La inseguridad restringe el turismo nocturno en Guayaquil

Sociedad

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

30 Sep 2021 - 0:04

Parque Centenario, en el centro de Guayaquil, es uno de los sitios emblemáticos de la ciudad. - Foto: Municipio de Guayaquil

La inseguridad restringe el turismo nocturno en Guayaquil

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

30 Sep 2021 - 0:04

Tres lugares emblemáticos de Guayaquil no pueden ser visitados por la noche para no exponer a los turistas a posibles asaltos.

En el centro de Guayaquil se concentra la mayoría de los lugares turísticos que un visitante debe conocer para entender la historia y esencia de la ciudad. 

Los parques Centenario y Seminario -o de las iguanas-, la Plaza San Francisco, el Bulevar 9 de Octubre, el Malecón 2000, las Peñas, el Cerro Santa Ana, los museos y esculturas son varios de los sitios emblemáticos que cuentan los orígenes y la evolución de Guayaquil. 

Pero el alto índice delincuencial desincentiva el turismo en ciertos lugares, sobre todo por la noche.

“Desde el sector turístico nos preocupa mucho”, dice Freddy Espinel, de la Asociación de Operadores Turísticos del Guayas, porque “impacta gravemente en la promoción de la ciudad”.

El tour por la ciudad hace recorridos en carro y a pie y dura alrededor de cuatro horas, pero debe saltarse tres lugares emblemáticos, los cuales las operadoras turísticas han preferido no visitar por la noche:

Parque Centenario

Parque Centenario

La Plaza del Centenario es una de las más grandes de Guayaquil, donde se encuentra la columna de los próceres de la independencia. Fue inaugurado el 9 de Octubre de 1920 y es el lugar emblemático de los festejos de la ciudad.

Parque Seminario

Parque Seminario

Es llamado popularmente Parque de Las Iguanas, por las decenas de reptiles que viven ahí y que son el atractivo para los turistas. El parque es uno de los pocos espacios naturales con árboles en la ciudad y una laguna artificial. En el centro, está el monumento de Simón Bolívar montando a caballo.

Cerro Santa Ana

Cerro Santa Ana

En uno de los miradores más destacados de Guayaquil. Al subir los 444 escalones se puede tener una vista panorámica de la ciudad. En el trayecto hay plazas, glorietas, museos, tiendas, bares y el faro.

“Uno de los espacios turísticos más críticos es la plaza del Centenario, una zona que no es segura, no es igual que el Malecón 2000. Subir al Cerro Santa Ana genera dudas. Estos son los puntos sensibles ahora mismo”, dice Espinel.

La  recuperación del turismo es evidente después de ser uno de los sectores más golpeados por la pandemia y el que más ha tardado en reactivarse, aunque está todavía lejos de los números de 2019.

Karen Lara, quien trabaja en la operadora turística Tecnoreps, estima que “el turismo local ya está activo en un 70% y el extranjero en un 30%“.

Una de las propuestas del Ministro de Turismo para dar confianza a la ciudadanía frente a la inseguridad en zonas turísticas como Guayaquil, Quito, Cuenca y Montañita, fue incorporar a 200 policías turísticos, pero en las calles no se los ve, y la percepción de los comerciantes del centro es la misma.

“Fue una oferta que se presentó en Guayaquil, la intención es buena, pero tiene el personal en otros sitios que tal vez tienen más dificultades, donde los necesitan”, cree Espinel.

Para los operadores turísticos de Guayas, se requiere de una implementación de iluminación, señalética y seguridad en todo el circuito turístico del centro para promover las visitas de estos lugares por la noche. 

“Al centro hay que recuperarlo, motivar a los dueños de los edificios para tener habitantes y que se reactive, que haya actividades en la noche, esto permitirá que el turista camine. Un policía en el Parque Centenario, donde no hay luces, es oscuro, donde no hay actividad, no hace mucho”, concluye Espinel. 

La inseguridad ya impactó en el turismo con la alerta que emitieron los gobiernos de Estados Unidos y Canadá por considerar a Ecuador como uno de los países de mayor tránsito o producción de drogas ilícitas a escala mundial, asegura Holbach Muñetón, presidente de la Federación de Cámaras de Turismo

“Apenas dieron ese anuncio, las reservas que había a través de los portales web se cayeron”, explica.

“De 1,5 millones de turistas que tuvimos hasta el año 2019, 480.000 son norteamericanos y 37.000 canadienses, eso es el 50% de los turistas que llegan al país vía aérea”, dice Muñetón.

Pero está consciente de que el problema es más profundo que solo poner policías que podrán asistir a un turista en caso de que sea asaltado. Estos no son una solución al crimen organizado y a las bandas delictivas que operan en la ciudad. 

En este escenario, Guayaquil se alista para conmemorar los 201 años de independencia el próximo 9 de octubre, con una agenda cultural y turística donde mostrará su cara más bonita. 

Noticias relacionadas