Lunes, 22 de abril de 2024

Día de la Bandera: ¿por qué se eligió el amarillo, el azul y el rojo?

Autor:

Alejandro Ribadeneira

Actualizada:

24 Sep 2023 - 18:01

Los colores de la bandera de Ecuador no nacieron como símbolo de la riqueza, el mar o la sangre. Estas son las osadas teorías de su origen.

Estudiantes de la UE Municipal Antonio José de Sucre en un acto de jura de la bandera.

Autor: Alejandro Ribadeneira

Actualizada:

24 Sep 2023 - 18:01

Estudiantes de la UE Municipal Antonio José de Sucre en un acto de jura de la bandera. - Foto: @EducacionQuito

Los colores de la bandera de Ecuador no nacieron como símbolo de la riqueza, el mar o la sangre. Estas son las osadas teorías de su origen.

El 26 de septiembre se celebra el Día de la Bandera de Ecuador. Ese día, los estudiantes realizan el tradicional juramento a los colores del emblema patrio, mientras que las entidades públicas y privadas tiene la obligación de izar la bandera en sus sedes.

Hoy, los significados de los colores están totalmente difundidos entre los ciudadanos; pero pocos recuerdan que, en un inicio, la bandera representaba algo diferente para su creador.

Los historiadores están de acuerdo en señalar a Francisco José de Miranda como el responsable de elegir los colores amarillo, azul y rojo para la bandera del proceso independentista de lo que después fue la Gran Colombia. Lo que no se sabe es por qué fueron elegidos precisamente esos colores.

Lamentablemente, no existe un texto del prócer venezolano o un testimonio que justifique la elección de los colores primarios y no otros, como el celeste, el blanco o el verde.

Se sabe, eso sí, que para Miranda el amarillo, el azul y el rojo no representaban ni la riqueza ni los mares ni la sangre de los patriotas. Esos fueron significados que luego se atribuyeron a los colores de las banderas de las actuales Colombia, Venezuela y Ecuador.

El significado exacto que ideó Miranda jamás quedó registrado y, por eso, abundan las teorías, unas más osadas que otras, de cuáles eran sus reales inspiraciones.

Lo cierto es que su bandera caló fuertemente en los procesos libertarios de inicios del siglo XIX y se convirtió, hasta hoy, en el símbolo de tres países.

  • Una teoría sostiene que Miranda sacó la idea tras una charla con Johann Wolfgang von Goethe, la figura intelectual más destacada de Alemania en esa época. Goethe estaba tan cautivado con las historias de Miranda con respecto a la independencia, que le dijo esto, en una fiesta en Weimar, en 1975: "Tu destino es crear en tu tierra un lugar donde los colores primarios no se distorsionen".

    Y esto se relaciona a que Goethe ya había escrito su texto 'Teoría de los colores', y en esa fiesta explicó a Miranda por qué el amarillo, el azul y el rojo son colores primarios que se descomponen en otros más. 

  • Otra teoría es que Miranda se inspiró en la bandera de Rusia; mantuvo el azul y el rojo, pero cambió el blanco por el amarillo.

    Miranda vivió un año en Rusia y llegó a ser amante de Catalina la Grande. Se piensa que cambió el blanco por el amarillo en honor al cabello rubio de la emperatriz, quien lo apoyó en su causa independentista.

  • Pero también se piensa que la elección del amarillo fue en honor a una mujer sueca llamada Cristina Hall, esposa de uno de los comerciantes más ricos de Gotemburgo. Miranda llegó a Suecia en busca de apoyo para su causa en 1787 y se involucró en un breve romance con Cristina.

  • Otra teoría radica en que Miranda eligió como suyos los colores de un campo del escudo de armas de Cristóbal Colón. El prócer era un estudioso de la vida de Colón, cuya figura en esa época gozaba de enorme admiración. No por nada varios territorios de América llevaban su apellido, así que no era ilógico que sus colores heráldicos se traspasaran a la recién creada Colombia.

    Miranda tituló a sus archivos 'Colombeia', de donde sale la idea de llamar Colombia a lo que se conocía como Nueva Granada. Aunque, en rigor, Miranda soñaba con que así se llamara a todo el continente americano.

  • Finalmente, existe la teoría de que Miranda eligió los colores primarios porque eran prácticos para distinguir a las embarcaciones en alta mar y los ejércitos.

    España ya había dejado de usar la imperial bandera blanca con cruz roja porque era similar a la de Inglaterra y Francia, para optar por los colores amarillo y rojo. La razón: se quería que sus marinos no confundieran amigos con enemigos.

    Miranda quería que las fuerzas libertarias tuvieran una bandera que fuera fácilmente distinguible a lo lejos, tan llamativa como la española pero de colores diferentes. Cuando en 1.801 pidió ayuda a Inglaterra para la independencia, escribió la solicitud de 10 banderas rojo, amarillo y azul.