Crímenes con armas de fuego han aumentado un 119% en el país en 2021

Sociedad

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

4 Oct 2021 - 0:05

Las autoridades decomisaron armas en la Penitenciaría del Litoral, el 22 de septiembre de 2021. - Foto: Cortesía Gobernación del Guayas

Crímenes con armas de fuego han aumentado un 119% en el país en 2021

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

4 Oct 2021 - 0:05

Las bandas criminales, dedicadas al narcotráfico, manejan sus propios arsenales de armamento dentro y fuera de las cárceles. Hasta mayo de 2021, las Fuerzas Armadas han decomisado 5.514 armas de diverso calibre.

Entre enero y agosto de 2020 se cometieron 459 asesinatos con armas de fuego en el país, y esta cifra se mantenía dentro del promedio de los últimos años. En 2019, por ejemplo, hubo 413 casos y en 2018, un total de 301.

Pero en 2021, la situación se agravó notablemente y en los primeros ocho meses del año se registran 1.007 asesinatos con armas de fuego. Eso representa un incremento de 119%, con relación al año anterior.

Además se trata de la cifra más alta de homicidios cometidos con armas de fuego de la última década, según estadísticas oficiales.

Por otra parte, las cifras del Ministerio de Gobierno también muestran que entre enero y agosto de este año hubo un total de 1.427 muertes violentas, y el 71% fue con un arma de fuego.

Las armas y el narcotráfico

El aumento del uso de armas de fuego y de muertes violentas en Ecuador tienen una línea conductora: el narcotráfico.

De hecho, estudios internacionales ya no ponen a Ecuador únicamente como un país de paso de la droga, sino que se ha convertido en centro de acopio. Incluso, cada vez son más los laboratorios de refinación de cocaína que se desmantelan en el territorio nacional.

Precisamente el control de estas rutas de la droga por parte del narcotráfico ha provocado guerras de bandas criminales, tanto dentro como fuera de las cárceles. Y esto se evidencia en el incremento de muertes violentas, especialmente de tipo sicariato.

Por esta razón los grupos del crimen organizado buscan, en el mercado ilegal, armas de fuego para abastecer su arsenal y ganar espacio en la guerra.

En este mercado, las pesquisas policiales han identificado dos tipos de arma: las de fabricación artesanal y otras de alta tecnología.

Mientras que en los recientes amotinamientos en las cárceles ecuatorianas se han utilizado ambos tipos de armamento.

En junio de 2021, por ejemplo, en la Penitenciaría del Litoral se desmanteló una fábrica de armas artesanales, y entre los artefactos que se elaboraban había pistolas de una sola carga.

Pero, en los videos filmados durante los motines se observa que los presos tienen subametralladoras, rifles y hasta armas de largo alcance que utilizan desde los techos de las cárceles como una especie de francotiradores.

Según el último reporte oficial del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (Comaco), hasta mayo de 2021, en el país se decomisaron y destruyeron 5.514 armas de diversos calibre que fueron incautadas por no tener los permisos de porte y de tenencia reglamentarios.

Vienen del sur

La proliferación del narcotráfico en Ecuador ha puesto al país en el mapa de otros delitos conexos, y uno de estos es el tráfico ilegal de armas.

Una fuente de inteligencia de la Policía indica a PRIMICIAS que las armas artesanales son utilizadas en crímenes menores y comunes como los robos urbanos. Pero los grupos del narcotráfico usan armamento más sofisticado.

Las armas del mercado ilegal en el país vienen desde el sur de América Latina, específicamente Chile y Perú, pero la ruta iniciaría en otro país.

En 2018, el centro de investigación periodística chileno Ciper reveló que desde Texas (Estados Unidos) salen pistolas o piezas de fusiles, camufladas en otras mercancías. Luego estas armas llegan a los puertos chilenos, y desde ahí se las transporta por tierra hacia Perú, Ecuador y Colombia.

Uno de los más recientes decomisos fue el 28 de septiembre de 2021, en el cantón El Guabo, cerca de la frontera con Perú. Esa fecha las Fuerzas Armadas decomisaron un arsenal de armas y municiones ilegales, como tres subametralladoras y ocho revólveres.

Noticias relacionadas