Ecuador inicia el distanciamiento social con los cantones en rojo

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

4 May - 0:05

Control en uno de los locales de Supermaxi para evitar aglomeraciones. Quito, 30 de abril. - Foto: API

Ecuador inicia el distanciamiento social con los cantones en rojo

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

4 May - 11:00

El lunes 4 de mayo de 2020, después de 48 días de confinamiento, más de 1.500 fallecidos y casi 30.000 contagios, el COE nacional decidió que el país retome parcialmente sus actividades en una fase que el Gobierno ha denominado como distanciamiento social.

Este distanciamiento se regirá por un sistema de semáforos que da mayor apertura para los cantones que se decidan por las luces amarilla y verde, y mantiene las restricciones para los que se permanezcan en rojo.

Se entiende que en los últimos la pandemia aún no ha podido ser controlada, mientras que con las luces amarillas y verde el riesgo de contagio y expansión del virus es menor.

Pero hasta el 3 de mayo, 218 de los 221 cantones del país informaron al Comité de Operaciones de Emergencia que permanecerán en rojo, por lo menos hasta el 10 de mayo.

Uno de los propósitos principales del distanciaiento social es que el país empiece a transitar hacia una nueva normalidad, e intente reactivar en algo la economía pero evitar los contagios a través de medidas preventivas.

Este sistema de semáforos funciona así:

Las restricciones a la circulación vehicular también varían en función del color que haya decidido el respectivo COE cantonal.

Pero más allá del color que se aplique en cada cantón, existen normas que no cambian, como el uso de mascarillas y la sugerencia de mantener el aislamiento para personas mayores de 60 años.

Quizá el eje del tránsito hacia esa “nueva normalidad” a la que se refirió el presidente Lenín Moreno es el distanciamiento social.

El COE determinó que la distancia mínima que debe existir entre las personas que se encuentren en un mismo espacio es de 1,50 metros. Aunque algunos COE cantonales han recomendado que debe ser de dos metros.

El viceministro de Salud, Xavier Solórzano, dice que el distanciamiento social y el lavado continuo de manos son protocolos de bioseguridad necesarios para cortar el avance de la epidemia.

¿Qué tan fácil será mantener ese distanciamiento social de 1,50 metros? PRIMICIAS muestra cuatro ejemplos de esa interacción en escenarios sociales habituales: un banco, el bus, la calle y el supermercado.

Esta distancia y el uso de mascarilla deberá cumplirse sin importar el color del semáforo en que se encuentre un cantón.

El COE entregó a los municipios la capacidad para decidir si cambian o no de color del semáforo y las actividades económicas que pueden operar, de acuerdo a la evolución de la pandemia.

Por lo pronto, la construcción y el comercio electrónico retomaron sus actividades después de presentar protocolos de seguridad para sus trabajadores.

El presidente Lenín Moreno recordó que, durante el distanciamiento social se mantiene la restricción de movilidad y el toque de queda, aunque el horario podrá cambiar de acuerdo con las condiciones de cada provincia.

Moreno advierte que si se detecta algún indicador de alerta, como un incremento en las llamadas de emergencia o en la ocupación de camas hospitalarias, “se puede y se regresará al confinamiento”.

Noticias relacionadas