Seis problemas que afronta la gestión del tránsito en Quito

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

7 Jun 2022 - 0:05

Vehículos en las calles Amazonas y Naciones Unidas, en el norte de Quito, el 28 de abril de 2022. - Foto: API

Seis problemas que afronta la gestión del tránsito en Quito

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

7 Jun 2022 - 0:05

La renuncia de Ricardo Pozo a la Secretaría de Movilidad profundizó la crisis, pues esa entidad dicta las políticas públicas en esa materia.

Uno de los mayores problemas que afronta Quito en la actualidad es el de la movilidad. Aunque no se trata de un problema nuevo, tampoco tiene soluciones a largo plazo en el horizonte. El Municipio de Quito ha tomado medidas paliativas.

La renuncia de Ricardo Pozo a la Secretaría de Movilidad, el 31 de mayo, profundizó la crisis, pues esa entidad dicta las políticas públicas en esa materia. Ocurrió en un momento en el que la revisión técnica vehicular está paralizada, al igual que el servicio de bicicleta pública Bici-Q.

A esto se suma el malestar ciudadano ocasionado por los trancones que se forman a toda hora y la expectativa sobre la posibilidad de que la restricción vehicular pase de dos a cuatro dígitos cada día.

El alcalde Santiago Guarderas no niega que la movilidad sea una de las deudas de su administración. Sin embargo, confía en que a partir de junio de 2022 esta situación empiece a cambiar.

Estos son los problemas más importantes que afronta la movilidad en Quito:

  • Congestión vehicular a toda hora

    Autos circulan por la Autopista General Rumiñahui, el 26 de mayo de 2022. AMT

    El tráfico que soporta Quito es, quizá, el mayor problema de movilidad que tiene la ciudad, pues genera demoras en los traslados privados y también en los desplazamientos del transporte público que moviliza a la mayoría de ciudadanos.

    Desde mediados de abril de 2022, el Municipio de Quito ha aplicado estrategias orientadas a paliar este problema, aunque sin resultados tan notorios. Una de ellas tiene que ver con los contraflujos.

    Estos son los contraflujos que están vigentes al 6 de junio de 2022:

    1. Avenida Velasco Ibarra (avenida Oriental). En la mañana: De 06:30 a 09:00, en sentido sur-norte, desde la avenida Napo (Colegio Montúfar) hasta la Tola Baja. En la tarde: De 18:00 a las 19:30, en sentido norte-sur, desde el Coliseo Rumiñahui hasta la Tola Baja.
    2. Autopista General Rumiñahui: En la mañana: desde la Autopista General Rumiñahui, sector Cuscungo, hasta la avenida Pichincha, sector El Trébol. Desde las 06:30 hasta las 07:30. En la tarde: desde la avenida Pichincha, sector El Trébol, hasta la Autopista General Rumiñahui, sector Cuscungo. Desde las 16:30 hasta las 19:30.
    3. Túnel Guayasamín: En la mañana: desde la avenida Interoceánica y Simón Bolívar hasta la avenida 6 de Diciembre y Oswaldo Guayasamín. De 06:30 a 08:00. En la tarde: desde la avenida 6 de Diciembre y Oswaldo Guayasamín hasta la avenida Interoceánica y Simón Bolívar. De 16:00 a 19:30.

    Sin embargo, los trancones se siguen formando en esas vías durante gran parte del día, sobre todo en horas pico.

    A un lado también quedó la prohibición de que autos privados utilicen el carril exclusivo del Trolebús y de la Ecovía. No obstante, los agentes metropolitanos de tránsito suelen usar esos carriles para aliviar en algo la carga vehicular en las avenidas como la 6 de Diciembre y la 10 de Agosto.

  • Pico y placa en análisis

    Autos sobre la calle Naciones Unidas, el 28 de abril de 2022. Jonathan Machado / Primicias

    El 30 de junio de 2022 termina el plazo que se impuso el alcalde Santiago Guarderas para decidir si la restricción vehicular pico y placa pasa de dos a cuatro dígitos.

    Pero ese no sería el único cambio. La Alcaldía analiza, además, que la restricción vehicular se amplíe de horas pico a todo el día.

    Actualmente, el pico y placa se aplica entre las 06:00 y las 09:30; y en la tarde y noche, de 16:00 a 21:00, con restricción para dos dígitos cada día. Si la restricción se amplía, cada vehículo no podrá transitar por las calles de la ciudad, al menos, dos días a la semana.

