“Pensé que nunca me contagiaría”, admite un joven con VIH

Sociedad

Autor:

Emerson Rubio

Actualizada:

24 Nov 2022 - 5:25

David cuenta desde su casa que el apoyo emocional lo ha ayudado a sobrellevar la infección. - Foto: Emerson Rubio / PRIMICIAS

“Pensé que nunca me contagiaría”, admite un joven con VIH

Autor:

Emerson Rubio

Actualizada:

25 Nov 2022 - 9:24

En Ecuador, la Corporación Kimirina realiza una campaña para que todos puedan acceder a los test de manera gratuita. Entre el lunes 21 y el domingo 27 de noviembre es la ‘Semana Internacional de la Prueba’ para detectar VIH.

“Me deprimí muchísimo. No sabía qué iba a hacer”, detalla David R., un quiteño de 30 años que vive con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) desde 2020.

El 7 de agosto de ese año, David sufrió un robo en su casa, luego de que una persona a la que había invitado para tomar unas cervezas lo drogara. Fue una cita fallida.

Tres semanas después, él decidió someterse por seguridad a exámenes de sangre, que incluían una prueba de VIH, en un laboratorio privado. Pagó USD 50 y salió positivo para el virus.

Dice David que entró en “modo negación”, un mecanismo de defensa psicológica, así que recurrió a otros dos laboratorios para confirmar. Pero los resultados no variaron. Él estaba infectado.

Dos años después, David cuenta cómo se ha enfrentado a este virus y la importancia de la detección temprana, en la ‘Semana Internacional de la Prueba’.

“Pensaba en el dinero”

No sabe dónde ni cuándo se contagió. Pero lo más probable es que David ya tenía el virus antes de que sufriera el robo, pues las pruebas pueden detectar el VIH solo 21 días después de la exposición. A este se le denomina el periodo de ventana.

“Nunca me hubiese hecho la prueba si no era por el robo”.

David R., persona con VIH.

Él había visto documentales y leído información sobre el VIH y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA). Sabía que contagiarse ya no es una “sentencia de muerte”, como hace 30 años, cuando no había tratamientos específicos.

Sin embargo, “pensaba en el dinero” y cuánto le costarían los medicamentos.

Entonces, recordó que en el país existe Kimirina, una corporación que hace pruebas de VIH gratuitas y, si el resultado es positivo, ayuda a vincular al paciente al sistema público de salud.

Acudió. Le hicieron un nuevo test rápido y lo derivaron al Ministerio de Salud Pública (MSP).

Cada año se registran en Ecuador unos 3.000 nuevos pacientes con VIH.

Ministerio de Salud.

Pasó cuatro meses sin tratamiento debido a la pandemia hasta que tuvo su primera cita, en enero de 2021, en la Unidad de Atención Integral (UAI) del Hospital Docente de Calderón.

En estos puntos, las personas pueden acceder a tratamientos gratuitos para el VIH. Según la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), no importa la nacionalidad o si tienen o no documentos regulares.

En hospitales del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), como el Teodoro Maldonado Carbo en Guayaquil, se han reportado falta de insumos para una atención adecuada a pacientes infectados.

David cuenta cómo ha enfrentado al VIH.

David cuenta cómo ha enfrentado al VIH.  Emerson Rubio / PRIMICIAS

David cuenta que en la UAI dan asistencia psicológica. Hay trabajo social, revisión médica y además se entrega la medicación. Aunque él asegura que no ha tenido cita con un psicólogo. “Si no hay soporte emocional, se agrava la situación”.

Logró enfrentar el virus emocionalmente con el apoyo de su familia, novio, amigos y hasta su mascota. También cambió su rutina e ingresó a un trabajo que disfruta y que le da tiempo de asistir cada mes a la cita médica.

También se vinculó al Grupo de Apoyo Ecuador Positivo, en el que los pacientes intercambian historias, reciben información de ofertas laborales y de los puntos donde hay antirretrovirales.

Una pastilla diaria de por vida

David, quien estudió Relaciones Internacionales, empezó a tomar la medicación a inicios de 2021. Una pastilla diaria. El frasco gratuito que le entregan en el Hospital Docente de Calderón contiene 30 tabletas y en el mercado costaría, dice, USD 190.

Pero no solo es la medicación, que hasta ahora no le ha faltado, afirma. Él cambió su estilo de vida. Antes se “metía drogas por la nariz”, bebía alcohol, no comía bien, ni dormía.

David R. toma una pastilla por día debido a su tratamiento antirretroviral.

David R. toma una pastilla por día debido a su tratamiento antirretroviral.  Emerson Rubio / PRIMICIAS

Dejó atrás esos “malos hábitos”. Y con el tratamiento, a los seis meses logró que su carga viral fuera indetectable, intransmisible y que sus defensas aumentaran.

Eso significa que ya no es contagioso y eso ha vuelto su vida más llevadera. Si alguien lo rechaza por tener VIH, ya no le preocupa. Actualmente, su novio es médico.

David, además, ayuda en sus redes sociales a quienes le preguntan acerca del virus.

La prueba, la herramienta primordial

"Pensé que nunca me contagiaría de VIH. O si tenía, prefería no saberlo", dice David.

La gente no se hace la prueba por miedo, pero desconoce que mientras más rápido sea el diagnóstico es mejor para frenar la carga viral y para que "el sistema inmunológico no se dañe", dice Jimmy Medina, coordinador comunitario de la Corporación Kimirina.

Desde el 21 al 28 de noviembre de 2022, esta entidad junto a Coalición Plus realizarán pruebas rápidas gratuitas sin cita para que las personas conozcan su estado serológico.

"El objetivo es mejorar el acceso a pruebas, a que la gente pierda el miedo".

Jimmy Medina, coordinador comunitario de Kimirina.

Medina cuenta que esta es la tercera edición del programa 'Semana Internacional de la Prueba' en Ecuador. Aspiran realizar, al menos, 1.600 test.

Apuntan, sobre todo, a las poblaciones vulnerables, como hombres que tienen sexo con hombres (HSH), mujeres trans, trabajadoras sexuales y migrantes.

Para quienes están en riesgo, Medina explica que existe la PREP (profilaxis pre-exposición), medicación diaria, que se receta con acompañamiento médico y que impide que la persona se infecte de VIH.

También hay PEP (profilaxis postexposición), que se receta a quienes estuvieron expuestos y acuden al tratamiento antes de las 72 horas. Según Medina, "son efectivos, ya que lo sustenta la evidencia científica".

A un ciudadano le toman una muestra de sangre en la Corporación Kimirina, el 22 de noviembre de 2022.

A un ciudadano le toman una muestra de sangre en la Corporación Kimirina, el 22 de noviembre de 2022.  Emerson Rubio / PRIMICIAS

Estas estrategias son esenciales para frenar la epidemia del VIH, agrega el coordinador. Sin embargo, reconoce que por la falta de recursos se ha descuidado el tema. "Eso pasa en todo el mundo", dice.

En las jornadas de tamizaje en Kimirina, que se extienden de 09:00 a 17:00, la toma de sangre y la entrega de resultados no tarda más de 30 minutos. Además, en este programa también realizan la prueba gratuita de hepatitis B y C y de sifilis.

Estos exámenes se harán en Quito, Guayaquil, Esmeraldas, Machala, Portoviejo, Santa Elena y Santo Domingo.

Quienes deseen realizarse las pruebas pueden acudir a las oficinas de Kimirina, en la calle Andrés Xaura N24-170, entre Mariscal Foch y Lizardo García. O pueden contactarse a los números de teléfono: 096 109 1497 o 022 500 969.

Noticias relacionadas