Viernes, 14 de junio de 2024

La angustia de vivir junto a la Simón Bolívar, la vía más mortal de Quito

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

23 Oct 2023 - 5:59

En los primeros siete meses de 2023, la avenida Simón Bolívar registró 253 accidentes de tránsito que provocaron 24 fallecidos. Cuatro personas relatan cómo es vivir cerca de esta vía.

Un auto volcado tras sufrir un accidente de tránsito en la avenida Simón Bolívar de Quito, el 11 de agosto de 2023.

Autor: Jonathan Machado

Actualizada:

23 Oct 2023 - 5:59

Un auto volcado tras sufrir un accidente de tránsito en la avenida Simón Bolívar de Quito, el 11 de agosto de 2023. - Foto: Bomberos Quito

En los primeros siete meses de 2023, la avenida Simón Bolívar registró 253 accidentes de tránsito que provocaron 24 fallecidos. Cuatro personas relatan cómo es vivir cerca de esta vía.

La avenida Simón Bolívar de Quito, la más peligrosa de la ciudad, se ha convertido en la vecina más incómoda para las personas que viven y trabajan a lo largo de sus más de 55 kilómetros de extensión.

Según la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2023 se han registrado 253 accidentes de tránsito que han dejado 24 fallecidos y 183 heridos.

El concejal Wilson Merino pidió al alcalde Pabel Muñoz que declare en emergencia a esta avenida para implementar mayores controles y mejorar su trazado vial, sobre todo en los cinco puntos en los que ocurren más accidentes.

Mientras se concreta esta iniciativa, PRIMICIAS recorrió la avenida Simón Bolívar y recogió testimonios de quienes día a día hacen su vida cerca del peligro que representa esta vía.

  • "He visto morir a varias personas"

    Luis Tapia trabaja desde 2021 en una recicladora ubicada al pie de la avenida Simón Bolívar, en el barrio La Forestal, en el sur de Quito. 

    En su testimonio describe el dolor que ha sentido cuando personas fallecen en accidentes de tránsito.

    "Todos los días hay accidentes de tránsito y heridos, aunque tampoco faltan los muertos en la Simón Bolívar.

    Algunos de ellos son indigentes que fallecen sin que nadie se entere. He visto morir a varias personas en esta vía y el dolor es grande. No me imagino la angustia y el dolor que debe enfrentar una madre que pierde a su hijo en un accidente de tránsito que fue provocado por algún irresponsable.

    Las autoridades deben hacer algo urgente para que esta avenida deje de ser el cementerio de muchas personas.

    Creo que la declaratoria de emergencia en la Simón Bolívar es urgente para buscar mecanismos que regulen la circulación vehicular".

  • "He tenido que sacar a gente de los fierros retorcidos"

    Fernando Pérez trabaja en un supermercado en el barrio Loma de Puengasí, en el suroriente de la capital. Relata cómo ha tenido que rescatar a personas que quedan atrapadas en los vehículos, tras sufrir un accidente de tránsito.

    "Siempre hay miedo de lo que puede pasar en la Simón Bolívar y más aún en la Loma de Puengasí, donde siempre hay accidentes.

    La bulla de los pitos y la velocidad de los vehículos no dejan trabajar en paz a ninguna hora. Además, este ritmo descontrolado provoca dolores de cabeza y de oído. La circulación vehicular nunca para en esta vía y por eso hay accidentes, heridos y muertos a toda hora.

    En los últimos meses, he notado que los accidentes son más violentos. Las víctimas quedan destrozadas en medio de los vehículos aplastados y he tenido que rescatar a personas entre los fierros retorcidos.

    En el momento del accidente solo piensas en actuar y ayudar, pero el impacto emocional llega después y en tu mente se reproducen las imágenes de los heridos y de los fallecidos".

  • "Los accidentes nos quitan el pan de la boca"

    Mientras prepara los almuerzos que vende en un restaurante ubicado en Carapungo, en el norte de Quito, Mercedes Alvear se queja de las pérdidas económicas que provocan los siniestros de tránsito.

    "En el redondel de Carapungo ya no nos sorprenden los accidentes de tránsito. Es feo decirlo, pero es así. Nos hemos acostumbrado a ver camiones encima de autos pequeños o de motos.

    Lo malo es que los accidentes nos quitan el pan de la boca porque nos toca cerrar el restaurante o bajan las ventas. Un día que no hay choques vendemos 40 almuerzos, pero cuando hay, apenas se venden 10 o máximo 15.

    La Simón Bolívar es tierra de nadie. Todos los autos, buses y camiones circulan a altas velocidades. Casi nunca hay operativos para controlar esa infracción de tránsito y luego lloramos las muertes.

    Es urgente que el Municipio haga algo con esta vía o vamos a seguir lamentado pérdidas económicas y, lo que es peor, más víctimas".

  • "En la vía hay cruces que recuerdan a las víctimas"

    El Troje es uno de los sectores con mayor número de accidentes de tránsito. Fernando Caiza vive en este barrio, ubicado en el extremo sur de Quito, y cuenta los peligros a los que se enfrenta al vivir junto a la avenida Simón Bolívar.

    "Es conocido que el sector de El Troje es uno de los más peligrosos de la Simón Bolívar. Aun así, la presencia de la Agencia Metropolitana de Tránsito es escasa.

    Los vecinos del barrio hemos visto tantos accidentes que en la vía hay cruces que recuerdan a las víctimas, aunque también es una forma de persuadir a las personas para que conduzcan con precaución y que utilicen los pasos peatonales.

    No se puede negar que la mayoría de accidentes son provocados por los conductores, pero hay peatones imprudentes que no usan el paso peatonal.

    La semana pasada (11 de marzo) vi cómo una camioneta atropelló a una señora que no cruzó por el puente. Murió al instante y la ambulancia llegó una hora después.

    Eso también es importante decirlo. No hay un plan para que los organismos de socorro lleguen rápido al lugar del accidente para intentar salvar vidas y evitar que la vía esté cerrada por varias horas, como ya ha sucedido".