Transporte público, el mayor reto frente al cambio de semáforo

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

27 May - 0:05

Personas pagan el pasaje de la Ecovía, en la estación del Playón de Quito, el 9 de septiembre de 2019. - Foto: Jonathan Machado / Primicias

Transporte público, el mayor reto frente al cambio de semáforo

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

27 May - 11:46

La OMS señala que el transporte público es el segundo sitio con más posibilidades de convertirse en un foco de contagio, solo por detrás de los hospitales.

Quito se prepara para un posible cambio de color de semáforo. El Comité de Operaciones cantonal trasladó a la COE nacional que, si se mantienen algunas restricciones, la ciudad está preparada para ingresar a un semáforo amarillo después de más de 70 días de confinamiento.

Una de las mayores preocupaciones que tienen las autoridades municipales es el funcionamiento que tendrá el sistema de transporte público.

Más de un 1,5 millones de personas se movilizan diariamente en este sistema en Quito. Solo la Empresa Metropolitana de Transporte de Pasajeros (trolebús y ecovía) traslada a alrededor de 650.000 personas al día.

El gran flujo de viajeros convierte al transporte público en un potencial foco de contagio que podría derivar en un aumento de personas infectadas con covid-19.

Lugares con mayor riesgo de contagios.

Lugares con mayor riesgo de contagios. Diego Corrales / Primicias

El secretario de Movilidad de Quito, Guillermo Abad, presentó al Concejo Metropolitano un documento denominado Plan de reingreso con el que busca minimizar el impacto cuando la ciudad retome parcialmente las actividades productivas.

El funcionario explicó que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Unión Internacional de Transporte Público (UITP, por sus siglas en inglés), el transporte público ocupa la segunda ubicación entre los lugares en los que más fácilmente se puede propagar el virus, solo por detrás de los hospitales.

“El 70% de quiteños utiliza el sistema de transporte, ya sea en paradas, buses urbanos, articulados, terminales o estaciones”, dijo

Además, Abad señaló que la OMS ha determinado que el 68,2% de los contagios que se han registrado en el mundo se han producido en el transporte público.

Es por eso que señala que es necesario tomar medidas de bioseguridad estrictas para evitar una ola de contagios.

Máximo el 30%

La Organización Mundial de la Salud explica que un pasajero con covid-19 puede contagiar al 20% de viajeros cuando un bus viaja al límite de su capacidad

Abad dijo que, en función de esos datos, “un bus o trolebús debe tener una ocupación máxima del 30%” para garantizar la seguridad de los demás usuarios.

Esto significa que, por ejemplo, en un bus urbano solo podrán viajar 27 pasajeros, mientras que en un trolebús podrán hacerlo 54 personas.

Esta será la capacidad del sistema de transporte en Quito.

Esta será la capacidad del sistema de transporte en Quito. Diego Corrales / Primicias

Estudios de la Secretaría de Movilidad señalan que, cuando la ciudad opte por el color amarillo, cerca de 472.000 personas utilizarán el transporte público.

Abad explicó que en la ciudad se registrarán más de 944.000 viajes, pues una persona utiliza un bus para ir a su trabajo y otro para regresar a su domicilio.

El funcionario señaló, además, que para solventar esta demanda operarán 1.208 buses urbanos y el 30% de los articulados de la Empresa Metropolitana de Pasajeros.

Para Abad es imprescindible que exista transporte institucional para disminuir el número de personas que se movilizan en transporte público, además de establecer “horarios escalonados de ingreso a las actividades laborables”.

La Secretaría de Movilidad propone que los horarios se manejen de la siguiente forma:

  • Sector industrial: 06:00-07:30
  • Sector público: 08:00-08:30
  • Sector comercial: 09:00-09:30
  • Sector de servicios. 10:00-10:30

Tarifa cero

El Municipio de Quito plantea que, mientras rija la declaratoria de emergencia, el transporte público tenga una tarifa cero.

El alcalde de la ciudad, Jorge Yunda, dijo que el objetivo es evitar el contacto directo entre los usuarios con quienes cobran el pasaje, así como el intercambio de billetes y monedas.

El Municipio tiene previsto un presupuesto de USD 21 millones (vía compensación) para este rubro. Abad explica que si los estudios de la Secretaría de Movilidad se cumplen, la cifra podrá ser utilizada por un período de 105 días.

Sin embargo, si la la demanda de pasajeros obliga a poner en circulación todas las unidades, ese monto solo podría durar 45 días.

Más ciclovías

La Secretaría de Movilidad también tiene previsto ampliar las rutas de la ciclovía en 18 ejes (62,7 kilómetros) para que sirvan como una alternativa de movilidad.

Abad explicó que, incluso, se piensa en que el ‘ciclopaseo’ sea permanente mientras esté en vigencia la emergencia sanitaria. “El uso de la bicicleta se ha incrementado en un 800% y creemos que pueda llegar al 1.000%”, dijo.

Funcionarios del Municipio de Quito señalizan rutas de ciclovía el 27 de abril de 2020 durante la pandemia del coronavirus.

Funcionarios del Municipio de Quito señalizan rutas de ciclovía el 27 de abril de 2020 durante la pandemia del coronavirus. cortesía Municipio de Quito

¿Qué dicen los transportistas?

El presidente de la Asociación de Empresas de Transporte Urbano de Quito, Jorge Yánez, dijo que la demanda de pasajeros permitirá que el 40% de buses urbanos (1.200) opere mientras la ciudad se encuentre en semáforo amarillo.

Además, señaló que la Secretaría de Movilidad se comprometió a compensar con USD 200 diarios a los propietarios de las unidades de transporte, aunque considera que la cifra es inferior a la que recibían antes de la declaratoria de emergencia.

Sobre la desinfección de las unidades, Yánez dijo que el Municipio será el encargado de realizar este proceso ya que “cuenta con técnicos que conocen el manejos de los insumos”.

Noticias relacionadas