Martes, 25 de junio de 2024

Cuenca-Molleturo, la carretera inviable para la que buscan alternativas

Autor:

Jackeline Beltrán

Actualizada:

13 Dic 2022 - 5:28

Los cierres son frecuentes en la principal vía que une a Cuenca con Guayaquil. Una intervención completa demandaría inversiones del orden de los USD 40 millones.

Autor: Jackeline Beltrán

Actualizada:

13 Dic 2022 - 5:28

Personal del Ministerio de Obras Públicas rellena la calzada en el kilómetro 7 de la vía Cuenca-Molleturo-El Empalme. - Foto: Jackeline Beltrán, Primicias

Los cierres son frecuentes en la principal vía que une a Cuenca con Guayaquil. Una intervención completa demandaría inversiones del orden de los USD 40 millones.

En el kilómetro siete de la vía Cuenca-Molleturo-El Empalme, los vehículos bajan la velocidad para atravesar el estrecho carril que restó después del último derrumbe que se llevó la mitad de la calzada. 

Ese viernes 9 de diciembre, un sistema de alcantarillado colapsó y agravó el daño que ya existía en este tramo de la vía, ubicado en la parroquia Sayausí.

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas ejecuta obras en la vía, que son parte de una declaratoria de emergencia tras una serie de aluviones ocurridos en marzo de 2022.

Durante el fin de semana esta arteria vial estuvo completamente cerrada a la circulación vehicular.

Decenas de personas hicieron trasbordos y caminaron para poder llegar a su destino. El Ministerio de Transporte logró habilitar un carril la noche del domingo, pero el paso es controlado.

Según el subsecretario regional de Transporte y Obras Públicas, Luis Mario Barsallo, la meta es tener la vía arreglada antes de los feriados de Navidad y Fin de Año. 

Una carretera llena de puntos críticos

Pero ese no es el único problema de la vía Cuenca-Molleturo-El Empalme. Los cierres son frecuentes por derrumbes y el Ministerio de Transporte y Obras Públicas ha identificado varios puntos críticos que necesitan atención.

Un ejemplo es lo que ocurre en el kilómetro 49, donde un talud de 150 metros empezó a desprenderse en agosto de 2021, provocando frecuentes cierres de la vía.

En marzo de 2022, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas inició los trabajos para estabilizar la montaña.

El 9 de diciembre, la institución habilitó una variante que permitirá el paso únicamente a vehículos livianos durante el tiempo que tome concluir la obra completa. El Ministerio destinó USD 7,5 millones para esos trabajos.

También hay problemas en los taludes de los kilómetros 27, 66, 72, 90.

A lo que se suman los problemas en el tramo del kilómetro 7 al 16, donde ocurrieron los aluviones de marzo y que corren riesgo de deslizamientos en época de lluvias. 

Arreglos millonarios

La vía Cuenca-Molleturo-El Empalme tiene 119 kilómetros y una geografía desafiante, con zonas de erosión avanzada.

Su construcción data de hace 30 años y hace una década ya hubo una primera intervención completa que costó USD 68,7 millones.

En la actualidad, para atender todos los puntos críticos y dejar a la vía "en buenas condiciones" se requieren hasta USD 40 millones, asegura Luis Mario Barsallo.

Barzallo añade que eso, sin contar con otras zonas inestables que a futuro pueden causar problemas.

El Ministerio de Transporte ofreció elaborar un estudio integral de toda la carretera, incluyendo los taludes, para conocer las obras que necesita la vía, pero esa oferta no se cumplió. Los estudios cuestan unos USD 1,8 millones.

Por el alto costo que tiene la intervención en esta carretera, el anterior ministro de Transporte y Obras Públicas, Marcelo Cabrera, planteó la opción de concesionar la vía a la empresa privada.

La propuesta que el Ministerio de Transporte y el sector privado respaldan es la construcción de una nueva carretera Cuenca-Guayaquil.

"Creemos que esa nueva ruta es necesaria y se están elaborando los términos de referencia para contratar los estudios de prefactibilidad", dice Barsallo.

Las cámaras de la producción de Cuenca asumirán los costos de estos estudios de prefactibilidad, pero piden al Gobierno que considere el proyecto como candidato para una alianza público privada.