La Contraloría también investiga posibles irregularidades en el Hospital del Seguro Social

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

9 Jul - 13:41

El HCAM es el hospital más grande de Quito. - Foto: Jonathan Machado / Primicias

La Contraloría también investiga posibles irregularidades en el Hospital del Seguro Social

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

9 Jul - 13:41

Más problemas se descubren en el HCAM, de Quito. La Contraloría espera reunir más pruebas para emitir un informe final sobre los presuntos actos de corrupción en este hospital.

Un contrato adjudicado a un solo proveedor, falta de control de ingresos y egresos de un medicamento, un contrato que dejó sin medicinas a los pacientes del Hospital del Seguro Social Carlos Andrade Marín (HCAM) e irregularidades en los requisitos de un contrato de implantes.

Eso son los principales problemas que encontró la Contraloría en esta casa de salud, de Quito.

La información fue obtenida de auditorías realizadas entre el 1 de enero de 2014 y el 31 de diciembre de 2018

La lectura del informe borrador de la auditoría se realizó la mañana del martes 9 de julio de 2019, en las instalaciones de la Contraloría.

Un contrato a un solo proveedor

En el proceso de contratación de un equipo para exámenes de sangre, la Contraloría encontró que los funcionarios del HCAM describieron la marca del equipo y no el nombre de la máquina.

Esto originó que el contrato recayera en una sola empresa, que es la única que comercializa los insumos para ese equipo.

Esta forma de contrato puede llevarse a cabo solo en procesos de régimen especial, dijo la Contraloría. Esto significa que se rompió lo establecido en la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública.

Falta de control de un medicamento

La falta de control de los ingresos, egresos y registro de la Duramadre Liofilizada Autoaderente ocasionó que no se pueda verificar el consumo de 160 unidades.

El valor de esas unidades asciende a USD 126.426,22 y, según la Contraloría, tampoco fueron encontradas durante la constatación física.

Durante la lectura del informe, los funcionarios del HCAM implicados en este caso dijeron que estas irregularidades se generaron antes de que empezaran a trabajan en la institución (2016), por lo que no pueden justificar el uso del medicamento.

La Contraloría se comprometió a estudiar el caso para no sancionar a funcionarios que no fueron parte de las irregularidades.

Los pacientes no tuvieron acceso a medicinas

Un contrato se firmó 27 días después de que se lo haya adjudicado a una empresa.

Esto ocasionó que no se cuente con los insumos para la atención de los afiliados y pensionistas del IESS.

Irregularidades en implantes

El HCAM entregó contratos para la adquisición de implantes cocleares, de endoprótesis vascular cerebral diversora de flujo y de insumos para el banco de sangre.

Sin embargo, la Contraloría evidenció que no se cumplieron los requisitos establecidos en los contratos, aunque aclara que los productos fueron recibidos en los plazos acordados.

El informe de la Contraloría se dio a conocer ocho días después de que el gerente del HCAM, Juan Paéz, dijera que en el hospital hay crisis, corrupción, medicinas caducadas y demandas a la entidad por la falta de medicamentos.

Noticias relacionadas