21 jueces de paz resuelven conflictos en cinco barrios de Quito

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

20 May 2022 - 0:05

La jueza de paz Germayoni León resuleve un conflicto en la parroquia de Llano Chico, en el norte de Quito, el 19 de mayo de 2022. - Foto: Jonathan Machado / Primicias

21 jueces de paz resuelven conflictos en cinco barrios de Quito

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

20 May 2022 - 0:05

Este mes, los funcionarios empezaron su trabajo en los barrios de Amagasí del Inca, La Magdalena, San Juan y San José del Condado, en Quito.

Una oficina improvisada en una vivienda de la parroquia Llano Chico, en el norte de Quito, es el lugar en el que la jueza de paz, Germayoni León, resuelve los conflictos que se presentan entre los vecinos.

León no es una jueza cualquiera. A inicios de mayo de 2022, se convirtió en la jueza de paz más joven de Ecuador, tras recibir la acreditación del Consejo de la Judicatura y de la Secretaría de Seguridad del Municipio de Quito. Tenía 19 años.

Emitió su primera sentencia el 19 de mayo de 2022 cuando resolvió un problema de convivencia ciudadana. El caso surgió luego de que un habitante de la parroquia denunciara que el perro de una de sus vecinas se comió sus cuatro gallinas.

Sentada frente a una pequeña mesa redonda y con un chaleco que avala su condición de jueza, León escuchaba las acusaciones de la una parte y la defensa de la otra.

La audiencia, que duró 30 minutos, terminó con el dictamen de la jueza: la dueña del perro deberá pagar USD 50, en un plazo de tres semanas, para compensar los daños provocados por su mascota.

León, junto con otros 20 ciudadanos de los barrios de Amagasí del Inca, La Magdalena, San Juan y San José del Condado, fueron capacitados por la Judicatura para resolver conflictos relacionados con:

  • Obligaciones patrimoniales
  • Arrendamientos
  • Contratos
  • Deudas
  • Problemas laborales
  • Casos sobre compra y venta de bienes

“También pueden emitir sentencias sobre problemas familiares y ambientales, además de disputas de convivencia comunitaria”, dice Gina Durán, directora de Gobernabilidad de la Secretaría de Seguridad.

La funcionaria agrega que los cinco barrios en los que actuarán los jueces de paz tienen altos índices de conflictividad vecinal. En Amagasí del Inca y en La Magdalena, por ejemplo, se registran al menos 10 disputas diarias.

“Lo que buscamos es que estos casos no lleguen a la justicia convencional para quitar la presión en los juzgados de la ciudad”.

Gina Durán

Las sentencias que emiten los jueces comunitarios, o jueces de paz, están avaladas por el Consejo de la Judicatura. “El objetivo es garantizar el acceso rápido y efectivo a los servicios judiciales por parte de quienes viven en áreas rurales y urbano marginales”, explica Durán.

En casos relacionados con violencia de género u otros delitos penales, los jueces de paz no pueden emitir sentencias. Ellos solo están capacitados para guiar a las personas sobre el proceso legal que deben seguir.

Según el Consejo de la Judicatura, los 21 jueces de paz recibieron una capacitación de dos meses antes de recibir su acreditación.

Pero el camino no termina ahí. La entidad asegura que los jueces seguirán recibiendo cursos y talleres para actualizar sus conocimientos.

Jueces de paz durante su posesión, el 6 de mayo de 2022, en el Consejo de la Judicatura.

Jueces de paz durante su posesión, el 6 de mayo de 2022, en el Consejo de la Judicatura. Consejo de la Judicatura

¿Quiénes pueden ser jueces de paz?

El artículo 247 del Código Orgánico de la Función Judicial crea y explica el concepto de la justicia de paz.

Detalla que este tipo de justicia está orientada a “resolver con competencia exclusiva y obligatoria los conflictos individuales, comunitarios, vecinales o contravenciones que sean sometidos a su conocimiento”.

Para lograr este objetivo, los jueces de paz deben utilizar “mecanismos de conciliación, diálogo, acuerdos amistosos y otros practicados por la comunidad”.

Además, el Código señala los requisitos que debe cumplir una persona para convertirse en juez de paz:

 

Los jueces no reciben salario. La jueza Germayoni León dice que resuelve los conflictos vecinales los viernes y sábados en la tarde cuando termina su jornada universitaria.

“Lo mejor de ser juez de paz es ayudar a la comunidad”, dice.

Sobre el número de casos que los jueces de paz han resuelto, la Secretaría de Seguridad dice que está trabajando, junto a la Judicatura, en la recopilación de datos para darlos a conocer en junio de 2022.

La entidad municipal adelanta que en las próximas semanas empezará un nuevo proceso de capacitación de nuevos aspirantes a jueces de paz en las parroquias de Pintag, Conocoto, Amaguaña y La Comuna.

Noticias relacionadas