Emergencia de coronavirus deja a las funerarias sin ataúdes en Guayaquil

Sociedad

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

3 Abr 2020 - 0:04

Un trabajador fumiga un féretro antes de ingresar a un cementerio en Guayaquil, el 1 de abril. - Foto: EFE

Emergencia de coronavirus deja a las funerarias sin ataúdes en Guayaquil

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

3 Abr 2020 - 9:03

La Federación Nacional de Funerarias dice que los artesanos no tienen materia prima para elaborar más féretros. Hasta un 80% de las funerarias en Guayaquil optó por cerrar temporalmente.

El aumento de casos y de fallecimientos por coronavirus en Guayaquil tiene otra arista: el colapso funerario. En las últimas semanas, debido a la alta demanda de féretros y de servicios exequiales las funerarias no tienen más ataúdes para ofrecer.

Ever Cárdenas, dueño de la funeraria La Florida, al norte de Guayaquil, expresa que desde hace seis días no tiene cofres en venta. “Nos vimos obligados a cerrar el local, a pesar de que tenemos llamadas y personas que nos buscan”, añade.

Según Cárdenas, solo en la última semana de marzo vendió 12 ataúdes a familiares de fallecidos por distintas causas. “Cuando hemos ayudado en los trámites nos damos cuenta que no siempre son enfermos de Covid-19”, agrega.

Cárdenas añade que sus proveedores, los artesanos en Cuenca y de Ambato, le han comentado que no tienen más féretros en sus bodegas.

Por su parte, la Federación Nacional de Funerarias, explica que en efecto los artesanos se han quedado sin materia prima. Esto se debe a la alta demanda de féretros desde Guayaquil.

Guayaquil tiene la cifra más alta de contagiados de coronavirus, con más 1.500 casos y al menos 82 de los 120 fallecidos en el país a causa de la enfermedad.

Además, según la Fuerza de Tarea, una instancia del Gobierno creada para atender la emergencia, los servicios funerarios pasaron de recuperar 30 cuerpos diarios a 150 sólo en Guayaquil.

Más fallecidos por coronavirus 

En la noche del 1 de abril, Jorge Wated, a cargo de la Fuerza de Tarea en Guayas, advirtió que las muertes por coronavirus en la provincia podrían llegar a 3.500 en los próximos meses.

Minutos después de esta declaración, la Junta de Beneficencia de Guayaquil (JBG) emitió un comunicado expresando que “la demanda ha superado la capacidad de los hornos crematorios”.

La Junta de Beneficiencia tiene los dos cementerios más grandes de la ciudad: el Patrimonial y el Panteón Metropolitano. Ambos suman más de 80.000 espacios o bóvedas.

Capacidad sí hay en los distintos tipos de sepulturas”, señala el Departamento de Comunicación de la Junta a PRIMICIAS.

Los retrasos y complicaciones surgen, según explicaron, por el “obligado nivel de absentismo del personal” debido la emergencia sanitaria.

Al momento, en las oficinas del Cementerio se entregan 50 comprobantes diarios para realizar los trámites de entierro de los cuerpos.

Además de los dos cementerios de la Junta de Beneficencia, en Guayaquil funcionan los Jardines de la Esperanza y Parques de la Paz.

Además de los dos cementerios de la Junta de Beneficencia, en Guayaquil funcionan los Jardines de la Esperanza y Parques de la Paz.  EFE

“Rechazamos la advertencia policial” 

Rocío Enderica es propietaria de otra funeraria, situada al sur de la ciudad. Dice que tiene miedo de dar declaraciones por represalias de la Policía.

Enderica se refiere a la orden de emitir partes policiales a las funerarias en Guayaquil que se rehúsen a brindar sus servicios.

“Todos quienes hacemos este trabajo rechazamos la advertencia de la Policía porque no hay mascarillas ni trajes de protección para ir a las viviendas a recuperar los cuerpos”, expresa Enderica.

Según la propietaria, la demora también ocurre porque los cementerios siguen pidiendo la autorización sanitaria y el certificado de defunción.

El primer documento sirve para la “inhumación, cremación y transporte de cadáveres” en el país, según indica el portal del Ministerio de Salud. Este trámite se hace en los departamentos de Sanidad de cada ciudad. En Guayaquil, la oficina de Sanidad está en el centro, junto al Hospital de Infectología.

Mientras que el certificado de defunción lo emite el Registro Civil, que ante la emergencia entregará el documento vía Internet.

Precisamente, Diana Terán sigue en busca de esta autorización sanitaria para enterrar a su tía. Ella comenta que en el camposanto Parques de la Paz le solicitan el documento.

“Se demoraron dos días en levantar el cuerpo, y ahora tengo dos días más esperando por la sepultura“, se lamenta Terán.

Noticias relacionadas