La pandemia empujó a 150.0000 estudiantes hacia la deserción escolar

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

11 Nov 2021 - 0:05

Personas en situación de mendicidad piden ayuda en el norte de Quito, el 2 de julio de 2020. - Foto: API

La pandemia empujó a 150.0000 estudiantes hacia la deserción escolar

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

11 Nov 2021 - 8:15

El Ministerio de Educación teme que el abandono escolar se incremente en los próximos meses. La cifra podría acercarse a duplicar las 90.000 deserciones del año lectivo 2020-2021.

Todavía no finaliza el actual año lectivo y las cifras de abandono estudiantil en el país ya son inéditas. Según la ministra de Educación, María Brown, hasta noviembre de 2021 unos 150.000 niños y adolescentes han dejado de estudiar producto de la crisis ocasionada por la pandemia del Covid-19.

Esa cifra, sin embargo, no es definitiva y podría llegar a duplicar las 90.000 deserciones registradas en el período 2020-2021 si la tendencia continúa al alza.

Las autoridades educativas explican que la cantidad de niños que no han vuelto a las aulas es alta tomando en cuenta que el número de estudiantes matriculados este año se incrementó en apenas 1,34% con relación al anterior, pasando de 4.314.777 a 4.372.629 estudiantes.

"Que un estudiante se haya matriculado no significa que continuó con sus estudios. Notamos esto en las encuestas que hicimos y por información recabada en los puntos de reencuentro. Son datos muestrales, pero que nos dan una idea bastante clara de la tendencia", agrega Brown.

La información que maneja el Ministerio de Educación revela que la mayoría de alumnos que abandonan sus estudios son:

  • Los que pasan de séptimo a octavo de básica, que es la transición entre escuela y colegio.
  • Quienes aprueban décimo de básica y pasan a primero de bachillerato.

La Ministra recuerda que "esto ha sido constante a lo largo de los años y se ha mantenido durante la pandemia".

En la búsqueda de soluciones para este problema, se está pensado en la creación de una nueva oferta de bachillerato que se adapte a la realidad y a las necesidades de los estudiantes.

A pesar de que la deserción es uno de los mayores problemas que afronta el sistema educativo, el Plan de Desarrollo del Gobierno 2021-2025 no contempla mecanismos para disminuirla.

Lo que sí tiene como objetivo es, por ejemplo, aumentar la tasa de matriculación en educación básica del 93% al 97,53%; y la del bachillerato del 87,38% al 89,09%.

Aunque como explica la Ministra, el hecho de que exista un mayor número de estudiantes matriculados no significa que se mantendrán en las aulas, pues pueden abandonarlas en el transcurso del año.

El niño Juan Ll., de 10 años, retrata una parte de esa realidad.

Su familia lo matriculó para el período lectivo 2021-2022 en una escuela fiscal ubicada en el Valle de Los Chillos, al suroriente de Quito. Pero a las cinco semanas de iniciadas las clases tuvo que abandonarlas para vender caramelos en las calles y ayudar a la economía familiar, pues su madre perdió el trabajo.

La mujer entiende las consecuencias de la deserción y anhela encontrar un empleo para que su pequeño "pueda volver a clases y tenga un mejor futuro".

Sin uniforme ni lista de útiles

Para evitar que más estudiantes abandonen las aulas, el Ministerio de Educación anunció dos medidas que estarán vigentes, al menos, hasta que finalizar el actual año lectivo.

La primera es que las unidades educativas no podrán obligar a que los alumnos acudan con uniforme. Mientras que la segunda señala que no será necesario que los padres de familia compren las listas de útiles diseñadas por la autoridad educativa.

"En las próximas semanas, el ministerio entregará kits en las zonas rurales y en las poblaciones que viven en situación de pobreza".

María Brown, ministra de Educación.

Otra alternativa que tienen los estudiantes es mantenerse en la modalidad a distancia. Esto evitaría que los estudiantes gasten en transporte y en la compra de colaciones escolares.

Quienes opten por esta alternativa deberán hacer la solicitud de traslado a una de las dos escuelas fiscales que ofrecen esta modalidad.

Sin embargo, Brown pide a los padres de familia que envíen a sus hijos a la escuela presencial, pues "se ha comprobado que los estudiantes que asisten a clases tienen menos estrés y ansiedad, además mejoran su rendimiento académico, lo que produce menor abandono escolar".

Otro motivo por el que la ministra sostiene que los niños deben volver a clases es el bajo número de casos de Covid-19 que se ha registrado entre los estudiantes que ya están en modalidad presencial.

Los últimos datos del ministerio muestran que apenas se han reportado 31 casos entre los 675.193 estudiantes que asisten a clases presenciales. "Esta cifra solo representa el 0,004%, lo que significa que el regreso a clases ha sido seguro", dice la Ministra.

Vacunación a estudiantes

Al bajo número de contagios en las escuelas se suma el avance de la vacunación en los alumnos de cinco a 17 años.

La información que maneja el Ministerio de Salud señala que el 75,54% de la población entre 12 y 17 años ya cuenta con al menos una dosis. Mientras que el 37,95% ya tiene el esquema completo.

Las cifras son menores en los niños de entre cinco y 12 años. El 36,11% tiene una dosis y el 0,01%, las dos.

Brown dice que el regreso paulatino a las aulas permitirá que la mayor cantidad de estudiantes esté vacunada hasta enero de 2022 cuando los 4,3 millones de alumnos que forman el sistema educativo ya acudan de forma presencial.

Noticias relacionadas