El corte de agua en Pifo expone un problema recurrente

Sociedad

Autor:

Emerson Rubio

Actualizada:

27 Sep 2022 - 18:03

En las calles, la gente espera a que pasen los tanqueros. - Foto: Emerson Rubio / PRIMICIAS

El corte de agua en Pifo expone un problema recurrente

Autor:

Emerson Rubio

Actualizada:

27 Sep 2022 - 18:03

Los habitantes de esta parroquia de Quito dicen que sufren cortes del servicio de agua potable al menos una vez por semana, pero el último dura ya seis días.

En el parque central de Pifo, parroquia situada al norte de Quito, se escuchó de repente: “¡No hay agua, señor!”.

Era Hernán Olmedo, el lustrabotas que trabaja afuera de los baños públicos. Le gritaba a un hombre que pretendía usar los sanitarios.

Pifo es una de las siete parroquias de Quito, además de Puembo, Tababela, Yaruquí, Checa, Guayllabamba y El Quinche, que se quedaron sin agua tras una rotura en la tubería El Corazón, el 24 de septiembre. 

Jessica Cachago muestra los baldes que llenó, con la ayuda de sus vecinos, en septiembre de 2022.

Jessica Cachago muestra los baldes que llenó, con la ayuda de sus vecinos, en septiembre de 2022. Emerson Rubio / Primicias

Según la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps) la rotura ocurrió en la línea de distribución del tanque El Corazón y en la línea de transmisión Paluguillo-Tababela-El Quinche.

En Pifo, que tiene unos 17.000 habitantes, las personas dicen que los cortes de agua son recurrentes.

¿Dos medidores en Pifo?

Josué Tipantiza, un pifeño de 36 años, dice que en la parroquia no cuentan con el servicio desde el 23 de septiembre de 2022. Pero no todos se han quedado sin agua.  

Explicó que hay propiedades que tienen dos medidores.

Algunas casas reciben “el agua del pueblo”, que llega desde las vertientes gracias a los comuneros. La pagan mensualmente en la Junta Parroquial.

Otras viviendas, en cambio, cuentan con “el agua del Municipio”, que es el agua potable.

La gente confía más en el “agua del pueblo” porque el suministro no se corta.

Tipantiza, por ejemplo, tiene los dos medidores. El daño en El Corazón no lo ha afectado, pero a algunos de sus vecinos sí, como a Jessica Cachago, propietaria de un local de venta de ropa.

En la parroquia hay malestar por el corte de agua.

En la parroquia hay malestar por el corte de agua.  Emerson Rubio / PRIMICIAS

Esta vez, el corte ha sido muy largo, desde el viernes en la noche, asegura Cachago, quien agrega que “el agua se va una o dos veces a la semana”.

Aunque la Epmaps anunció que iba a enviar tanqueros con agua, Cachago asegura que no ha recibido una sola gota.

La Epmaps respondió a PRIMICIAS que “la falta de agua de días pasados en esas zonas no tiene que ver con las interconexiones. Esto responde a los altos consumos registrados en la zona”.

Que llegue el tanquero

En el sector de Chaupimolino (Pifo), que es una zona comercial, Mario Almeida, de 35 años, estaba rodeado de una docena de ollas y baldes vacíos. Esperaba a que pasara el tanquero para juntar un poco de agua.

Para él, lo peor de estos días ha sido no poder bañarse. Y para cocinar ha gastado más de 24 dólares en la compra de botellones de agua.

A solo 20 minutos de allí, en Puembo, Zoila Hernández se lamentaba por el corte. Le preocupaba tener que cerrar su restaurante.

La Epmaps informó que los trabajos de reparación comenzaron el sábado 24 de septiembre, en el sector del tanque Los Pinos, y concluirán el miércoles 28 de septiembre, luego de lo cual el servicio retornará paulatinamente.

Noticias relacionadas