Bernardo Abad, concejal y miembro del directorio de la Empresa Metro de Quito, adelanta que la aprobación no será fácil. “Hay algunos concejales (sin decir nombres) que no quieren que el Metro sea operado por una empresa privada. Si la ordenanza pasa será con las justas”, anticipa.

Costo del pasaje

Uno de los temas más polémicos es el costo del pasaje. Édison Yánez señala que la propuesta busca que la tarifa sea competitiva con la del transporte en superficie.

Además, el funcionario indicó que los usuarios podrán adquirir una tarjeta para recargar el número de viajes que se ajuste a sus necesidades.

La implementación de la tarifa del Metro viene de la mano con un posible aumento en el pasaje del bus urbano. Pasaría de USD 0,25 a USD 0,35.

El concejal Bernardo Abad dice que este incremento se justificaría si los transportistas mejoran la calidad del servicio.

¿Como lograrlo? El secretario de Movilidad, Guillermo Abad, explica que los propietarios de los buses deberán firmar nuevos contratos de operación. “En estos documentos se incorporarán ítems de calidad que deben ser cumplidos para garantizar un buen servicio”, dice.

Junto a los nuevos costos de los pasajes también se pretende implementar un sistema de recaudo electrónico. Así, el usuario pueda usar un solo método de pago y utilizar cualquier subsistema: Ecovía, Trolebús, buses urbanos o el Metro.

El concejal Abad revela que actualmente la Empresa Metropolitana de Pasajeros (Trolebús y Ecovía) pierde entre USD 15.000 y USD 20.000 mensuales al utilizar el cobro manual.

Esta pérdida obliga a que el Municipio inyecte unos USD 40 millones anuales para mantenerla operativa. Además se identificaron problemas administrativos desde años anteriores.

Es por eso que Bernardo Abad califica como positiva la intención de la ordenanza de crear una caja común.

Ese dinero será repartido entre los diferentes actores del sistema metropolitano de transporte, de acuerdo a variables que deberán ser aprobadas por el Concejo Metropolitano.

Nuevas rutas

El funcionamiento del Metro de Quito también busca una optimización de las más de 40 rutas que hay en la ciudad.

El borrador del proyecto apunta a que el transporte metropolitano (Ecovía y Trolebús), sumado al Corredor Central Norte y a los buses urbanos alimenten al Metro.

El concejal Omar Cevallos explica que “la mayoría de rutas deben operar en los ejes transversales para que el metro tenga la mayor cantidad de usuarios en el eje longitudinal”.

Esto significa -detalla Cevallos- que, por ejemplo, se eliminarán rutas con “largos trayectos que recorrían la ciudad de norte a sur y viceversa. Queremos que haya complementariedad y no competencia”.

Guillermo Abad, de la secretaría de Movilidad, recuerda que las rutas son propiedad del Estado y deben responder a las necesidades de la ciudad.

Asegura que con esta reorganización se cubrirá el 95% de la demanda de transporte.

Metro hasta La Ofelia

El Metro de Quito tiene la intención de ampliar el primer tramo que actualmente va desde Quitumbe (sur de la ciudad) hasta El Labrador (norte).

El objetivo es que los trenes avancen hasta el sector de La Ofelia. Sin embargo, el proyecto aún está en fase de estudio.

El gerente Édison Yánez reconoce que todavía no hay una fecha para que este trayecto de cinco kilómetros empiece a construirse.

El funcionario dice que todos los esfuerzos se concentran en poner en marcha la primera línea. Y aclara que el financiamiento de la obra es suficiente para que pueda operar.

El 8 de septiembre de 2020, el gerente técnico, Raúl Talavera, informó, que el Metro necesita USD 35 millones adicionales, después de que surgieran imprevistos en la construcción.

Yánez, en cambio, asegura que el avance de la obra está en su etapa final. “Uno de los trenes ya realizó el recorrido completo sin ninguna novedad”.

Se tiene previsto que en febrero de 2021 se realicen las últimas pruebas con los 18 trenes.

A pesar de que esas pruebas no presenten novedades, Yánez insiste en que la operatividad del Metro está en manos del Concejo Metropolitano.

Noticias relacionadas