Vecinos del barrio Manuelita Sáenz se niegan a ir a un albergue

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

7 Jun 2022 - 13:15

Una retroexcavadora del Municipio de Quito realiza tareas de limpieza en el barrio Manuelita Sáenz, en el sur de Quito, el 7 de junio de 2022. - Foto: Jonathan Machado / Primicias

Vecinos del barrio Manuelita Sáenz se niegan a ir a un albergue

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

7 Jun 2022 - 13:25

El Municipio de Quito habilitó un albergue en la Administración Zonal Quitumbe para que los damnificados se resguarden mientras duran las inspecciones en las viviendas.

La mañana del martes 7 de junio de 2022, dos retroexcavadoras y dos volquetas del Municipio de Quito llegaron hasta el barrio Manuelita Sáenz (suroccidente de Quito), para limpiar los escombros que dejó el deslizamiento ocurrido la víspera a causa de las fuertes lluvias.

Los más de 400 metros cúbicos de tierra y lodo que cayeron desde la montaña provocaron importantes daños en tres casas en las que habitan 36 personas, integrantes de nueve familias. Además, hay más de 20 viviendas en riesgo ante un nuevo deslizamiento.

No se reportaron víctimas, ni heridos en este deslave ocurrido en el barrio Manuelita Sáenz, ubicado al pie de la montaña que se deslizó. Sin embargo, el riesgo se mantiene, pues las lluvias continúan.

Desde la noche del 6 de junio se habilitó un albergue en la Administración Zonal Quitumbe para que los damnificados se resguarden mientras duran las inspecciones en las viviendas y en la montaña, explicó el coordinador de la Dirección de Gestión de Riesgos, Gabriel Morocho.

Sin embargo, “las personas prefieren quedarse en sus casas por miedo a que sus pertenencias y animales sean robadas”, explica el funcionario. Morocho agregó que las tareas de limpieza de las casas y calles de la zona se mantendrán durante todo el día.

En el transcurso del día, el Municipio de Quito espera emitir un informe más amplio sobre lo ocurrido en el barrio Manuelita Sáenz.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas