Trabajo informal complica la cuarentena en Guayaquil

Sociedad

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

14 Apr 2020 - 0:01

Vendedores informales se ubican en una de las aceras de Mapasingue, al norte de Guayaquil, el 10 abril. - Foto: PRIMICIAS

Trabajo informal complica la cuarentena en Guayaquil

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

14 Apr 2020 - 0:01

Más de 198.000 personas en Guayaquil están subempleadas, según la encuesta nacional de empleo del INEC. La mayoría se dedica al comercio informal de todo tipo de productos en las calles, a pesar de las restricciones de movilidad.

El subempleo y el coronavirus son dos protagonistas actuales de lo que ocurre en Guayaquil. La ciudad tiene la tasa más alta de subempleo a escala nacional, con un 16,2% de trabajadores en el sector informal. Y también registra la mayor cantidad de contagiados de Covid-19.

El reporte del 13 de abril de 2020, señala que se han reportado 4.060 contagios.

Pero, quienes se dedican al comercio informal en la ciudad no han podido acatar por completo la cuarentena, medida decretada para frenar los contagios de coronavirus.

Para más de 198.000 subempleados, un día en casa significa no tener qué comer.

Diana Guamán, de 38 años, por ejemplo sale todos los días de su vivienda ubicada en Mapasingue, al norte de la ciudad. Ella vende desde guantes y mascarillas, hasta sandías y limones en una avenida de Urdesa.

Dice que ahora los limones son su principal producto de venta, debido a la pandemia. Y el tiempo importa porque ahora su jornada laboral solo dura hasta las 14:00, cuando empieza el toque de queda.

“Ahora soy padre y madre porque mi esposo tiene fiebre y se queda en casa. No puedo quedarme en la casa con cuatro hijos”

Diana Guamán, vendedora informal.

¿Quién protege a los vendedores informales? 

El caso de Guamán se repite en las esquinas de las principales calles de Guayaquil. Ella usa mascarilla, pero por lo general pocos vendedores tienen un implemento de protección.

Billy Navarrete, secretario ejecutivo del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CDH), dice que los vendedores informales salen porque no tienen recursos para soportar una cuarentena.

Navarrete reconoce que organizaciones privadas, el Municipio y el Gobierno entregan víveres, pero asegura que es insuficiente. “Ellos, como todos, necesitan alimentos todos los días”.

Una opinión similar tiene Xavier Flores, abogado especialista en derechos humanos. “Este es un problema estructural, es un modelo de desarrollo que creó una ciudad profundamente desigual”, dice.

Flores cree que el Gobierno debe pensar en políticas para todas las realidades “y no solo en el asistencialismo”.

Hasta el 10 de abril, el Municipio de Guayaquil ha entregado 1.750 canastas de alimentos a personas de escasos recursos. Mientras que el Gobierno ha repartido unos 10.000 kits de productos básicos.

Medidas para el sector laboral

El subempleo es considerado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) como aquellas personas que perciben menos del salario básico mensual (USD 400), y que trabajan menos de ocho horas al día.

Pero también hay quienes en Guayaquil viven en el desempleo, sin poder costear alimentos básicos. En diciembre de 2019, la tasa de desempleo a escala nacional fue de 3,8%, según el INEC.

En Guayaquil el desempleo llegó a 2,9%, es decir unas 35.000 personas en edad de trabajar que no perciben ingreso alguno.

Para el economista Xavier Ordeñana, es imperante que Ecuador cuente con una reforma laboral que intente incluir a los miles de desempleados y subempleados. Lo grave, dice Ordeñana, es que el Gobierno no “cuenta con un marco político para la reforma”.

Mientras que el exministro de Economía, Fausto Ortiz, asegura que se debería duplicar el fondo de desempleo del Seguro Social en los próximos meses. “Se podría establecer un subsidio directo para aquellas personas que no han tenido empleo en meses”.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas