En dos semanas arranca la evaluación de 4,4 millones de estudiantes

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

9 Jun 2021 - 0:03

Estudiantes del Colegio Nacional Técnico Agropecuario Eduardo Salazar Gómez, de Quito, el 7 de junio de 2021. - Foto: API

En dos semanas arranca la evaluación de 4,4 millones de estudiantes

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

9 Jun 2021 - 0:03

La ministra de Educación, María Brown, asegura que el proceso servirá para conocer el nivel académico de los estudiantes tras un año de pandemia.

Puntos de encuentro. Así ha denominado la ministra de Educación, María Brown, a uno de los pilares del plan educativo que se implementará en los próximos cuatro años.

¿De qué se trata la iniciativa? Según la funcionaria son espacios, que pueden ser escenarios deportivos, iglesias, escuelas y hasta patios de casas, en los que los 4,4 millones de estudiantes que hay en el país serán evaluados para conocer su nivel académico.

También responderán preguntas acerca de su estado de salud y sobre su situación familiar.

La ministra Brown asegura que esta evaluación empezará en las próximas dos semanas y se extenderá durante todo el 2021. Y aclara que el proceso no tendrá una calificación o una implicación en el récord académico de los alumnos.

“Es una estrategia que nos permitirá crear herramientas para cerrar las brechas de conocimiento que existen entre los estudiantes que no tienen acceso a Internet con relación a quienes sí lo tienen”, dice.

De ese proceso también dependerá la implementación de programas de nivelación para cubrir las limitaciones que tengan los niños y jóvenes.

Para abarcar a los 4,4 millones de estudiantes que son parte del sistema educativo, el Ministerio de Educación instalará 20.000 puntos de encuentro en todo el país.

“Queremos llegar a todas las parroquias del país. Es un reto, pero estamos trabajando para lograrlo”.

María Brown

El Ministerio de Educación aspira a realizar, al menos, un encuentro en cada provincia en los primeros 100 días de Gobierno.

Al terminar este proceso, “los puntos de encuentro pueden mutar para ser espacios en los que los niños puedan hacer sus tareas o actividades deportivas o de cultura”, dice la ministra.

Deserción y probreza escolar

La ministra de Educación, María Brown, reconoce que las cifras del abandono escolar después de la pandemia de Covid-19 son alarmantes. Son más de 90.000 niños los que han dejado la escuela en el último año.

“Sabemos que hay un incremento en la exclusión educativa, producto de la pandemia. Esto no es algo que es específico para Ecuador. Y, pese a los mejores esfuerzos para mantener a los estudiantes vinculados en la educación, sabemos que va a ser un desafío enorme”, dice Brown.

El primer paso para buscar a estos niños será la implementación de los puntos de encuentro. La funcionaria aspira a que los niños lleguen a estos espacios para conocer su realidad e incentivarlos a que regresen al sistema educativo.

Aunque reconoce que no será nada fácil. Sobre todo porque gran parte de esos niños ha tenido que trabajar para ayudar a sus padres.

A los estudiantes que han dejado las aulas se suman los niños que viven en casas de acogida. Su participación en el sistema educativo es irregular, pues no cuentan con los insumos necesarios como acceso a Internet o computadores.

Brown asegura que ellos también serán tomados en cuenta para que acudan a los puntos de encuentros. Y diseñar estrategias que les permitan continuar con sus estudios.

Según la funcionaria, de los 4,4 millones de estudiantes que hay en el país, 3,1 millones han caído en la pobreza.

Y es ahí donde la ayuda del Estado se vuelve fundamental. La ministra de Educación cree que los bonos que entregará el Gobierno servirán para que los niños regresen a las aulas y dejen de trabajar.

Nuevo programa de alimentación

Desde 2016, el Ministerio de Educación implementó el Programa de Alimentación Escolar, cuyo objetivo es que los estudiantes reciban, al menos, una bebida y un paquete de galletas o una barra de cereales en los establecimientos.

En 2020, la Asamblea Nacional aprobó la Ley de Alimentación Escolar que busca cambios en ese programa. Una de las metas es que los niños y jóvenes reciban alimentos variados y nutritivos. Un objetivo que no se ha cumplido.

La ministra, María Brown, asegura que durante los próximos tres meses seguirá vigente el plan de alimentación tal como funciona hasta ahora, mientras se diseña uno nuevo.

El objetivo es cambiar los productos por “alimentos más frescos que provengan de los pequeños y medianos agricultores”.

Para lograr este propósito, así como la dotación de materiales, insumos e infraestructura a las unidades educativas, Brown dice que el Ministerio necesita alrededor de USD 3.000 millones.

“Esperamos contar con estos recursos para que el sistema educativo se sostenga con calidad”.

“No es un año perdido”

A pesar del golpe que deja la pandemia en el sistema educativo, la ministra María Brown cree que “este no ha sido un año perdido. Bajo ningún concepto. Los estudiantes han estado expuestos a una realidad en la cual también han tenido la posibilidad de vivir una experiencia que les deja otros aprendizajes”.

Y pone como ejemplo al hecho de que las familias se han reconectado. “Y a que los padres se han involucrado en el proceso educativo de sus hijos. Ahora se preocupan más de su educación”.

“No podemos dejar de reconocer que ha habido un retraso en la adquisición de algunas habilidades, competencias y destrezas del currículo. Y ahí si hay un rezago”.

María Brown, ministra de Educación

Esto, sin embargo, no significa que la malla curricular vaya a sufrir cambios.

Brown dice que el Ministerio de Educación apostará por la creación de materiales y contenidos que se adapten y respondan a la realidad que viven los estudiantes en sus comunidades.

Noticias relacionadas