En seis años 3.647 ecuatorianas han muerto por cáncer de mama

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

23 Oct 2019 - 0:04

Las campañas buscan concienciar sobre la importancia de la mamografía. - Foto: cortesía MSP

En seis años 3.647 ecuatorianas han muerto por cáncer de mama

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

23 Oct 2019 - 0:04

La cifra corresponde al período 2013-2018. Esta patología supera a otros tipos de cáncer de alta incidencia, como los de cuello uterino, de tiroides y de estómago.

Cada año se diagnostican alrededor de 2.000 nuevos casos de cáncer de mama en Ecuador, según el Ministerio de Salud.

Por eso este tipo de cáncer se ha convertido en el más común entre las mujeres, superando a otros tipos con alta incidencia, como los de cuello uterino, tiroides, estómago y colorrectal.

El cáncer de mama no solo es el más común entre mujeres sino el que más víctimas mortales cobra.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) ya lo sitúa en el puesto 11 entre las causas de muerte más comunes de mujeres en el país.

Lupe Garzón murió a finales de septiembre de 2019, luego de luchar un año contra el cáncer. Ella se enteró que lo padecía cuando ya estaba avanzado.

No pudo hacer más que intentar sobrevivir el mayor tiempo posible, pero el tratamiento no surtió el efecto que su familia esperaba.

Además, la falta de control médico fue determinante para que la enfermedad avanzara rápidamente.

Lo más paradójico es que la hija de Lupe Garzón también falleció a causa del cáncer de mama, en 2005.

Tania Soria, presidenta de la Sociedad Ecuatoriana de Oncología, dice que esos 2.000 nuevos casos que se reportan cada año indican también que más mujeres acuden a realizarse los exámenes de control.

“Eso es positivo en el sentido que si se encuentra algún problema, el diagnóstico temprano permite a la persona combatir el cáncer con mayor efectividad”.

Con relación al aumento de muertes, Soria explica que se debe al aumento de casos diagnosticados y a factores que se han descubierto con las investigaciones, por ejemplo, que este tipo de cáncer es hereditario.

A esto se suma que la Organización Mundial de la Salud dice que el cáncer se desarrolla, en su mayoría, por el índice de masa corporal elevado.

Así como por la ingesta reducida de frutas y verduras, la falta de actividad física, el consumo de tabaco y el consumo de alcohol.

La mamografía previene la muerte

Tania Soria recuerda que la mamografía es el único examen que permite un diagnóstico exacto y elegir un tratamiento adecuado para combatir la enfermedad.

“Después de los 40 años, las mujeres deben hacerse una mamografía anual. A esta edad, la densidad de la mama es ideal para conocer si hay células cancerígenas”.

Aunque no es habitual que la enfermedad se presente antes de los 40 años de edad, si una adolescente o joven siente dolor o picazón o percibe una masa extraña, debe acudir al especialista.

Octubre es el mes de la sensibilización sobre el cáncer de mama. Es por eso que organizaciones públicas y privadas llevan a cabo campañas para prevenirlo.

El Ministerio de Salud es uno de ellos. En los últimos años se han realizado iniciativas orientadas a que las mujeres se realicen mamografías preventivas.

Tanto el Ministerio como la empresa privada y los profesionales concuerdan en que el diagnóstico temprano es la principal herramienta para evitar que el cáncer de mama cobre más víctimas.

Noticias relacionadas