Metro de Quito: “Contrato con el operador será de cuatro a cinco años”

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

24 Ene 2022 - 0:05

Imagen del tren del Metro de Quito que completó el primer viaje desde el sur de la ciudad hasta la estación El Labrador, el 30 de octubre de 2020. - Foto: Metro de Quito

Metro de Quito: “Contrato con el operador será de cuatro a cinco años”

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

24 Ene 2022 - 7:51

El gerente de operaciones del Metro de Quito, Roberto Custode, reconoce que el funcionamiento de este sistema de transporte también depende del trabajo de entidades gubernamentales.

El Municipio capitalino está en la carrera para que el Metro entre a funcionar en el último trimestre de 2022, como lo ha ofrecido en reiteradas ocasiones el alcalde Santiago Guarderas.

Esta inauguración se aplaza desde 2019 y por eso el presidente de la República, Guillermo Lasso, se pronunció sobre el tema.

El 6 de diciembre de 2022, durante la sesión solemne por los 487 años de fundación de la ciudad, Lasso dijo que sería inmoral que el Metro no entre en operación.

En entrevista con PRIMICIAS, el gerente de operación del Metro, Roberto Custode, asegura que el ofrecimiento de Guarderas responde a estudios técnicos y no a una promesa meramente política.

Y explica el modelo de operación que utilizará este sistema de transporte, cuya construcción costó más de USD 2.000 millones.

El gerente de Operaciones del Metro de Quito, Roberto Custode, el 10 de enero de 2022.

El gerente de Operaciones del Metro de Quito, Roberto Custode, el 10 de enero de 2022. Metro de Quito

¿Está listo el modelo de operación con el que funcionará el Metro?

Desde el año pasado, cuando el directorio de la Empresa Pública Metro de Quito consideró pertinente la administración directa de este sistema de transporte, se definió que la fórmula más conveniente era la contratación de los servicios de una empresa especializada.

Este mecanismo está previsto en la Ley de Contratación Pública, por lo que podremos contar con este operador a finales de 2022.

¿Han establecido el tiempo que durará el contrato mientras el operador transfiera sus conocimientos al Metro?

¿Es decir, el contrato será por cuatro a cinco años y luego podría hacer el mismo contrato o terminarlo de acuerdo a las necesidades del Metro?

Es correcto. Pero también dependerá de lo que en ese momento establezcan las autoridades locales e incluso nuestra legislación nacional.

No se olvide que la legislación ecuatoriana va cambiando con el tiempo y ello puede abrir espacio para que existan otros modelos de relacionamiento con las empresas públicas o privadas.

Por lo tanto, no es muy correcto definir desde ahora que es lo que ocurrirá en ese instante. Lo que puedo asegurar es que nosotros precautelaremos la transferencia de conocimiento para que tengamos la capacidad de tomar la mejor decisión para la ciudad.

¿El objetivo es que terminado el contrato, el Metro quede en manos del Municipio para que tenga un gasto menor?

El dinero, probablemente, es la variable de menor complejidad, pues hay nudos mucho más críticos.

Por ejemplo, el hecho de que en Ecuador no existe ninguna experiencia previa en la operación de sistemas ferroviarios subterráneos. Este es un tipo de sistema de transporte muy complejo y no se parece en nada con los que han funcionado en el país.

Estamos hablando de trenes que miden 108 metros de largo y que pesan alrededor de 150 toneladas. Puede imaginarse lo que significa que 150 toneladas se muevan aproximadamente a 80 o 100 kilómetros por hora.

Detener esa masa es una tarea compleja. De hecho, para que un tren se detenga completamente hay que empezar a frenar 300 metros antes de la parada. Estos elementos constituyen variables críticas de conocimiento que en nuestro país no existe.

“Es necesario crear una especialidad profesional nueva para que personas ecuatorianas puedan asumir la dirección y operación del Metro”.

Roberto Custode, gerente de operaciones Metro de Quito.

¿Es realista el ofrecimiento de que el Metro funcionará en 2022?

¿El estructurador técnico hizo alguna recomendación acerca de si el operador debe ser una entidad pública o privada?

La experiencia internacional nos demuestra que más del 90% de los sistemas de metro del mundo se encuentra bajo la administración directa de empresas públicas.

Este factor nos ha permitido sostener la fecha de inicio de operaciones, pues el artículo 2 de la Ley de Contratación Pública habilita la posibilidad de utilizar un régimen especial de contratación, un régimen abreviado, cuando el contratista es una empresa pública.

Esto quiere decir que el operador provendrá de empresa pública que tenga alta solvencia en el desarrollo de las actividades de operación de los sistemas de metro.

¿A raíz de la entrega de los parámetros técnicos hubo interés de alguna empresa que quiera operar el Metro?

Sí. Quien le habla ha mantenido reuniones con al menos 10 operadores del sector público internacional. Le hablo fundamentalmente de operadores de Europa, aunque también latinoamericanos y de Asia.

Todos han expresado un profundo interés. De hecho, ya hemos recibido la visita de un operador francés y está previsto que en las próximas semanas lleguen representantes de operadores brasileños y más europeos.

Quiero dejar en claro que no se trata de visitas protocolarias. Son visitas de trabajo para despejar las inquietudes que tienen en torno al proceso y a la hoja de ruta que fija el plazo para que el Metro empiece a funcionar.