    La decisión dependerá de los resultados que arrojen los tres contraflujos que funcionan en la ciudad.

  • Revisión vehicular paralizada

    Técnicos realizan la revisión vehicular a un auto, el 6 de febrero de 2020. cortesía AMT

    El 1 de julio de 2022 debería iniciar (con seis meses de retraso frente a lo ocurrido hasta 2021) la revisión técnica vehicular correspondiente al período 2022 en Quito, según el ofrecimiento de la Agencia Metropolitana de Tránsito.

    El problema es que el concurso para encontrar la empresa que brinde este servicio fue declarado desierto por el municipio a finales de mayo de 2022.

    El alcalde Guarderas dice que la revisión técnica vehicular está en marcha con un nuevo proceso de contratación en el Servicio Nacional de Compras Públicas.

    Hasta antes de la pandemia del Covid-19, la revisión vehicular empezaba en febrero y terminaba en noviembre con un dígito cada mes, mientras que diciembre quedaba libre para todos los dígitos que por alguna razón no pudieron cumplir con el trámite antes.

    Con el tiempo en contra, la AMT debe contratar el servicio en menos de 30 días para empezar un proceso que ya está retrasado. El Municipio de Quito calcula que alrededor de 440.000 autos deben aprobar la revisión en 2022.

  • Repavimentación avanza con lentitud

    Funcionarios de la Empresa de Obras Públicas de Quito pavimentan una avenida del sur de Quito, el 6 de junio de 2022. Municipio de Quito.

    El alcalde Guarderas calcula que para noviembre de 2022 la mayoría de vías de la capital estarán arregladas.

    Sostiene que la estrategia del Municipio es repavimentar vías principales como la 5 de Junio, la Toledo o la García Moreno para continuar con calles de segundo orden y las que se ubican en las parroquias rurales.

    Guarderas reconoce que el trabajo no avanza al ritmo esperado, pues el Municipio no dispone de los recursos ni de la maquinaria suficiente para repavimentar todas las calles de la ciudad. “Repavimentar la ciudad tiene un costo de unos USD 2.000 millones y no contamos con ese dinero”, explica.

    Ante eso, la Empresa de Obras Públicas sacará a concurso ‘paquetes de vías’ que serán adjudicadas a empresas públicas o privadas a lo largo del año.

     

  • Expectativa por el inicio de operaciones del Metro

    Vista de los trenes del Metro de Quito, el 22 de julio de 2020. Metro de Quito

    El Municipio de Quito trabaja a contrarreloj para encontrar la empresa que operará el Metro de Quito. La fecha señalada para conocer a esa compañía es el 4 de julio de 2022, según la planificación de la Empresa Metro de Quito.

    Hasta el momento hay cuatro empresas interesadas en ganar el contrato:

    • Metro de Medellín.
    • Metro de São Paulo.
    • Transdev de Francia
    • Metro de Madrid.

    El objetivo principal del Municipio es que el Metro empiece a operar el 15 de diciembre de 2022.

    No obstante, el exsecretario de Movilidad, Álvaro Guzmán, advierte que el Metro no solucionará los problemas de movilidad de Quito, pues se requieren cambios estructurales, como un mejoramiento del transporte público para evitar que las personas saturen las calles con autos privados.

  • Tranporte alternativo olvidado

    Desde marzo de 2020, el servicio de bicicleta pública Bici-Q está paralizado. Más de 600 bicicletas están almacenadas en un galpón del Parque Bicentenario a la espera de que la Secretaría de Movilidad presente un proyecto para reactivar el servicio.

    Antes de su renuncia, el exsecretario de Movilidad, Ricardo Pozo, dijo que la entidad presentaría un plan piloto para que el servicio retome su funcionamiento en junio de 2022, mientras se trabaja en un plan de reactivación total que operaría en octubre.

    El 5 de junio de 2022, la concejala Mónica Sandoval publicó un tuit en el que informaba que 30 bicicletas del servicio Bici-Q estaban siendo usadas en el ciclopaseo que se realiza cada domingo en las calles de la ciudad.

    Sandoval, en su tuit, le preguntó a la Secretaría de Movilidad la condición mecánica de las bicicletas, pues estuvieron paralizadas por dos años.

     

Noticias relacionadas