Jueves, 13 de junio de 2024

En Esmeraldas, cuatro de cada 100 estudiantes dejan los estudios

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

14 Jun 2023 - 5:27

32 escuelas y colegios sufrieron daños por los desbordamientos de los ríos de Esmeraldas. Una de ellas quedó totalmente destruida en Quinindé.

Niños damnificados de las inundaciones de Esmeraldas en la escuela León Febres Cordero, el 6 de junio de 2023.

Autor: Jonathan Machado

Actualizada:

14 Jun 2023 - 5:27

Niños damnificados de las inundaciones de Esmeraldas en la escuela León Febres Cordero, el 6 de junio de 2023. - Foto: API

32 escuelas y colegios sufrieron daños por los desbordamientos de los ríos de Esmeraldas. Una de ellas quedó totalmente destruida en Quinindé.

Una de las consecuencias más graves que vive Esmeraldas tras las constantes lluvias y el desbordamiento de sus principales ríos, es que más de 13.000 estudiantes han retrasado su proceso de aprendizaje por los daños estructurales que sufrieron sus escuelas y colegios.

Este problema podría agravar la situación de los niños y jóvenes esmeraldeños. Actualmente, las cifras de abandono escolar y de pérdida de año en esa provincia duplican el promedio nacional.

Según el Ministerio de Educación, la tasa de abandono escolar en Esmeraldas es la segunda más alta del país, con el 3,91%. Esa cifra es superada solo por Morona Santiago, que tiene una tasa del 4,61%.

Esto quiere decir que cuatro de cada 100 estudiantes dejan sus estudios en Esmeraldas. El promedio en el país es de 2%.

Una situación similar retratan las cifras de alumnos que pierden el año. En cada ciclo escolar, dos de cada 100 niños repiten el año en esa provincia fronteriza y en Morona Santiago. Las cifras más altas de Ecuador.

En el resto del país, este problema lo vive uno de cada 100, en promedio.

El Ministerio de Educación sostiene que el abandono escolar ocurre, sobre todo, en los sectores más vulnerables porque los padres retiran a sus hijos de las escuelas por la falta de dinero.

Aunque en provincias como Esmeraldas hay un elemento adicional: la deserción también está directamente relacionada con los altos niveles de violencia que ha provocado que niños sean captados por bandas delincuenciales.

La subsecretaria de Innovación Educativa del Ministerio de Educación, Diana Castellanos, agrega que otros motivos por los que los estudiantes dejan sus estudios son "el embarazo adolescente, la necesidad de trabajar y porque consideran que la formación académica no les garantiza un mejor futuro".

Con relación a las razones por las que los estudiantes pierden el año, el Ministerio dice que los niños presentan serios problemas en áreas como:

  • La comprensión lectora.
  • El pensamiento lógico matemático

La ministra del ramo, María Brown, reconoce que en algunas escuelas y colegios hay estudiantes de octavo de básica que no saben leer.

32 escuelas dañadas

Según los últimos datos del Ministerio, 32 escuelas y colegios de Esmeraldas sufrieron algún tipo de daño por las inundaciones.

La ministra Brown dice que una de ellas, ubicada en Quinindé, quedó totalmente destruida por la corriente del río Viche. Allí estudiaban alrededor de 900 niños.

A pesar de que han pasado ocho días desque que el plantel quedó bajo el agua, los estudiantes aún no han sido reubicados en otra institución y las autoridades no se han impuesto un plazo para que puedan retomar sus estudios.

La misma realidad enfrentan los estudiantes de las escuelas Edilfo Bennett Angulo, Alfonso Quiñónez George y León Febres Cordero, que se convirtieron en albergues temporales para recibir a los damnificados.

Damnificados de las inundaciones de Esmeraldas en la escuela León Febres Cordero, el 6 de junio de 2023.

Damnificados de las inundaciones de Esmeraldas en la escuela León Febres Cordero, el 6 de junio de 2023. 

El 5 de junio, el gobernador de Esmeraldas, Frickson Erazo, dijo que esas escuelas "no pueden funcionar como albergues para siempre porque deben volver a sus actividades normales".

El problema es que las más de 500 personas que se encuentran en los tres planteles no tienen una vivienda a donde ir.

Ellos están a la espera de que el Gobierno les entregue el bono de USD 675 para salir de los plantes y encontrar una nueva vivienda.

También le puede interesar: