Guayaquil: La intensa lluvia desborda a la planificación

Sociedad

Autor:

Teresa Menéndez

Actualizada:

18 Dic 2021 - 0:04

Guayaquil soportó la tarde del 12 de diciembre de 2021, su primera lluvia intensa en la víspera de una nueva estación invernal. - Foto: Redes

Guayaquil: La intensa lluvia desborda a la planificación

Autor:

Teresa Menéndez

Actualizada:

18 Dic 2021 - 13:15

Guayaquil soportó más de 14 horas de lluvia consecutiva, entre el 12 y 13 de diciembre, que dejó 32 calles inundadas. El plan municipal de mitigación avanza en un 55%.

Más de 14 horas de lluvia en Guayaquil develaron el problema de cada año en la ciudad: avenidas inundadas, viviendas afectadas y hasta árboles caídos se evidenciaron entre el 12 y el 13 de diciembre de 2021, en toda la ciudad.

Aunque Urdesa, Alborada y Mapasingue son los sectores donde tradicionalmente se evidencian vías anegadas, en el sur, cerca del estadio Capwell, también sufrieron los estragos de la precipitación, que anuncia la llegada de un nuevo invierno.

En total, 32 calles estaban inundadas, según un comunicado del Municipio de Guayaquil.

Boris Malavé, técnico del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), informó que la urbe acumuló 81 milímetros de lluvia, la segunda más intensa luego de la de marzo de 2021 (casi 100). Esto ocurrió en la zona del aeropuerto de Guayaquil, donde lo normal es 68 milímetros.

Precisamente, en ese mes, autoridades del Cabildo se reunieron virtualmente con especialistas de Estados Unidos, y hasta hubo una delegación, encabezada por el vicealcalde Josué Sánchez, que viajó a ese país para armar un plan para mitigar su impacto.

PRIMICIAS se comunicó con Sánchez y sus asesores para conocer los resultados del viaje, pero no contestó los pedidos de información.

Planificación municipal

El plan para la limpieza de canales naturales avanza en un 55%, y se ha cubierto al noroeste de la ciudad, esto es Bastión Popular, Balerio Estacio y otros barrios aledaños, según Allan Hacay, director de Riesgos del Municipio de Guayaquil.

Sobre el viaje a Estados Unidos para asesoría internacional, Hacay dijo que esto no se ha concretado, pero que existe comunicación permanente con ellos.

“El plan no solo abarca asesoría de Estados Unidos, es uno de los insumos, pero no es la única acción, no significa que esto ha estado estático”.

Allan Hacay, director municipal de Riesgos

Para mitigar el impacto de la lluvia en Guayaquil existen otras acciones a mediano plazo con Emapag e Interagua, para repotenciar áreas de sumideros y alcantarillas en varios sectores conflictivos.

Dentro del plan de mantenimiento del sistema de aguas lluvias, Emapag ha trabajado en los canales de Mapasingue, Orquídeas, Flor de Bastión, nuevo Monte Sinaí, entre otros. Son 182 canales a intervenirse, señaló su gerente Martha Onta.

Además, impulsan campañas de concienciación sobre uso y cuidado de la infraestructura. “En los canales encontramos muebles, refrigeradoras y hasta computadoras”.

En los últimos 6 meses, añadió, se han invertido alrededor USD 1,5 millones en 43 puntos de la ciudad, lo que permitió tener un buen drenaje en la última lluvia.

Pero la evolución de la planificación urbana ha hecho que los planes vayan cambiando, agregó Hacay, y mencionó al menos dos acciones realizadas:

  • La siembra de 4 mil árboles, para ayudar al control de inundaciones, sobre todo en momentos de marea alta.
  • Obras específicas pequeñas, pero con gran impacto, en los esteros Salado y Mogollón.

Una de las recomendaciones de los especialistas estadounidenses es la implementación de un sistema de control de inundaciones con bombas, algo similar al que opera en Babahoyo. “Hay que evaluar si es posible instalarlo en Guayaquil”, dijo.

Para sectores como Alborada y Urdesa, hay proyectos específicos a mediano y largo plazo, como la colocación de un ducto cajón. Actualmente, la avenida Rodolfo Baquerizo Nazur está intervenida por maquinaria municipal.

Por el momento, las acciones de la Alcaldía de Guayaquil se han enfocado en simulacros y elaboración de protocolos y procedimientos para sismos, más no en el manejo de inundaciones.

La naturaleza sobrepasa

Al ser consultada sobre la lluvia en Guayaquil, la alcaldesa Cynthia Viteri, recordó la condición que tiene la ciudad frente al nivel del mar.

“Lo importante es cuánto tiempo tomó bajar la lluvia. En todas partes del mundo, cuando llueve, las ciudades se inundan”.

Cynthia Viteri, alcaldesa de Guayaquil.

Viteri resaltó la instalación de 70 válvulas de escape que se abren cuando llueve para desfogar el agua al estero Salado. Para 2022, estas mismas válvulas se colocarán en zonas conflictivas como Urdesa central.

“Aun cuando ya intervinimos (en Urdesa) y ya pusimos (válvulas) en pleno puente que comunica la Kennedy y Urdesa (Guayarte), en la última lluvia se demostró que la naturaleza sobrepasa el trabajo humano”, indicó Viteri.

Según pronósticos del Inamhi, durante este mes de diciembre, se registrarán lluvias aisladas con atenuación, pero no se descartan eventos como el del 12 de diciembre.

Noticias relacionadas