Padres denuncian que entregan ‘cuotas’ para arreglar las escuelas

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

26 Nov 2022 - 5:18

Estudiantes de una escuela fiscal de Quito, el 22 de abril de 2022. - Foto: Primicias

Padres denuncian que entregan ‘cuotas’ para arreglar las escuelas

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

26 Nov 2022 - 5:18

Pese a que la gratuidad de la educación es un derecho en el país, algunos comités de padres en Quito siguen pidiendo ‘colaboraciones’ para mejorar las instalaciones de las escuelas.

La gratuidad de la educación pública contemplada en la Constitución es un objetivo difícil de cumplir en algunos planteles del país. Padres en Quito relatan que, a lo largo del año, deben entregar cuotas para mejorar las instalaciones de las escuelas y colegios a los que asisten sus hijos.

Andrea Pérez es madre de dos niños que estudian en una escuela del sur de la capital. Se queja de que a inicios de noviembre de 2022 tuvo que entregar USD 10 por cada uno de sus hijos porque las tuberías de los baños sufrieron daños.

Ese monto no es menor para esta madre que gana entre USD 10 y USD 15 diarios vendiendo comida. “Se supone que la educación es gratuita. Si tuviera recursos, estudiarían en una escuela privada”, agrega.

Este caso no es aislado y se repiten con frecuencia. Julio Jiménez tuvo que contribuir con USD 15 para comprar los materiales y pintar los pupitres de la escuela a la que asiste su hija, en el norte de la ciudad.

“Los padres pintamos los pupitres para que los niños estudien en un ambiente digno. Las autoridades no se preocupan por su bienestar”, dice.

Hay casos más complejos como el de Norma Chiluisa, quien no ha podido pagar los USD 10 que le pidieron a su hija para la compra de las cortinas del aula.

“Como mamá me da pena y vergüenza no tener dinero para la cuota”.

Norma Chiluisa, madre de familia

La imposibilidad para entregar el aporte económico le ha traído problemas a su hija, pues su nombre aparece en la lista de estudiantes que no han dado la contribución. “No es que no quiera pagar, sino que a veces no tengo ni para que mi hija desayune”, dice Chiluisa.

El pago de estas cuotas se mantiene en algunos planteles estatales, a pesar de que en 2008 el Ministerio de Educación eliminó las “contribuciones voluntarias”. En aquel entonces, se aseguró que iban en contra de la gratuidad de la educación pública.

Cuotas y autogestión

El Ministerio de Educación reconoce que en las escuelas y colegios que están bajo su administración se solicitan contribuciones económicas.

Un funcionario de la entidad, que pidió la reserva de su identidad, dice que al pago de las cuotas se la conoce como autogestión, pues nace de los representantes de los estudiantes.

“El Gobierno dispone de recursos para la reparación de la infraestructura de las escuelas y colegios, pero no para el arreglo de baños, compra de material didáctico o construcción de obras menores, como cercas o cerramientos”, explica.

Según el Ministerio de Finanzas, la Cartera de Educación maneja alrededor de USD 18 millones para “bienes y servicios de inversión” y otros USD 86 millones para “obra pública”.

La fuente consultada por PRIMICIAS aclara que las autoridades educativas no pueden pedir ninguna cuota, “son los comités de padres de familia los que administran los recursos”.

Daniel N. es presidente del Comité de Padres de Familia de una escuela ubicada en el Valle de los Chillos.

Dice que está de acuerdo con que los representantes de los alumnos paguen las cuotas. “Si el Gobierno no entrega los recursos, debemos hacer un esfuerzo por nuestros hijos, para que estudien a gusto”, dice.

Desde el 21 de noviembre de 2022, PRIMICIAS solicitó una versión oficial del Ministerio de Educación. Hasta el cierre de este reportaje no obtuvo respuesta.

Noticias relacionadas