A todas les hemos informado que la fecha de inicio de operaciones es el último trimestre del año y están de acuerdo con nuestro planteamiento.

La veeduría ciudadanía asegura que la contratación del estructurador técnico no era necesario.

Debo decir que mi área no es competente para pronunciarse sobre lo que digan los organismos de control.

Debido a que la pregunta es estrictamente sobre la necesidad de la contratación del estructurador técnico, eso sí es un tema que le compete a la Gerencia de Operaciones que es la que yo dirijo.

Y la respuesta es sí y le explico la razón: en el mundo no hay dos sistemas de metro iguales, salvo en el hecho de que tienen rieles, túneles, estaciones y trenes. Pero, inclusive los trenes son distintos. Su forma de operación es diferente.

A esto hay que sumar que en Ecuador no existe una experiencia previa en la operación de un sistema de transporte ferroviario subterráneo. Todo esto llevó a la necesidad de contar con un especialista técnico que tenga experiencia en la materia y que pueda orientarnos en la definición de los parámetros necesarios para la operación.

Uno de los más importantes tiene que ver con la seguridad. Estamos hablando de alrededor de 400.000 personas que van a ser transportadas por el metro cada día a una velocidad mayor a 80 kilómetros por hora.

No podemos correr ningún riesgo y es por eso que resulta indispensable contar con un asesor técnico que tenga la solvencia y la capacidad de haber hecho esto por muchos años.

No hay que olvidar que el estructurador técnico es una empresa que tiene probada experiencia que la demostró en las fases de licitación del concurso y que se realizó bajo las reglas del Banco Mundial.

Especialistas en movilidad y exgerentes del Metro dicen que es difícil que entre a operar este año. ¿Hay acercamientos con las autoridades para la creación de una ley o un reglamento?

Este tipo de protocolos están siendo desarrollados por el estructurador técnico con base en experiencias internacionales. Su trabajo se centra en proponer los mejores protocolos para la atención de ciertos sucesos como suicidios.

El 24 de enero tendremos una mesa de trabajo con el ECU 911 y con otras autoridades nacionales para buscar la mejor forma de actuar en estos casos, porque son eventos que ocurren en casi todo el mundo.

Lo que está claro es que no se puede proceder como si fuera un accidente en el que las agencias de control quieran llevarse el tren porque, como le he dicho, es un una maquinaria que pesa 150 toneladas que se mueve exclusivamente a través de los rieles.

Además, un solo tren parado obstaculiza toda la operación del sistema y, por tanto, tampoco puede esperar todo el día hasta que se realice un levantamiento y todos los procesos que toma un accidente.

¿Qué autoridad es la que debe regular este tipo de eventos?

¿Esto quiere decir que la operación del Metro también depende de lo que puedan hacer las autoridades de tránsito?

Las autoridades nacionales están trabajando ya en la materia. El compromiso para la entrada en operación del Metro de Quito es un compromiso nacional.

Bajo ningún concepto pensamos que el Metro se va a detener porque alguien no hizo su trabajo en las partes jurídica y reglamentaria.

Esto no significa una confianza ciega en las autoridades del gobierno central, sino que se trata de atender los compromisos adquiridos.

¿Cómo avanza el sistema de recaudo?

El sistema integrado de recaudo es parte de la línea crítica y también se encuentra cumpliéndose dentro del cronograma.

En este momento está en la fase de estudio de mercado y preparación de ofertas por partes del constructor del Metro de Quito.

“Este consorcio tiene la responsabilidad de implementar las fases del sistema de recaudo”.

Por otro lado, estamos trabajando con la Secretaría de Movilidad, que es la entidad encargada de dar los lineamientos técnicos para la integración de los sistemas de recaudo entre los subsistemas locales, como el mismo Metro, el Trolebús, la Ecovía y el sistema central de administración global.

Este último articula los pagos entre todas las entidades del sistema de transporte de la ciudad.

¿Si algún subsistema o alguna entidad gubernamental no cumple con su trabajo, piensan cambiar la fecha de la operación del Metro?

La operación del Metro de Quito depende 100% de la Empresa Pública Metro de Quito, al igual que garantizar la seguridad de la operación.

Le puedo decir es que todos los sistemas de seguridad de la operación se encuentran instalados y en este tiempo están entrando en su fase de pruebas.

El sistema está equipado con una red de telecomunicaciones, cámaras de circuitos cerrados de televisión y una serie de otros elementos que ya se están siendo integrados y probados en esta última fase.

La primera línea de Metro de Quito solo entrará en operación luego de haber cumplido con todos los ensayos y certificaciones de seguridad.

En semanas pasadas se hablaba de una posible revisión a la tarifa. ¿Se mantienen los USD 0,45 si es un solo viaje y los USD 0,60 cuando hay integración?

La tarifa fue aprobada en una ordenanza metropolitana: USD 0,45 para el viaje en el Metro y de USD 0,15 adicionales si es integrada.

Sobre estas tarifas se han hecho las estimaciones de los ingresos y no está previsto ningún tipo de cambio, por lo menos hasta antes de entrar en operación. Quizás en el futuro, si las autoridades así los disponen y que existen los elementos técnicos apropiados para sustentarlo, podría haber alguna variación.

Noticias relacionadas