Presidenciables no detallan cómo conseguirán la igualdad de género

Sociedad

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

5 Abr 2021 - 0:03

Kathy Muñoz, madre de Lisbeth Baquerizo, protesta para exigir celeridad en el caso del femicidio en contra de su hija, el 23 de enero de 2021. - Foto: Carolina Mella

Presidenciables no detallan cómo conseguirán la igualdad de género

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

5 Abr 2021 - 0:03

Los presidenciables, Andrés Arauz y Guillermo Lasso, incorporan los derechos de las mujeres en sus promesas de campaña. Pero sus planes de Gobierno poco hablan de propuestas concretas.

El tema de la violencia de género y derechos reproductivos de la mujer, que pasaron casi desapercibidos para los candidatos en primera vuelta, fueron retomados por los presidenciables en la recta final para llegar a Carondelet. 

Ocurre luego de las críticas que se hicieron por no ser incluidos en sus propuestas de gobierno, ni en sus discursos de campaña, ni siquiera en los debates. 

“De todas formas es un avance que se traten estos temas progresistas en esta sociedad” dice la analista política, Grace Jiménez, 

Sin embargo, “vimos 16 candidaturas en las que solo una era mujer, lo cual indica la falta de voluntad de las organizaciones y partidos políticos, frente a una verdadera paridad e igualdad de género” añade.

La ausencia de la mujer en los documentos de propuestas radica también en la ausencia de ellas hasta en sus equipos de asesores. Incluso, entre los dos candidatos a segunda vuelta, ninguno tiene una mujer como compañera de fórmula.  

“Desde ahí uno parte de que la real igualdad no se da como ellos lo quieren pintar. La representación de la mujer debe ir más allá de un discurso feminista que les escriben para que vayan a las tarimas o las plataformas de redes sociales” explica Jiménez. 

Eso se demuestra que dentro de las propuestas de gobierno entregadas al Consejo  Nacional Electoral (CNE) al momento de su inscripción, el tema apenas es abordado en el documento.

En rasgos generales, ambos candidatos, reconocen la necesidad de la igualdad de género, pero no detallan cómo lo conseguirán.

Ninguna de las dos opciones profundiza respecto al presupuesto que requiere la ejecución de la Ley para Erradicar la Violencia contra la Mujer, ni menos sobre sus derechos reproductivos.

El giro en el discurso de cara a la segunda vuelta propone por ejemplo, la creación de una Secretaría de Mujeres, en el caso de Andrés Arauz de Centro Democrático. 

 

El candidato Guillermo Lasso, de la alianza Creo-PSC, propone una Defensoría de los Derechos de la Mujer.

 

El costo real de la violencia al Estado 

Para Rocío Rosero, de la Coalición Nacional de Mujeres del Ecuador, los candidatos fueron asumiendo algunas de las propuestas, pero ese ‘asumir’ no es lo suficientemente documentado e informado.  

“Lo que nos preocupa es que para ninguno de los candidatos, desde el inicio, ni ahora, hablan sobre el rol del Estado en temas de derechos humanos. A pesar de que mencionan varias ofertas no llegan a definirse” dice Rosero.

“La Constitución está vigente y hay un mandato establecido en torno a la igualdad de género, el derecho a una vida libre de violencias, entonces nos preocupa que los candidatos no conocen la normativa nacional e internacional sobre los derechos humanos”.

Rocío Rosero, Coalición Nacional de Mujeres del Ecuador

Pero a los candidatos debería interesarles, porque cada año la violencia contra la mujer le cuesta al Estado 4.608 millones, lo que significa el 4,28% del PIB de Ecuador al año.

La mitad de estos costos los asumen las propias mujeres y las comunidades que son parte de la red de apoyo. “Las mujeres dejan de producir y tienen que destinar recursos que servirían para la educación y alimentación de los hijos, e incluso hacen préstamos” explica Rosero

Las mujeres ecuatorianas se endeudan para cubrir los costos de la violencia. El rubro por apoyo, incluidos los que hacen familiares y vecinas asciende a USD 341 millones.

Mientras el Estado gasta cerca de USD 450 millones por la violencia en instituciones como la Judicatura y la Fiscalía, apenas invierte USD 870.000 en prevención.

 

Los datos se recogen en el estudio sobre los costos-país de la violencia contra las mujeres en Ecuador, realizado en el marco del proyecto para la Prevención de la Violencia contra las Mujeres (PreViMujer) de la Cooperación Alemana – GIZ. 

“Lo que necesitamos es que los candidatos y los que toman decisiones, tengan consciencia que estamos actuando al revés” dice Rosero 

“No hemos conversado directamente con los candidatos, sino con sus equipos de trabajo, tanto de la UNES como de Creo, pero estamos a la espera de una reunión directa con ellos”.

Rocío Rosero, Coalición Nacional de Mujeres del Ecuador

Un pacto por las mujeres 

Por eso la Coalición Nacional de las Mujeres del Ecuador les propone un pacto a los candidatos para los próximos cuatro años de gobierno.

“Primero necesitamos que haya voluntad política y que se exprese en medidas concretas” explica Rosero. 

  1.  Con la importancia y jerarquía que se le debe dar al Mecanismo Nacional de la Mujer para que se haga cargo de todas las políticas de igualdad, incluida la prioritaria en la prevención de la violencia contra la mujer.
  2. La protección de la inversión para la prevención de la violencia e igual de derechos. 

Estos temas no fueron tratados en primera vuelta por los candidatos “pero que ahora en segunda los vemos muy por encima” añade Grace Jiménez.

¿Se verá reflejado este cambio de discurso en la intención de los votantes? Grace Jiménez no cree que tenga mayor impacto, porque “hoy la gente está votando por causas”.

“Cuando vemos a un candidato que representa a la derecha y habla de los derechos de las mujeres, cuando hace un año y medio comparaba a la mujer con la economía, las mujeres no creemos en esa palabra”, analiza Jiménez.

“El otro candidato, que tal vez su tendencia de izquierda le permita ampliar un discurso a favor de mujeres, no tiene la voluntad política, porque además las decisiones las siguen tomando los caudillos” afirma Jiménez.

Noticias relacionadas