Estudio revela que, en pandemia, los ecuatorianos prefieren su seguridad

Sociedad

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

23 Abr 2021 - 0:05

Ciudadanos circulan por las calles de Cuenca, el 22 de septiembre de 2020. - Foto: API

Estudio revela que, en pandemia, los ecuatorianos prefieren su seguridad

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

23 Abr 2021 - 0:05

La pandemia ha generado cambios en las prioridades de los ciudadanos, que prefieren la salud y la seguridad, al dinero. Además se acentuaron las creencias religiosas, según un estudio de mercado.

Tras un año de pandemia, y en medio de restricciones y confinamientos para bajar las tasas de contagio y muerte por Covid-19, las preferencias de los ecuatorianos cambiaron, reveló un estudio de mercado.

La encuesta, realizada a 1.200 personas de todos los estratos socioeconómicos, permitió establecer que los ecuatorianos prefieren la seguridad y la salud antes que al dinero y bienes materiales.

Es más, hasta el propio concepto de seguridad cambió.

“Antes, el concepto de seguridad era que no te roben, que no te asalten. Ahora, ese sigue siendo el concepto, pero aumentó el que no me contagie, que no me pase nada”, dijo a PRIMICIAS Luis Pastor, presidente ejecutivo y fundador de Advance Consultora.

“Pero la conclusión más importante del estudio es que los ecuatorianos preferimos sentirnos seguros, antes que las posesiones materiales“, añadió.

El objetivo de esta encuesta era conocer qué piensan los ecuatorianos en un momento tan particular de la historia y cómo han cambiado sus hábitos, costumbres y creencias.

“Si somos un negocio, un supermercado, un restaurante, se puede entender mejor al consumidor y saber qué es lo importante. No solo es que un restaurante ofrezca buena comida, sino que te haga sentir seguro”, señaló.

Por ejemplo, si un negocio ofrece ambiente ozonificado, proceso que mata el 99% de los virus, tiene muchísimas más posibilidades de captar una mayor clientela, que otro que no tenga este servicio.

El temor cambió a la sociedad

Según cifras oficiales, el 22 de abril, Ecuador llegó a los 365.393 contagios, además de 17.965 fallecidos entre confirmados y probables.

Aunque datos privados señalan que el número de infectados y muertos es muy superior, por lo que la gran mayoría de ecuatorianos tiene un familiar, conocido, amigo, vecino que ha sido víctima del Covid-19.

“La situación actual ha llegado a homogenizar ciertas situaciones“, sostiene Pastor.

“Si usted se contagia y necesita una cama en cuidados intensivos, no la puede conseguir, ni por toda la plata del mundo. Lo mismo le pasa a un señor en Samborondón y a un señor en La Prosperina“, comenta.

Ese temor hace que el ecuatoriano busque cuidar un poco su salud, hacer ejercicios y refugiarse en su familia y creencias religiosas.

Se ha sensibilizado en sus tradiciones, en el tema familiar, valoramos más la salud. Se ha acentuado el cuidado del medio ambiente“, comentó.

Pero si somos más sensibles y nos preocupamos más por nuestra salud, ¿Qué nos hace violar las restricciones y organizar fiestas y reuniones?

Somos sociales por naturaleza“, comenta Pastor y sostiene que la gente piensa, “es mi amigo, somos cinco amigos, los conozco toda la vida. Y terminamos contagiándonos”.

“Nos cuidamos más de los que no conocemos, que de los que conocemos”, puntualizó.

Noticias relacionadas