La pandemia amenaza con aumentar la desnutrición infantil

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

25 Sep 2020 - 0:01

Tres niños venden juguetes sobre la avenida Naciones Unidas, en el norte de Quito, el martes 22 de septiembre de 2020. - Foto: API

La pandemia amenaza con aumentar la desnutrición infantil

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

25 Sep 2020 - 0:01

Ecuador es el segundo país de la región con la mayor tasa de desnutrición crónica, solo por detrás de Guatemala. Seis de los cantones con índices más altos de desnutrición serán intervenidos en un programa impulsado por la Vicepresidencia.

La pandemia del Covid-19 aumenta el riesgo sobre los niños más pobres del país, pues uno de sus efectos a mediano plazo es que amenaza con profundizar aún más los índices de desnutrición infantil.

Este problema es reconocido por la Vicepresidencia de la República. María Alejandra Muñoz advierte sobre el aumento de la vulnerabilidad de niños menores de cinco años, no solo hacia la desnutrición crónica, sino también hacia la aguda.

La desnutrición crónica afecta a casi dos de cada cinco niños en Ecuador. Esta se evidencia, en términos generales, con la baja estatura que tiene un niño con relación a su edad.

Mientras que la desnutrición aguda se expresa en un peso muy bajo en relación con la estatura. Según el programa Mundial de Alimentos, uno de cada 100 niños en Ecuador sufre de desnutrición aguda.

El representante del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en Ecuador, Mario Touchette, sostiene que el desempleo es uno de los factores que más influyen en el aumento de la desnutrición infantil.

Y precisamente por la compleja situación sanitaria y económica que enfrenta el país, agudizada por la pandemia de Covid-19, la Vicepresidenta teme que estos indicadores puedan aumentar.

Ante esto, Muñoz anunció que seis de los cantones con más altos índices de desnutrición crónica (Santa Elena, La Libertad, Guamote, Guaranda, Arajuno y Taisha) serán intervenidos con programas de alimentación y vacunación para mitigar el impacto de la crisis.

La funcionaria advierte que la pandemia del Covid-19 ha profundizado este problema, que ubica al país como el segundo en la región con la mayor tasa de incidencia.

Aunque datos del Ministerio de Salud detallan que 92 cantones son los que presentan altos índices de desnutrición crónica, sin que las autoridades hayan anunciado un plan para reducirlos.

800.000 personas con hambre

Las proyecciones que ha realizado el Programa Mundial de Alimentos señalan que alrededor de 800.000 personas en Ecuador afrontarán problemas para acceder a alimentos en el corto y mediano plazo.

A pesar de que su representante, Mario Touchette, cree que el Gobierno intenta reducir esta problemática, “la situación no mejorará en los próximos meses”, peor cuando la pandemia está lejos de ser controlada.

El funcionario coincide con las proyecciones de la vicepresidenta María Alejandra Muñoz sobre el aumento de los índices de desnutrición infantil. Lo más preocupante es un posible incremento de la desnutrición aguda, un problema que no estaba en el radar de las autoridades.

Bonos de alimentación

El Programa Mundial de Alimentos y el Ministerio de Inclusión Económica y Social tienen previsto incluir a 7.800 personas en el pago del bono de desarrollo humano.

“Los fondos serán cubiertos con contribuciones de Estados Unidos y de la Unión Europea”, dice Mario Tocuhette.

Además, organizaciones no gubernamentales entregarán cupones para que 17.000 personas accedan a alimentos en cadenas de supermercados. El representante de PMA prevé que las iniciativas se concreten a mediados de octubre de 2020.

Noticias relacionadas