La pandemia sirvió para reducir el hacinamiento en las cárceles

Sociedad

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

3 Jun 2020 - 0:03

Rubén Ñacata, director del CRS Sucumbíos, informa a los presos las acciones para prevenir el contagio de Covid-19. - Foto: SNAI

La pandemia sirvió para reducir el hacinamiento en las cárceles

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

3 Jun 2020 - 0:03

En medio del temor por la propagación del virus, las cárceles del país han aprovechado la emergencia sanitaria para reducir su nivel de hacinamiento.

La agilización de los procesos de liberación de presos, debido a la recomendación de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para reducir los riesgos de propagación de covid-19, han dado resultados.

El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) registra el nivel más bajo población carcelaria en los 59 centros del país, de los últimos años.

Las medidas tomadas por la emergencia sanitaria permitieron que se confirme la tendencia a la baja del hacinamiento carcelario. El Gobierno inició un proceso de reducción de población carcelaria luego de la violenta crisis que sufrió el sistema en 2019.

A mediados de ese año, las cárceles del país vivieron una ola de violencia y crímenes a su interior. Sobre todo, provocados por el hacinamiento que, en esa época, bordeaba el 42%.

Hasta finales de 2019, el porcentaje de hacinamiento había llegado al 35,6%. Y para junio de 2020, luego de dos meses de la emergencia por el Covid-19, ese porcentaje ya llegó al 27,8%.

Según el SNAI, la reducción efectiva de población carcelaria se debe al trabajo coordinado con el Consejo de la Judicatura, con el fin de dar cumplimiento a las directrices emitidas por los organismos internacionales que velan por los derechos humanos.

Más liberados

Desde el 1 abril, unas dos semanas después de iniciada la emergencia sanitaria, 1.525 personas han salido de las 59 cárceles que hay en el país.

La mayoría de las salidas (754) se debe a que los presos cumplieron integralmente su pena. En estos casos, el SNAI y la Judicatura han agilizado la emisión de boletas de excarcelación.

Además, 364 personas que estaban detenidas por apremio (deudas por pensión alimenticia) salieron con boletas de excarcelación emitidas por los jueces de las Unidades de la Familia.

El resto de los presos que han sido liberados, se han acogido a beneficios carcelarios como el cambio de régimen y la prelibertad, para quienes están presos desde antes de la entrada en vigencia del Código Orgánico Integral Penal.

¿Se reactivan las visitas?

Tomando en cuenta la reducción del hacinamiento, la baja cantidad de contagios confirmados de covid-19 en las cárceles y la el inicio de la reactivación, el sistema carcelario también ha empezado un análisis de cambio de protocolos.

Una de las medidas que se estudia es terminar la suspensión de visitas en las 59 cárceles del país, que está vigente desde el domingo 15 de marzo de 2020, pocos días antes del anuncio de la emergencia sanitaria.

En el CRS de Sucumbíos, por ejemplo, se empezó a analizar el cambio de protocolos con base auna propuesta de las autoridades del centro, debido a que Lago Agrio cambió a semáforo amarillo desde inicios de junio.

Para que estos cambios entren en vigencia y se reanuden las visitan se requiere la autorización del SNAI. Esta entidad informó a PRIMICIAS que, por el momento, está descartado que haya visitantes en las cárceles.

La decisión se debe a que todavía hay casos sospechosos. En el mismo CRS de Sucumbíos, el lunes 1 de junio se encontró a varios detenidos con sintomatología gripal que podría estar asociada al Covid-19.

El martes 2 de junio, en cambio, en el CRS de Ibarra se confirmó la presencia de seis presos contagiados con coronavirus.

Noticias relacionadas